Deportes

Simeone: "La elaboración no debe depender de un solo jugador"

El entrenador de River deberá presentar el jueves un equipo que sea capaz de aunar el juego vertical que distingue a su propuesta futbolística con la elaboración que faltó por completo frente a Boca, para mantener las chances con vistas al máximo objetivo del año, la Libertadores.

El Cholo sabe que un triunfo por la mínima diferencia depositará a su conjunto en los cuartos de final del certamen continental, gracias al gol que Radamel Falcao García convirtió en el Nuevo Gasómetro.

Lógicamente, la primera opción para garantizar generación de juego
es recurrir a un enganche clásico, es decir, a un mediocampista por delante de otros tres volantes y por detrás de dos delanteros, algo que Simeone no hará.

De todos modos, el técnico “millonario” tiene razón al sostener que la elaboración no debe depender de un solo jugador, sino que tiene que estar respaldada por el funcionamiento colectivo.

Por características, Diego Buonanotte es el enlace de River, enmascarado en una posición sobre el lateral izquierdo que limita su función creativa, pero que le permitirá, en este caso, aprovechar las espaldas de Diego Rivero, el volante “azulgrana” de mayor proyección.

El 4-2-3-1, el dibujo más utilizado por Simeone, debe respetarse porque llevó a River a la punta del Clausura y a esta instancia de la Copa Libertadores.

Pero la urgencia por conseguir la victoria deberá hacer elástico el sistema, a tal punto de colocar a Falcao en una misma línea con Sebastián Abreu en la mayor parte de los ataques.

Dos marcadores centrales frente a dos centrodelanteros quedarían mano a mano y propensos al error, mientras que si va solo Abreu, facilitaría la tarea a los zagueros “azulgranas”.

Ariel Ortega, más por su buen historial contra San Lorenzo y su experiencia que por buen rendimiento, aparece como el jugador con más chances de ocupar el sector derecho.

De mitad de cancha hacia atrás, si bien la presencia de dos atacantes de área como Gonzalo Bergessio y Andrés Silvera implicaría que se los marque correctamente con línea de tres (un defensor con cada delantero y el restante sobra), los zagueros de River no exhibieron rendimientos confiables como para arriesgarse a desproteger el ancho del campo.

La muy probable presencia de Andrés D’Alessandro entre los once iniciales de San Lorenzo hará seguramente que Simeone disponga el regreso de Oscar Ahumada, clave en la recuperación, sin desaprovechar la pegada de Matías Abelairas como complemento.

Las dificultades del ex Zaragoza para retroceder a posiciones defensivas (se volcará a la izquierda cuando River tenga la pelota) serán una invitación para las proyecciones de Paulo Ferrari y sus consiguientes diagonales.

Simeone se juega el año futbolístico al frente de River: la Copa Libertadores es lo único que quiere el pueblo “millonario”, tan cansado de acumular éxitos domésticos (pese a que lleva 4 años sin lograr títulos locales) como fastidioso por la reciente derrota en el superclásico.

Su desafío es presentar un conjunto que no confunda aceleración con apuro y elaboración con exceso de verticalidad, ni más ni menos que en el partido en el que está prohibido equivocarse.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|06:52
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|06:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016