Exclusivo: mirá el desafío de los 200 CV

Pusimos a tres modelos de diferentes segmentos a correr en la pista ¿Qué tienen en común? Su gran potencia. Conocé la performance del VW Vento, Toyota 86 y Ford Ranger.

“Algo en común y que sea fuera de lo común”. Esta frase contiene dos premisas claras y sintetiza el punto de partida para la idea y la posterior realización de esta primera producción especial. El resultado fue juntar tres vehículos que tienen un nexo: su potencia, los 200 CV, pero que no pertenecen al mismo segmento ni tienen las mismas características.

Es por eso que reunimos a los protagonistas en el Autódromo de Baradero, donde dimos muchas vueltas a la pista de 1.555 metros, y comprobamos a fondo su diversidad y lo que ofreció cada uno.

 

Mirá las FICHAS TÉCNICAS y los PRECIOS de los tres protagonistas

LOS ACTORES Y SU DESEMPEÑO

TOYOTA 86. Es una coupé deportiva que tiene un motor Bóxer 2.0 de cuatro cilindros, doble sistema de inyección y 205 Nm de torque a 6.400 rpm. La versión que probamos es la FT Manual, con caja de seis velocidades.

Su rendimiento fue óptimo y se disfrutó probarla en la pista, en su ambiente “más natural”, donde se destacaron sus cambios cortos, su agarre y su pique para acelerar en la recta, todo, indefectiblemente a muchas revoluciones y con rebajes constantes.

FORD RANGER. Esta pick-up posee un motor turbo 3.2 litros de cinco cilindros, 470 Nm de torque a 1.750 rpm, tracción integral y una caja manual de seis velocidades.

Obviamente que el lugar elegido fue el más “hostil” para una chata, pero realmente le sobró paño al momento de probarla en el asfalto de Baradero. Teniendo en cuenta que es un vehículo de trabajo, gasolera, aprobó con creces y demostró que no solo el campo le sienta bien. Además fue el “vehículo oficial” de la prueba donde se utilizó, entre otras cosas, para transportar los elementos de la producción, camarógrafos, fotógrafos, extras y cruzar las partes “off-road” de la pista.

VOLKSWAGEN VENTO. El único sedán en pista, en su versión más “picante”, está equipado con un motor 2.0 de cuatro cilindros, 320 Nm de torque a 1.750 rpm, acompañado de la caja DSG.

Por momentos atosigó a la Toyota 86, especialmente en la salida de las curvas gracias a su turbo, y también con el desempeño impecable de la caja DSG, ubicando los cambios perfectos en tiempo y forma. Demostró claramente que después de dejar a los chicos en colegio y disfrutar su comodidad, se puede también pisar el acelerador y despejar la modorra.

EL TORQUE Y EL PESO.
Ambos fueron parte fundamental del “por qué” del rendimiento de cada vehículo, ya que fueron determinantes a la hora de la velocidad, la potencia, y la ductilidad que mostraron en la pista. Los ingenieros especialistas de Autoblog, nos comentaron y explicaron cómo funcionan y lo importante que son estas dos variantes en un auto, con el siguiente ejemplo.

“El torque es la fuerza que se ejerce sobre un punto para moverlo sobre un eje rotatorio. Esto es lo que hacemos todos los días cuando, por ejemplo, abrimos una puerta. La fuerza que usamos para abrir una puerta no es potencia de brazos, es torque.

Pero el torque necesario para mover un objeto muy pesado, hace que a veces ese movimiento resulte muy lento. Supongamos que está lloviendo y que nos estamos mojando y que queremos abrir muy rápido esa misma puerta. Lo que vamos a necesitar ahí es torque, pero también potencia. La potencia es la cantidad de fuerza que se puede ejercer sobre un punto, pero en un lapso de tiempo determinado”.

LAS CONCLUSIONES
Volviendo desde Baradero a Buenos Aires, intercambiamos con nuestros colegas de Autoblog las distintas sensaciones y opiniones sobre lo que había dejado el día. Y compartimos ciento por ciento las mismas. Hoy tener un vehículo de 200 caballos es poseer algo diferencial, y es el “piso” ideal para diferenciarse al momento de explotar las prestaciones al máximo, ya sea en un auto familiar, en una pick-up o en un deportivo.

“Esta nota no fue un comparativo, sino una reunión de socios. Con los tres miembros del Club de los 200cv se podría armar un auto casi perfecto: la carrocería y el chasis de la Toyota 86, el motor y la caja DSG del Vento y la versatilidad brutal de la Ranger.”

Y así terminó el día. Nos bajamos del auto, nos saludamos de una manera cómplice pensando en lo que habíamos hecho y también en lo que está por venir.

AGRADECIMIENTOS: Carlos Urquiza (Autódromo de Baradero), Ariel Corsaro (por el Vento), Ford Argentina y Jacinto Campos (por la Ranger), Toyota Argentina (por la 86), Cacho Desanzo y Peco Mercante (logística) y Julián Barbería (Restaurante "Lo de Julián", San Martín y Rodríguez, Baradero, teléfono 03329-480209).

Producción fotográfica: Ramiro y Facundo Giuffre
Edición de video: JP Producciones
Producción en alianza con Argentina Autoblog

¿Qué sentís?
60%Satisfacción11%Esperanza7%Bronca9%Tristeza11%Incertidumbre2%Indiferencia
Opiniones (2)
7 de Diciembre de 2016|06:07
3
ERROR
7 de Diciembre de 2016|06:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. charly lo describiste tal cual
    2
  2. Es como hacer una carrera con una tortuga, un elefante y un guepardo (por si no lo sabe el autor de la nota el animal más rápido del planeta). Qué bolazo. Cómo comparar peras con manzanas. Escriban con más criterio y más información técnica y no hagan comparaciones que no resisten el análisis. Ah me voy a comprar un Mercedes Kompresor para ir a hacer travesía todo terreno de Potrerillos a Uspallata a campo traviesa y tengo listo un Hummer tuneado para andar por el centro.
    1