Las curiosas excentricidades de Tom Cruise

Por primera vez, el actor visita la Argentina para presentar su nueva película. Te contamos las excentricidades de un hombre polémico.

Tom Cruise está de visita en nuestro país por primera vez, promocionando su nueva película Oblivion: el tiempo del olvido. El actor vuelve a ser el centro de atención, como estuvo hace unos meses por su tan publicitado divorcio de Katie Holmes. ¿Será tan raro como aseguran algunas revistas? ¿La Cienciología le quemó la cabeza? El sitio Ahguapas hace un repaso por las rarezas más sorprendentes del actor hollywoodense.

- En 2010, Tom Cruise quería hacer un reality para demostrar que su familia era "normal". Al parecer, Tom era consciente de que la prensa trataba a Katie Holmes (en ese entonces su mujer) como un títere. Muchos pensaban que él le había hecho un "lavado de cerebro". En fin, el reality nunca se hizo, y a la larga, Katie Holmes le pidió el divorcio después de cinco años de matrimonio. Fuentes cercanas a la pareja aseguran que ella no habría aguantado la devoción que Cruise tiene por la Cienciología.

- Durante el rodaje de sus películas, Tom Cruise no permite que las personas del equipo técnico lo miren a los ojos. Es tan estricto con este punto que está estipulado en sus contratos.

- Dicen que los guardaespaldas lo acompañan a todos lados, ¡incluso al baño! Al parecer, los encargados de cuidarlo se toman el trabajo muy en serio. Asi que cuando Tom está haciendo sus necesidades, los custodios cuidan que nada le pase. ¿Tendrá miedo de que el papel higiénico sea una bomba encubierta?

- Antes de que naciera su hija Suri en 2006, Tom Cruise hizo público su antojo: comería la placenta y el cordón umbilical de su primogénita. "Creo que será muy rico. La placenta es muy nutritiva, asi que será algo bueno", dijo al respecto. Nunca se supo si en verdad lo hizo.

- Cuando Katie Holmes tuvo a Suri, el actor demandó que la sala de parto fuese toda blanca y totalmente silenciosa. De acuerdo a la Cienciología, los primeros ruidos que un bebé escucha pueden condicionar toda su vida, y Tom siguió esta máxima al pie de la letra. 

- Para aumentar sus aires de divo, Tom nunca lleva encima teléfono celular, reloj o billetera. Ni siquiera tiene abierta una cuenta propia de correo electrónico. Claro, es más cómodo que otros se encarguen de atender las llamadas, contestar los mails y pagar las compras. Si no, ¿para qué estan los asistentes?

- Su rostro sin arrugas ni signos de envejecimiento tienen un por qué: sólo bebe un agua mineral de los manantiales de Royal Desidee, situados al norte de Escocia. El actor cree que le ayuda a combatir el envejecimiento. Así sea verdad o no, la realidad es que Tom se ve fantástico a sus 50 años.
Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 03:47
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 03:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes