Un pueblo chileno será evacuado a Argentina por la lluvia de cenizas

Se trata de un poblado de 500 habitantes que serán trasladados por Gendarmería Nacional hasta territorio argentino. La solicitud fue hecha por la presidente chilena Michelle Bachelet a Cristina Fernández de Kirchner.

La lluvia de cenizas, producto de la actividad del volcán Chaitén, continuaba provocando hoy estragos en la provincia de Chubut y zonas aledañas, por lo que todo un pueblo chileno será evacuado completamente hacia la Argentina en las próximas horas, operativo para el cual fue
convocada la Gendarmería Nacional.

Unos 500 chilenos del pequeño pueblo transcordillerano de Futaleufú llegarán hoy a territorio argentino para refugiarse hasta que la zona cercana al volcán deje de sufrir la incesante caída de restos volcánicos.

Voceros de Gendarmería Nacional dijeron a la prensa que la fuerza envió al menos ocho colectivos de gran porte para trasladar a las personas hacia la zona oeste de la provincia de Chubut.

El accionar de los efectivos fue autorizado por la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, tras un pedido de su par chilena, Michelle Bachelet, por el alerta máxima que rige en ese pueblo.    

Según las fuentes, Futaleufú tiene una población de 1.800 habitantes de los cuales sólo quedan unos 500 porque los otros decidieron autoevacuarse días atrás a casas que otros familiares tienen en territorio argentino.

Bachelet solicitó ayuda a la presidenta argentina debido a que Futaleufú –ubicada a 1.350 kilómetros de Santiago de Chile- está más cerca de ciudades argentinas que de poblados chilenos que puedan refugiar a los evacuados, por lo que la salida sería más rápida.

"La permanencia en el pueblo chileno es muy riesgosa para las personas debido a la gran cantidad de partículas volcánicas que hay en el aire. Cabe destacar que en el piso hay una capa de 12 centímetros de cenizas", dijeron efectivos de Gendarmería.

En tanto, autoridades del Futaleufú comentaron que los habitantes serán evacuados porque el riesgo para la salud se está elevando con el correr de las horas.

"La capa de cenizas en el suelo tiene 12 centímetros de espesor, pero ayer tenía más de 30. Las complicaciones surgieron por las partículas tóxicas que se respiran", explicaron.

La presidenta chilena estuvo ayer en el pueblo junto a un grupo de científicos estadounidenses que llegaron al país trasandino exclusivamente para hacer mediciones del aire y de las condiciones químicas de la ceniza.

Esos estudios científicos les permitirán determinar los riesgos a los que se enfrentan los pobladores de Futaleufú en caso de no querer abandonar momentáneamente sus hogares.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 17:12
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 17:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes