Condenan a 18 años de cárcel a un policía violador

Un sargento de la policía bonaerense fue condenado hoy a 18 años de prisión por haber abusado sexualmente de dos hermanas de 17 y 19 años, y de otra chica de 15, luego de haber confesado los hechos ante el tribunal porteño que lo juzgó en una sola audiencia.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la condena recayó sobre Juan Carlos Ruiz (36), quien al momento de las violaciones prestaba servicios en la comisaría de la Mujer y de la Familia de San Isidro, donde se denuncian los delitos sexuales de esa zona, y tras ser detenido fue desafectado de la fuerza.

El fallo se conoció esta tarde tras un debate que había comenzado esta mañana a puerta cerradas ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 26 de esta Capital Federal.

El juicio se sustanció en el ámbito judicial porteño ya que, si bien los abusos fueron cometidos en el partido bonaerense de Ezeiza, las víctimas fueron abandonadas en esta Capital, por lo que en la pesquisa intervino también la Policía Federal, informó El Diario Argentino.

La audiencia comenzó a las 11, cuando el propio acusado pidió declarar y admitió su culpabilidad.

Alberto Linares, coordinador de la Unidad de Victimología del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, cuyo personal asistió a las chicas abusadas y sus familias, dijo a Télam que Ruíz relató los hechos "tal cual constan en la causa", pero que no dio una explicación clara sobre por qué los cometió.

"Fue como tratar de defender lo indefendible", indicó Linares.

Tras la confesión, el tribunal pasó a la etapa de alegatos, en la que el fiscal de juicio, Marcelo Saint Jean, pidió que el imputado sea condenado a 18 años de prisión.

Por su parte, la defensa del acusado solicitó que la pena sea de 8 años de cárcel por considerar que existían atenuantes.

Finalmente, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta las 14, cuando dio a conocer su veredicto condenatorio que coincidió con la solicitud de la fiscalía.

Tras conocerse el fallo, Carmen, la madre de una de las chicas abusadas, dijo estar satisfecha con la condena, aunque admitió que le "hubiera gustado que no salga más" de prisión.

"Espero lo peor, que se seque, que se muera en la cárcel", había dicho esta mañana la mujer a poco de comenzado el juicio.

Ruíz fue condenado por dos ataques sexuales, el primero de ellos contra dos hermanas de 17 y 19 años que el 2 de junio de 2008 fueron interceptadas por un hombre armado que las obligó a subir a su auto en la colectora de la autopista del Oeste, en Haedo.

El agresor llevó a las jóvenes hasta un descampado en Ezeiza donde las violó, tras lo cual las abandonó en la avenida General Paz, en el límite con la zona noroeste de la Capital Federal, donde las hermanas recibieron ayuda y fueron hospitalizadas.

Las víctimas contaron tras el hecho que el violador las obligó a subir a un Chevrolet Corsa tres puertas y arrancó por la Autopista del Oeste, donde pasó por un telepeaje.

Luego, se desvió por la avenida General Paz, tomó por la autopista Ricchieri hacia Ezeiza y pasó por un segundo telepeaje, tras lo cual llegaron hasta el descampado donde fueron violadas.

En base a los datos del camino aportados por las víctimas, los pesquisas obtuvieron las filmaciones de los telepeajes de las autopistas de ese día y lograron así individualizar el rodado empleado por el agresor, que pertenecía a su esposa.

Además las hermanas realizaron un identikit de su agresor, luego coincidente con el policía detenido.

La detención de Ruíz se llevó a cabo pocos días después de los ataques, cuando llegaba a la comisaría de la Mujer y la Familia, ubicada en Juncal 46, de la localidad de Martínez, en San Isidro, para cumplir su servicio diario.

Los efectivos de la Policía Federal llegaron hasta el lugar con una orden de detención firmada por la jueza de Instrucción porteña 25, Mirta Liliana López González.

Al momento de la detención, en poder del policía se secuestró su pistola reglamentaria y otra calibre 40.

En otro allanamiento realizado en su casa de Paso del Rey, en Moreno, en la que vivía con su pareja, se secuestró el Chevrolet Corsa tres puertas con el que trasladó a las chicas.

Luego, el policía quedó afectado a la causa por el abuso sexual en contra de la hija de Carmen, quien días antes había sido violada bajo el mismo modus operandis.

En ese caso, el agresor raptó a la chica en la Capital Federal, la obligó a subir a un Corsa, la llevó hasta un descampado de Ezeiza, la violó y la abandonó a un lado de la General Paz.
 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 04:23
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 04:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial