Piden justicia por nena que murió tras ser atropellada
Un hombre comenzará a ser juzgado por el "homicidio culposo" de Carla Calabria Martínez, una niña a la que atropelló y mató, cuando ésta iba rumbo a su escuela y se disponía a cruzar la avenida Yrigoyen, en Avellaneda.

El próximo 17 de mayo, en los Tribunales de Lomas de Zamora, un camionero será juzgado por el "homicidio culposo" de una niña, a la que atropelló y mató, en momentos en que la víctima iba rumbo a su escuela y se disponía a cruzar la avenida Hipólito Yrigoyen al 1500, en Avellaneda. 

Esta semana se van a cumplir dos años del trágico episodio y una vez más, familiares y vecinos de Carla Calabria Martínez se movilizarán para recordarla y reclamar que "de una vez por todas, se haga justicia". 

"Como muchos de los asesinatos que ocurren en hechos de tránsito se trató de algo evitable, pero este tipo dobló sin mirar, la arrastró varios metros y la aplastó. Nunca frenó y lo tuvo que parar la gente. Por eso, queremos que durante el juicio se le apliquen todos los agravantes para la conducta criminal que tuvo para con mi nietita. Nada de condenas excarcelables, sobre todo por lo sucedido después, cuando lo liberaron y se fugó a Paraguay", señaló Esther Pellejero, la abuela de Carla Calabria Martínez, de apenas 10 años, cuando falleció en el mediodía del 25 de abril de 2011, publicó Diario Popular

Este jueves, a las 18, desde la Escuela Nro. 28, en la que la niña cursaba 6to. grado, su familia, acompañada por amigos, vecinos y representantes de organizaciones sociales, marchará hasta la esquina de Casacuberta e Hipólito Yrigoyen para manifestarse, demandando que Luis Alberto Velázquez Ayala (el chofer de nacionalidad paraguaya) "pague con pena de prisión, ya que no la atropelló la asesinó". 

Allí donde una placa y una estrella amarilla se instalaron en memoria de Carlita se desarrollará el acto, al cumplirse el segundo aniversario de su muerte. "Hemos luchado para que sea considerado como un homicidio agravado y esperamos que haya una condena como corresponde. Podrán decir que hubo una conducta imprudente o negligente, pero para nosotros fue un asesinato. La llevó por delante, la arrastró durante varios metros y la piso con un camión que llevaba veinte toneladas de carga. Además, ni siquiera se detuvo, pretendió seguir y si bien estuvo detenido más de un mes, al largarlo le permitieron irse a su país, donde se mantuvo prófugo hasta que pudo ser localizado", expresó la mujer, quien junto a su esposo José Almeida, han encabezado el reclamo "para que se haga justicia".

Si bien ninguna sentencia podrá mitigar el dolor por la perdida de su nietita, Esther Pellejero aguarda que "durante el juicio se tengan en cuenta muchos de los agravantes que ocurrieron, como que quiso escaparse tras asesinar a Carla, que una vez que consiguió que lo liberaran se fue a Paraguay y allí permaneció once meses escondido, que le concedieron la prisión domiciliaria pese a todos los antecedentes contrarios cuando volvió al país. Velázquez Ayala tuvo tiene los derechos que él le quitó a una nena llena de vida". 

Entre los testigos que serán citados al debate, en su mayoría transeúntes que presenciaron el fatídico suceso, efectivos policiales y peritos, podría declarar, bajo el método de Cámara Gesell, la compañera de la víctima, con quien iba caminando a la escuela al momento de ser atropellada por el camión Volvo 420, en un testimonio que podría convertirse en vital.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
29 de Noviembre de 2014|04:13
1
ERROR
29 de Noviembre de 2014|04:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"