"Cocineros Argentinos": cinco años de comida como cultura

Ximena Sáenz y Juan Ferrara, dos de los secuaces de Guillermo Calabrese en “Cocineros Argentinos”, el programa gastronómico que acaba de iniciar su quinta temporada en los mediodías de La TV Pública, llamaron a recuperar el patrimonio de recetas federales porque son “parte ineludible de la cultura del país”.

"Canal 7 llega a los lugares más recónditos de nuestro territorio y contar qué cosas se comen en los distintos puntos de la Argentina también es una forma de enseñar cultura a través de la gastronomía”, explicó a Télam Juan Ferrara.

Y su compañera Ximena Sáenz añadió: “Lo que sentimos cuando empezamos a viajar por el país es que está mal difundida la gastronomía argentina que, generalmente, se agota en el locro, la humita, el tamal y la empanada”.

“Hay miles de recetas que conocimos viajando y que nunca en mi vida había escuchado hablar, que para los lugareños es algo de todos los días y fue lindo entrar en sus cocinas y poder difundirlas”, agregó Sáenz a poco de terminar un programa dedicado íntegramente a los distintos usos de la papa.

Y qué mejor ejemplo de la argentinidad más acabada que ese tubérculo capaz de completar un asado, protagonizar un locro o darle cuerpo a un tamal con sabores tan disímiles como preparaciones se quieran lo largo y ancho del país.



“Lo que sentimos cuando empezamos a viajar por el país es que está mal difundida la gastronomía argentina". Ximena Sáenz

Será entonces por ese sabor tan familiar e innegablemente tentador, que entrar al Estudio 3 de Canal 7 supone un esfuerzo sobrehumano por no abalanzarse, en forma indigna e irracional,  sobre los prolijos platos con papas en sus versiones fritas, asadas, horneadas o aplastadas como puré, preparadas para mostrar al final del programa.

Porque de 11 a 13, de lunes a sábados, ese galpón ubicado sobre la intersección de Libertador y Tagle se convierte en verdadero paraíso fiscal de calorías, donde tortas, carnes, postres, pastas y frituras se pasean obscenamente dejando un halo que, si la gula tuviese un olor, probablemente olería como eso.

Pero haciendo un esfuerzo por serenarse y atender a las enseñanzas que en cámara profiere el extrovertido señor Calabrese, descubrimos que la vulgaridad de la papa es capaz de desvanecerse con nombres como “Allumettes”, “Mignonnettes”, “Pont-Neuf”  o “Paillé”, dependiendo del espesor en que se corten los bastones.

“Este programa nació con la idea de cocinar con lo que sabemos que está en la heladera promedio de los argentinos, porque en muchos programas el foco estaba puesto en usar productos extrañísimos que nadie podía probar hacer en su casa”, explicó Ximena mientras personal del canal desmantela la colorida cocina que se ve en el aire.

Y el impacto de la fórmula que de lunes a viernes de 11 a 13 y también los domingos de 14 a 15.30 puede verse por el Siete, tiene además su correlato en papel con la cuarta edición del libro “Cocineros Argentinos, las mejores recetas de la tele en tu mesa”.

El volumen, que será presentado el sábado próximo desde las 20.30 en el Salón Victoria Ocampo del Pabellón Blanco de La Rural, en el marco de La Feria del Libro, actualmente lleva más de 25.000 ejemplares vendidos.

Pero porque además, el elenco de cocineros que completa Juan Braceli y que secunda a quien fue el histórico adlátere del Gato Dumas, apuesta a una carta de platos populares, que medie entre el festival de triglicéridos que proponía Doña Petrona y los escuálidos platos que la modernidad trajo bajo el seudónimo de “cocina fusión”.

“La gente quiere comer más sano y eso va de la mano con la comida casera y el pedir menos `delivery`”, explicó Juan y su partenaire agregó que “ahora hay más información sobre los alimentos”.

“En la época de Petrona no había mucha información sobre colesterol, grasas trans y ahora a la hora de cocinar esas cosas las tenés contempladas y todos sabemos mejor qué es lo que estamos comiendo, somos más conscientes”, concluyó Sáenz mientras ofrece a tontas y locas una abultada bandeja de “cup cackes”.

“Lo que va cambiando es que la gente quiere comer más sano y eso va de la mano con volver a lo casero, a saber qué tiene la comida, qué estamos comiendo y recuperar ese gustito incomparable que tienen las recetas hechas en casa”, concluyó el cocinero a punto de emprender una nueva y tentadora preparación.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (2)
4 de Diciembre de 2016|23:03
3
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. IMBANCABLES!! Sobre todo el gordo impresentable ese.
    2
  2. ¡Vivos - tontos! Entraron en el hábito de que la gente se acostumbre a verlos, como a Fracella y en la desgracia de cansarse de verlos, desde que a toda hora y cualquier día están en la pantalla.- ¡Son un plomo!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016