Reeditan una novela de aventuras de Juan Sasturain

En "Brooklyn y medio" el escritor toma elementos del cine, la televisión y el comic para configurar una historia llena de acción, suspenso y humor. Para primeros lectores.

La novela, publicada en 2002 por la editorial Norma de Bogotá y ahora reeditada por Sudamericana, narra el inesperado encuentro entre dos singulares personajes, Brooklyn Jackson, un basquetbolista retirado devenido en chofer de limusinas, y Martin, un adolescente que pasea perros y sueña con irse a Nueva York, quienes, sin darse cuenta, impiden un atentado terrorista y son elegidos para detectar a los agresores.
 
Con un espíritu aventurero que recuerda al universo de Chesterton, los protagonistas se meten de lleno en un mundo de intrigas, engaños, identidades falsas, persecuciones y mucha acción disparatada, todo narrado con un pulso cinematográfico que tiene mucho de la televisión animada de los años 80.
 
Juan Sasturain es autor de muchas obras, entre ellas, las novelas Manual de perdedores (1985), Arena en los zapatos (1988), Los sentidos del agua (1992),Los Galochas, Esa Gente Exagerada (2007), Pagaría por no verte (2008), y los volúmenes de relatos Zenitram (1996), La mujer ducha (2001) y El caso Yotivenko (2009).
 
Además, como guionista de historietas, publicó Perramus (1983) —junto al gran dibujante Alberto Breccia--, Perramus 2. El Alma de la CiudadAbrir Puertas,Perramus 3. La Isla del GuanacoPerramus 4. Diente por DienteVersiones y también dos libros de crónicas y reflexiones sobre fútbol, El día del arquero(1986) y Argentina en los Mundiales (2002).
 
"Nunca había escrito novelas pensadas originalmente para un lector joven —dice Sasturain en diálogo con Télam—. Estando en Barcelona, a finales de los 80, me encontré con una argentina que dirigía una colección de narrativa juvenil en Madrid y ella me ofreció escribir algo de ese estilo".
 
Y cuenta: "Así empecé a escribir este tipo de novelas. La primera fue Parecido S.A., que la escribí con mi hija Lola en brazos, en los 90, después vino Los dedos de Walt Disney, en esa misma línea: son novelas con una lengua neutra, ambientadas en alguna ciudad europea, donde los personajes centrales son adolescentes".
 
"Para esta novela —señala Sasturain—, lo primero que pensé fue en los personajes. Y, siguiendo un modelo «oesterheldiano», trabajé con elementos heterogéneos. La idea fue juntar un basquetbolista retirado, un negro de dos metros con algunos problemas de alcohol, que tiene un laburo ocasional de chofer en una embajada estadounidense, y a un chico de 14 años, un petiso paseador de perros".
 
Y continúa: "Con esos personajes ya construidos la idea fue armar una intriga linda, entretenida. Pero la novela se fue al carajo, es un quilombo en cuanto al desarrollo. Es absolutamente visual, tiene muchísimos personajes, enigmas, todo tipo de peripecias. Me divertí como loco al escribirla".
 
"Esta es una edición muy cuidada, muy linda, bastante diferente a la anterior, que tenía varios errores —explica el autor—. En esta se puede ver, desde la tapa, la proliferación que propone la novela. Se nota que no es intimista ni psicológica: es una novela de aventuras".
 
La novela, cuenta Sasturain, "está emparentada con otra de la misma época, no juvenil, que se llama La lucha continúa, se trata de un folletín que tiene la misma cosa enquilombada en la acción y la trama. Hasta hay un superhéroe y está claramente definida la lucha del bien contra el mal".
 
"La pasé muy bien escribiendo estas novelas —asegura el escritor—. Muchas veces recibo respuestas de los chicos sobre cómo terminan estas historias. Lo que pasa es que no suelen terminar demasiado bien. Hay cierto grado de ambigüedad, las cosas no son lo que parecen".
 
Sasturain sostiene: "Trabajo mucho desde los géneros narrativos. Me meto en el género y de ahí escribo. Esta literatura, pensada para la juventud, tiene como relación el uso de la lengua neutra. Pero son lecturas para todos, no solamente para los chicos, porque exigen el mismo esfuerzo. En definitiva, son las cosas que uno tiene ganas de leer".
 
"Esta novela cierra un ciclo junto a las otras que mencioné —explica Sasturain—. Todas tienen una continuidad de estilo que ya está terminado. Son bien de una época".

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|16:14
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|16:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016