Diez cosas que no sabías de "Juego de Tronos"
Curiosidades de la serie basada en las novelas de George R.R. Martin, quien les contó el final de la historia a los productores por las dudas de que le pase algo.

Juegos de tronos, basada en la apasionante saga de George R.R. Martin "Canción de fuego y hielo", es una serie de fantasía cargada de realismo, de ecos de historia y de mitología, de fundamentos religiosos, y llega a ser un reflejo de la vida diaria donde a pesar de intentar tomar las decisiones correctas esto no implica que se obtengan siempre buenos resultados (el héroe no siempre vence).

Juego de Tronos, el primer libro de la saga, se publicó en 1996, y la saga completa constará de un total de siete novelas. Martin narra los acontecimientos desde los diferentes puntos de vista de sus personajes principales, para lo cual no duda en ser extremadamente minucioso en sus descripciones.

El estilo de Martin, duro y frío, ha enganchado a una generación de lectores que esperan con ansia cada nueva entrega (las cuales tardan en ocasiones más de cinco años en publicarse entre una y otra). Su exitosa versión televisiva, de que se acaba de confirmar una cuarta temporada, como no podía ser de otra modo, está repleta de curiosidades.

1. Para ponerle el nombre al primero de sus libros ("Canción de hielo y fuego"), Martin se inspiró en un poema de Robert Frost que dice así: "Unos dicen que el mundo terminará en fuego, otros dicen que en hielo. Por lo que he gustado del deseo, estoy con los partidarios del fuego. Pero si tuviera que sucumbir dos veces, creo saber bastante acerca del odio como para decir que en la destrucción el hielo también es poderoso. Y bastaría".

2. Como uno de sus maestros (JRR Tolkien), Martin tuvo que idear un nuevo léxico para los hombres caballo, aunque éste fue un pedido de HBO. Para la lengua dothraki, el experto en lingüística David Peterson creó un idioma y entregó más de 1.700 palabras antes de que la serie comenzara a filmarse, que luego se convirtieron en más de 3.000.

3. Jason Momoa (Khal Drogo) nació en Honolulu en 1979 y mide 1.93 m. En su prueba de admisión, realizó el haka, la danza de guerra maorí, para obtener el papel. Logró su cometido, pero no le gustan demasiado los caballos.

4. Talisa Maegyr -quien se casa en secreto con Robb Stark- es interpretada por Oona Chaplin, la nieta de la leyenda del cine Charles Chaplin.

5. Martin es un tipo precavido. Ante la "posibilidad" de que muriera, el escritor le reveló el final de la historia a los productores de la serie, cosa de que el Juego de Tronos no quede inconcluso.

6. La mayoría de los actores no han leído los libros de George R.R. Martin. Se van enterando de lo que les va a pasar a sus personajes a medida que tienen los libretos. En algunos casos como el de Maisie Williams es porque a la madre le parece que no es una historia para una chica de su edad.

7. Peter Dinklage fue la única opción de los productores para el papel de Tyrion, no hubo audiciones. Algo parecido pasó con Sean Bean, que también fue la primera opción para Ned Stark, pero se hicieron audiciones, por si rechazaba el papel.

8. Martin recibió como regalo huevos de dragón. Cuando se casó en 2011, el que diseñó esos objetos decidió darle un ejemplar como obsequio de bodas. Una idea bastante interesante, visto y considerando lo que ellos simbolizan en la serie.

9. Lena Headey (Cersei) y Peter Dinklage eran grandes amigos antes del programa, es más, Peter sugirió a Lena para el papel de la reina.

10. Jack Gleeson (Joffrey Lannister) recibió una carta de Martin que decía: "Felicidades por tu maravillosa interpretación, todos te odian". En algunas entrevistas el escritor aseguró que es notable la actuación de Glesson porque en realidad es un niño "dulce y bueno".

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (1)
2 de Octubre de 2014|07:24
2
ERROR
2 de Octubre de 2014|07:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
jon_snow22 de Abril de 2013|20:20
La última es muy buena ;D
1