En España inventan un colchón con caja de seguridad
Un invento que haría furor en la Argentina en donde se han vuelto adictos a las cajas de seguridad y volver a guardar el dinero en casa.

El viejo refrán de guardar la plata en el colchón ahora se moderniza, porque ingeniosos españoles diseñaron colchones con caja fuerte incorporada. Así fue como la empresa Dess, en medio de la crisis económica que se vive en el país ibérico, sacó esta novedad con una slogan que dice: "Muy oportuno, tu dinero muy cerca de ti".

Ocurre que los españoles confían igual o menos en el sistema financiero que los argentinos. Acosados por el corralito que explotó en Chipre y de la sensación permanente de que cualquier medida puede ser aplicada, es que este colchón puede ser la solución.

Según la nota publicada en El Cronista, guardar el dinero en el colchón es una tradición, por lo cual sería el objeto ideal en este país.

Según los últimos datos publicados por el Indec, a fines de 2012 los argentinos acumularon ahorros en divisas por u$s 202.661 millones fuera del sistema financiero (bajo el cochón, en cajas de seguridad o en el exterior), casi el 50% del PBI. Esta suma significó un promedio por residente de u$s 4.653, con un incremento medio de u$s 250 por habitante en doce meses.

Un estudio de Bconomics estima que entre u$s 40 millones y u$s 50 millones de los ahorros de los residentes en moneda extranjera podrían estar atesorados en cajas de seguridad, un tipo de colchón bancario cuya demanda se incrementa cada año a pesar de los aumentos persistentes en sus costos. Considerando que existen alrededor de 700.000 cajas de seguridad en el sistema bancario, el ahorro promedio sería de u$s 57 millones, explica el informe.

El precio de las cajas de seguridad aumentó 15% en enero de 2013 y para hacer frente al ritmo inflacionario los bancos ya proyectan ajustes que podrían aplicarse en junio. En rigor, sobre sus valores actuales, que osclian entre los $ 3.000 y los $ 5.000 según su tamaño, las entidades prevén un aumento en torno al 10%. Con este segundo tramo de incrementos, el costo acumulado suma 25% en relación al 30% de inflación que estima el sector privado, con lo cual no está descartado que el ajuste sea mayor para mediados de año, sostuvo un analista en estricto off the record.

En tanto, la demanda de las cajas de seguridad se incrementa cada año e impone incluso listas de espera. Además, al no estar contempladas en el tope que fijó el Banco Central al aumento de las comisiones bancarias, las entidades financieras tienen margen para aplicar ajustes con mayor soltura.

A pesar de que las cajas no generan rentabilidad para los ahorristas, como la oferta en bancos es escasa y la demana creciente, sus costos seguirán en aumento, señaló Fernando Baer, director de Bconomics.

En este sentido, los activos del sector privado no financiero son el termómetro de la incertidumbre de la gente y la corrida hacia una moneda más fuerte, opinó Gustavo Perilli, director de AMF Economía. Por ejemplo, en lo que va del año, salieron del sistema $1400 millones en concepto de depósitos en dólares del sector privado, agregó.

Esta tendencia negativa tuvo su punto de inflexión en la agudización de los controles cambiarios, cuando en el transcurso de tres meses (mayo, junio y julio) de 2012 se fugaron $14.000 millones.

Según Baer, por cada dos pesos, uno se encuentra fuera del sistema financiero. La contracara de no tener una moneda doméstica confiable se traduce en todos los vericuetos en los que el sector privado coloca sus ahorros: cajas de seguridad, los bancos uruguayos o el colchón, finalizó.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
24 de Julio de 2014|17:01
1
ERROR
24 de Julio de 2014|17:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"