El documental sobre Mercedes Sosa tuvo su estreno mundial en Panamá

"Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica" de Rodrigo Vila, recorre la vida de "La Negra" desde su infancia.

 "Mi voz ha sido un consuelo para mucha gente, pero no para mí", afirma la cantante argentina Mercedes Sosa en una de las últimas entrevistas que dio antes de morir y que forma parte del abundante material de archivo, en parte inédito, del que se nutre el documental "Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica" de Rodrigo Vila, que tuvo el domingo por la noche su estreno mundial en el Festival de Cine de Panamá (IFF Panamá).

Basado en una idea original de Fabián Matus, único hijo de la folclorista argentina, el film, que se estrena en Argentina el 6 de junio, recorre la vida de "La Negra" desde su humilde infancia sin juguetes en la provincia de Tucumán hasta su muerte el 4 de octubre de 2009, a los 74 años, sin evitar tocar temas espinosos como el maltrato al que la habría sometido su primer marido, Oscar Matus, hasta la profunda depresión que sufrió la cantante a fines de los 90 y por la que llegó a estar casi 15 días sin comer.

El encargado de conducir al espectador por las distintas estaciones de la vida de Sosa, dueña de una voz única que la llevó a triunfar con temas como "Gracias a la vida" o "La maza" en escenarios tan distantes de su patria como Alemania, Japón o Francia, es su propio hijo.

Fabián Matus asegura que hacer la película no fue parte de elaborar el duelo por la muerte de su madre. "No, no fue pensada como eso. Sí me ayudó a conocer un poquito más a la mamá y sus valores. Pero nació sobre todo como una necesidad de mantener vivo su legado y traducir a un lenguaje cinematográfico los motivos por los cuales Mercedes Sosa es Mercedes Sosa", dijo a dpa en Panamá.

A lo largo del documental, Matus no sólo entrevista a familiares y amigos de "La Negra", como sus hermanos, "Cacho" y "Chichí" Sosa o sus grandes amigas, la argentina Luz Casenave o la brasileña Flore Strozenberg, sino también a importantes figuras de la música y el espectáculo, muchos de los cuales actuaron junto a ella, como el cubano Pablo Milanés, los brasileños Chico Buarque y Milton Nascimento, el escocés David Byrne o los argentinos Fito Páez, Charly García, León Gieco y Víctor Heredia.

"La idea de que Fabián fuera el hilo conductor fue de la dirección, porque más que entrevistas, lo que se ve son diálogos, y creo que Fabián era la única persona que podía llegar a ciertos lugares a los que para otros, incluso yo, hubiera sido más difícil", dijo por su parte Vila.

Sin embargo, la mayoría de las veces es la misma cantante, a través de archivos de audio recuperados, quien va relatando su vida a lo largo del documental. El material fue proporcionado por familiares y amigos pero obtenido también gracias a una concienzuda búsqueda en archivos de TV, audio e incluso universidades no sólo de Argentina, sino también de Alemania, Francia, Italia, España, Estados Unidos, Brasil o Cuba.

No es esta la primera vez que Vila trabaja con la figura de "la voz de Latinoamérica", ya que fue él quien dirigió el documental "Cantora, un viaje íntimo", de 2009, basado en el registro de las grabaciones de estudio del último trabajo de Sosa, el disco doble "Cantora", en el que cantó junto a figuras como Shakira, Julieta Venegas o René Pérez de Calle 13.

"Yo nunca fui fan de Mercedes Sosa. Mi admiración surgió a posteriori", apuntó Vila. "No apoyo ni no apoyo su postura ideológica, pero uno no puede negar que es impresionante la carrera de esta mujer, que duró 50 años. Tiene una cantidad de grabaciones increíble y no hay ninguna que sea mala. Y luego tuvo ese plus político-ideológico que muchos artistas no tienen. Y esa es una mochila muy difícil de llevar".

El documental va y viene entre la carrera de Sosa -desde sus inicios como "cantora" a espaldas de sus padres o la creación del movimiento "Nuevo cancionero" hasta su éxito nacional e internacional-, su vida privada -sus parejas con Matus, el padre de su hijo, y con quien fuera su representante, Pocho Mazzitelli- y su compromiso político.

El material de archivo incluye fotos, cartas, audios y grabaciones de muchos de los momentos clave de su vida y su carrera, como aquella legendaria presentación en el festival de Cosquín, en 1965, cuando el foclorista Jorge Cafrune la subió al escenario en contra de la voluntad de la comisión organizadora, que no la quería por sus ideas políticas; la carta que le envió la organización de ultraderecha Triple A intimándola a abandonar el país; su polémico viaje a Cuba en 1974 o su legendario concierto en Buenos Aires en 1982, aún en dictadura, junto a músicos de rock como Charly García o León Gieco.

Parte de este material es inédito, como un audio casero en el que se la escucha cantando un tango junto a Astor Piazzola en casa de sus amigos José y Jacqueline Pons durante su exilio en París, o el de una joven Mercedes Sosa entonando la canción "La luna" al inicio de su carrera.

Uno de los momentos más conmovedores de la película es, sin embargo, cuando se escucha a Sosa confesar que sobre el escenario debía aparentar una seguridad que no tenía, lo cual confirmó su hijo Fabián.

"El mayor momento de felicidad de la mamá era toda la previa a la grabación del disco y los ensayos antes de los conciertos de la noche. El concierto no, el concierto la ponía muy nerviosa. Y sufría mucho con eso".

 

Fuente: Dpa.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 02:45
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 02:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial