Consumen alcohol y drogas para tener mejores relaciones sexuales

Según un estudio llevado a cabo en Europa con más de 1.300 jóvenes de entre 16 y 35 años, los adolescentes y adultos jóvenes consumen alcohol y drogas con el propósito de tener mejores relaciones sexuales.

La investigación -publicada en la revista online BMC Public Health- afirma que 35% de los hombres estudiados y 25% de las mujeres toman alcohol para incrementar sus posibilidades de tener relaciones sexuales.

Asimismo consumen intencionalmente cocaína, éxtasis y marihuana para mejorar o prolongar el placer sexual durante el acto.

El estudio, llevado a cabo por expertos en salud pública y sociología del Instituto Europeo de Estudios de Prevención (IREFREA) en nueve ciudades europeas, encontró "sorprendentes similitudes" en todos los países analizados.

"Lo hemos denominado 'modelo hegemónico de diversión' y es algo que se está imponiendo en todos los países occidentales", le dijo a BBC Ciencia el psiquiatra español Amador Calafat, uno de los autores del estudio.

"Porque es claro que los jóvenes actualmente ven en las drogas un producto más que está a su alcance para utilizarlo para su propio beneficio, en este caso la cuestión sexual".

Los jóvenes participantes, que socializaban regularmente en clubes y bares nocturnos, completaron cuestionarios anónimos. Los resultados mostraron que virtualmente todos los participantes bebían o habían bebido alcohol y habían tomado su primer bebida cuando tenían 14 o 15 años.

Además, 75% de los encuestados habían probado o consumían marihuana, mientras que 30% había probado o usaba éxtasis o cocaína.

Según los investigadores, "en general, el alcohol es la sustancia más utilizada por los jóvenes para facilitar un encuentro sexual". "Mientras que es más probable que la cocaína o la marihuana se usen para aumentar las sensaciones y el placer sexual".

Lo más preocupante, afirman los autores, es que bajo la influencia del alcohol o las drogas, los jóvenes están más en riesgo de tener relaciones sexuales sin protección.

Los resultados mostraron que los participantes que se habían emborrachado en las cuatro semanas anteriores incrementaron sus posibilidades de tener cinco o más parejas sexuales y relaciones sin usar un condón. Y el uso de marihuana, cocaína y éxtasis también mostró las mismas consecuencias.

Se sabe que el uso de alcohol y drogas está relacionado a la conducta sexual riesgosa. Pero este estudio, dicen los investigadores, muestra que muchos jóvenes están bebiendo o tomando drogas "estratégicamente" para mejorar su vida sexual.

"Lo más sorprendente -afirma el doctor Calafat- es la facilidad de los jóvenes para integrar en sus vidas las drogas como un hecho normal".

"Y la forma como esta asociación droga-sexo está vinculada a conductas de riesgo, que no sólo son de tipo sexual sino también de violencia", señala el experto.

La investigación reveló -en todos los países- que el consumo de alcohol y drogas en edad temprana estaba estrechamente vinculado al haber tenido relaciones sexuales antes de los 16 años, en particular las niñas.

Aunque el estudio mostró variaciones en la popularidad de distintas drogas entre los países, más de 25% de los jóvenes que consumían cocaína dijeron que la utilizaban para prolongar el acto sexual.

Tal como señala Amador Calafat "la actividad sexual acompañada por el uso de sustancias no es algo fortuito". "Y a menudo las estrategias de salud sexual se manejan separadamente de las estrategias de abuso de sustancias", agrega.

"Pero es claro que los jóvenes ven el alcohol, las drogas y el sexo como parte de la misma experiencia social y por lo tanto se necesita dirigir ambas estrategias de manera conjunta".
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 17:17
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 17:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'