Detuvieron a dos hermanos acusados de descuartizar a una joven en un ritual

Una mujer y su hermano fueron detenidos esta mañana en el barrio porteño de Villa Lugano, acusados de haber torturado, asesinado y descuartizado durante un presunto ritual a una joven peruana, en febrero de 2007, cuyo cadáver fue hallado dentro de una valija en el Riachuelo seis meses después.

Los voceros indicaron a Noticias Argentinas que las detenciones se llevaron a cabo alrededor de las 6:30 de hoy en el quinto piso del edificio escalera 36, Torre A, de las calles Montiel y 2 de Abril, en el denominado barrio Piedrabuena de esta cpaital.

La investigación de la División Homicidios de la Superintendencia de Investigaciones Federales permitió concretar la aprensión de una mujer y su hermano, acusados del crimen de Vanesa Bernardita Giunta, de 27 años.

Fuentes de la pesquisa revelaron a Noticias Argentinas que el desenlace de este episodio se produjo gracias a la declaración de una menor de edad que habría presenciado el brutal asesinato ocurrido en febrero de 2007.

Según explicó en su declaración la pequeña, el episodio se produjo a raíz de una sesión espiritual en la que la mujer ahora detenida recibió "la comunicación" de que la joven peruana concubina de su hijo lo estaba "engañando" con otro hombre.

Fue así que la mujer, junto con otros dos hombres que serían su hermano y su concubino, torturó a Vanesa dentro de una habitación de su departamento para que confesara su "otra" relación introduciéndole una cuchara caliente en la boca, según detallaron las fuentes.

Luego, la rociaron con combustible y la prendieron fuego, provocándole heridas que la dejaron en muy grave estado y al borde de la muerte.

Finalmente, los acusados -siempre según la declaración de la menor- llevaron a Giunta hasta la cocina y la golpearon en la cabeza con un objeto contundente frente a los pequeños hijos de la víctima.

No conformes con el crimen, los detenidos tomaron una sierra y un serrucho con los que cortaron los dedos de las extremidades de la joven peruana, a quien además le quitaron las piezas dentales para evitar que fuera identificada.

Con los mismos elementos descuartizaron a la chica, cubrieron los trozos con cal y la introdujeron en una valija junto con un osito de peluche perteneciente a la menor que declaró como testigo en la causa y que reveló no saber lo que sucedió con ese bulto.

Fue así como en agosto de 2007, la Prefectura encontró el cadáver descuartizado de la joven dentro de una valija que flotaba en las aguas del Riachuelo a la altura de la localidad bonaerense de Dock Sud.

Los restos fueron encontrados cerca de unos contenedores ubicados al costado de la Isla Maciel, a la vera del Riachuelo, bajo el puente de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Los trozos del cadáver se encontraban en avanzado estado de descomposición, por lo que fue difícil establecer la identidad de la víctima, ya que tampoco tenía sus dedos y dientes.

Uno de los elementos que permitió saber de quién se trataba fue el hallazgo del osito de peluche perteneciente a la menor.  Los investigadores ataron cabos y llegaron hasta el departamento de la mujer ubicado en el barrio Piedrabuena, donde finalmente detuvieron a la imputada y a su hermano, que ya habían sido acusados por los vecinos de vender drogas.

Los detenidos quedaron en manos del juzgado en lo Criminal número 48 porteño, a cargo de Alicia Iermini, junto con la Secretaría 45 de Néstor Pantano.
Opiniones (0)
24 de octubre de 2017 | 05:41
1
ERROR
24 de octubre de 2017 | 05:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017