Luc Montagnier, nuevo Doctor Honoris Causa de la UNCuyo

El reconocido médico y biólogo Luc Montagnier recibió de manos del decano de la facultad de Ciencias Médicas, Roberto Vallés, la máxima distinción que otorga la Universidad.

Premio Nobel de Medicina, en 2008, por el descubrimiento del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), Luc Montagnier, fue distinguido con el Doctorado Honoris Causa, en la mañana de hoy, en un acto que se desarrolló en el Aula Magna de la facultad de Derecho. El decano de Ciencias Médicas, Roberto Vallés, en representación del rector Arturo Somoza, entregó el diploma que acredita el título. El mismo reconoce sus méritos excepcionales y su destacada y extensa actuación en el ámbito académico-científico. Para el Consejo Superior de la UNCuyo sus contribuciones científicas son de gran relevancia para la humanidad.

Montagnier agradeció el reconocimiento, sobre todo por el hecho de que esa distinción pone en valor el tema por el que trabajó y al que dedicó su vida. El médico se refirió a la enfermedad del SIDA para la que todavía no hay una cura para su erradicación. Destacó la importancia de la investigación como la búsqueda para tratamiento y con ello la posibilidad de extenderse y trabajar con otros países para eliminarlo completamente.

En ese contexto, mencionó el problema de los medicamentos, debido a sus altos costos que impiden su acceso, sobre todo en los países de América Latina. Al respecto, subrayó la posibilidad de intentar producirlo en otros países: "Existen tratamientos que son bastante eficaces pero no se ha logrado erradicar el virus y existe todo un problema de acceso a la medicación para muchos pacientes". Agregó que "los medicamentos son cada vez más caros y es un problema que puede tener América Latina y Argentina", a lo que apuntó que se podría "intentar producirlos en algunos países que puedan llegar a lograrlo"

Por último y siguiendo esa línea, Montagnier habló sobre la investigación como un modelo para encontrar la cura de otras enfermedades. En ese sentido, mencionó que el equipo que conformó y que continúa en el trabajo de ese tema "podría extenderse a otros países e intentar lograr la cura y la erradicación de la enfermedad".

"Espero -concluyó- ver algún día la erradicación completa de la enfermedad. Y que esto sirva de modelo para encontrar la cura para otras epidemias que tienen el mismo valor de representación y es trabajo de las instituciones, como la UNCuyo, que puedan llevar a cabo el avance científico  en la búsqueda de una cura".

El decano de la facultad de Ciencias Médicas, Roberto Vallés,  explicó las razones que fundamentaron la entrega del Doctorado a Luc Montagnier, entre las que se destacan su contribución en el campo de su especialidad. A su vez, este título  busca reconocer sus méritos excepcionales y su destacada y extensa actuación en el ámbito académico-científico. Para el Consejo Superior de la UNCuyo sus contribuciones científicas son de gran relevancia para la humanidad.

Vallés se refirió al científico como una figura representativa por sus aportes a la humanidad y con ello mencionó el honor y la satisfacción que significa entregarle el máximo título que otorga la Universidad. "En el marco del homenaje a diferentes comunidades extranjeras que dispone la Organización  de Servicios Sociales Directos Empresarios (OSDE) y considerando que este año se honra la comunidad francesa, se resolvió reconocer y agradecer a una figura representativa de esa comunidad por  los aportes realizados a lo largo de la historia del país".

"Es un inmerso honor tener la posibilidad de otorgar el máximo título honorífico que la Universidad concede en reconocimiento a una trayectoria académica-científica y poder recibir en nuestros claustros a alguien que para quien habla es considerado uno de los visitantes más destacados a la Provincia y la UNCuyo", manifestó.

El decano se refirió a la epidemia del virus, su inicio y su continuidad en el tiempo. Sobre ese contexto puso en valor y reconoció la trayectoria de Luc Montagnier, quien dedica su vida a la investigación para el tratamiento de la enfermedad y su búsqueda por erradicarla completamente.

Previo al acto, el director de la obra social OSEP, Alberto Recabarren, le entregó una placa recordatoria a Montagnier en reconocimiento a su labor por la humanidad.

Luc Montagnier

Nació en Chabris, Francia, y estudió medicina en las Universidades de Poitiers y La Sorbona de París, en las que obtuvo sus títulos de licenciado y doctor en 1960.

Ese año, ingresó al Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de París y continuó su formación como médico investigador en el Reino Unido con el estudio de los mecanismos de replicación de los virus en el ácido ribonucleico (ARN), en el Medical Research Council de Carshalton, Londres, y posteriormente en el Instituto de Virología de Glasgow, Escocia.

En Francia, fue designado director de laboratorio en el Instituto del Radio de París -luego denominado Instituto Curie- y comenzó a estudiar los retrovirus, especialmente el del sarcoma de Rous.

En 1971 recibió el Premio Rosen de Oncología en reconocimiento por su trabajo en la batalla contra el cáncer y al año siguiente fue nombrado director de la recién creada Unidad de Oncología Viral del Instituto Pasteur.

En 1982 creó un equipo para investigar una nueva enfermedad, el llamado Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Este equipo logró en 1983 aislar y describir el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). A partir de ese descubrimiento, dedicó su vida a luchar contra esa enfermedad.

En 2008, junto con su colaboradora, Françoise Barré-Sinoussi, recibió el premio Nobel de Medicina por su descubrimiento.

En 1991, lo designaron director del nuevo departamento SIDA y Retrovirus del Instituto Pasteur y, en 1997, se trasladó a Estados Unidos como director del Centro de Biología Molecular y Celular en el Queens College de Nueva York.

Es, además, autor de numerosos libros y publicaciones, en especial relativos al SIDA y su prevención.

Recibió numerosas distinciones entre las que se pueden mencionar, además del Premio Nobel,, la de Caballero de la Legión de Honor Francesa (1984), Orden al Mérito Nacional (1985), Premios Lasker (1986), Gardiner (1987), de la Fundación Científica y Tecnológica de Japón (1988), el internacional Rey Faisal de Medicina (1993) y el Príncipe de Asturias de investigación científica y técnica (2000). Doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Habana, Cuba.

Otros Honoris Causa de la UNCuyo

Entre los escritores, científicos, gobernantes, artistas y destacadas personalidades honradas por la UNCuyo con el Doctorado Honoris Causa puede mencionarse a Mijail Gorbachov, Ricardo Lagos, Jorge Luis Borges, Luis Federico Leloir, Juan Draghi Lucero, Adolfo Pérez Esquivel, René Favaloro, Antonio Di Benedetto, Adolfo Bioy Casares, Mercedes Sosa, Gustavo Santaolalla, Helio Jaguaribe, Julio María Sanguinetti, Estela de Carlotto, Noé Jitrik, Eduardo Galeano, Evo Morales o Leonardo Favio, Baltasar Garzón y Luis Scaffati entre algunos de los más recientes.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|01:24
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|01:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016