Explorando a Alejandro Neme, titular de Emesa
Una entrevista a fondo con el primer presidente de Emesa permite conocer su pensamiento y vislumbrar sus propósitos al frente de este emprendimiento de Paco Pérez. Su pasado azul y su inquietante relación con José Luis Manzano.

Ya habían pasado casi ocho horas desde el acto de asunción hasta el momento de sentarnos a mantener la entrevista. Alejandro Neme asumió como director de la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) casi al mediodía del viernes 22, en una de los auditorios del Centro Cultural Le Parc. A la noche, se predispuso a hablar con MDZ Online en el salón de acuerdos del Séptimo Piso de Casa de Gobierno donde funciona la cartera de Infraestructura.

La verdad es que aún no tiene espacio físico definido para funcionar como ejecutivo de la nueva empresa de energía. Neme viene de renunciar como director general de Distrocuyo y es un especialista en el mercado eléctrico. Ahora estará al frente al manejo de otras fuentes de recursos no renovables como el petróleo y la minería. Su historia lo marca como el ejecutor del proceso de privatización de Emse, la empresa estatal de energía eléctrica desmembrada en varios emprendimientos en 1998. Por eso llama la atención que quien  privatizó hoy se haga cargo de una empresa energética controlada por el Estado.

Este ingeniero industrial asumió con el aval del presidente de YPF, Miguel Galuccio como una clara señal de preferencia hacia la petrolera nacional para las próximas licitaciones de las áreas que tendrá que concretar Emesa y que quedaron frenadas justamente por el proceso de transformación de YPF.

La entrevista exploró todos los escenarios políticos de su reaparición política en un gobierno peronista. Veamos.

-¿Qué es Emesa exactamente?

- Hay que entender que esta no es una empresa operativa. Tendrías que imaginarte que esto es un holding , una compañía que va a manejar activos. Va a manejar los derechos de exploración y explotación que tiene la provincia que tiene para licitar. Esos derechos son propios de Emesa que serán transferidos y los activos en las empresas privatizadas como en Edemsa, Distrocuyo, Hinisa, Hidisa y en Cemppsa.

-¿Y cuál es la prioridad en el inicio de la empresa?

-Tengo una tarea contractual a la tenencia de las acciones y derechos. Y después se licitarán esas áreas y nosotros intentaremos ir como socios en todas las concesiones como socios minoritarios como dueños de recursos de las explotaciones petroleras pagaderas con el propio producido en el futuro. Es decir que no necesito invertir ahora.

-Es así como funciona la empresa neuquina de energía.

- Así es GyP (empresa de Gas y petróleo), trabaja de ese modo. La idea es seguir en parte ese modelo. Es decir, esta empresa mendocina queda como socia y miembro de un directorio de una sociedad anónima o de una UTE que explota yacimientos, pero no será Emesa la que tenga que poner todo el conocimiento y los equipos de exploración. Nuestro presupuesto es el de un "semipiso de oficina". Un plantel corto con 12 personas como máximo con la capacidad de poder viajar a Buenos Aires de poder tener los servicios tecnológicos y de informática, por eso no me preocupo por el presupuesto, porque los 5 millones de pesos que están previstos en la ley y el millón y medio que nos han destinado ahora es suficiente. Porque además tengo la oportunidad de llamar a técnicos o profesionales de distintas áreas del gobierno como de la Dirección de Energía o de la Asesoría de Gobierno.

La sombra de Vale

Neme está todavía en una etapa de transición y no logra despegarse de su anterior función como ejecutivo de Distrocuyo, especialmente porque la transportadora de energía de alta tensión cobró mención pública con la crisis de la suspensión de las tareas en la minera de sal potasio por parte de la firma brasileña Vale.

Distrocuyo formó una UTE con Cartellone en el emprendimiento minero paralizado por la compañía a causa de las condiciones adversas tanto dentro del país (inflación y atraso cambiario) como externas (caída del precio del hierro, el principal commodity que vende Vale).

-¿Cómo quedó Distrocuyo como contratista de la minera Vale?

-Hoy (por el viernes) se reunían los representante de Vale con los de la UTE para que fueran presentados los costos, tanto de la parada como el resto de los costos para cerrar el contrato. Me interesa porque la provincia es accionista en un 25 por ciento de Distrocuyo.

Fue esa UTE la que comenzó con los despidos, en el caso de Cartellone. La UTE fue la primera notificada por Vale y ahí le ordenaba que comenzara a despedir personal para no asumir más costos o de lo contrario la hacía cargo a la unión de Distrocuyo con Cartellone.

- ¿Y cómo cae el tema minero para Emesa?

-Bueno primero aún no hay ley y solo quizá la haya (se trata de una modificación que está en la Legislatura para que se sume a la razón social de Emesa la minería no metalífera). Si eso ocurre, se contemplará la posibilidad de explotar productos mineros no metalíferos. Con lo que esta provincia a través de la empresa tiene un alto poder negociador y capaz de canalizar inversiones. Hasta ahora Mendoza sólo se sentaba con cualquier minera en calidad de concedente y totalmente sujeta al Código Minero. Por eso costó tanto negociar con Vale un convenio anexo para mejorar las condiciones para Mendoza. Ahora con Emesa la provincia se sienta en otra condición donde no sólo puedo cobrar regalías sino que puede ser socia en ese emprendimiento y la participación la pagamos con el producido. En contrapartida Emesa garantiza gestión permanente ante la Nación y la misma provincia. En el caso de Vale, Mendoza no quiere que se vaya y que continúe.

Tenemos un escenario de paralización de la obra por mucho tiempo donde hay que buscar otras alternativas. Creo que Vale no tiene la potencialidad para poner en juego la relación comercial y de socio entre Brasil y Argentina, países aliados necesariamente para salir al mundo.

-Es decir que para usted el conflicto tiene un límite.

-Sí. Tiene un límite, que es la relación binacional. Es un límite muy poderoso. El intercambio comercial entre los dos países es muy alto y hay alianza ideológica entre los gobiernos. Creo que vamos a pasar malos momentos: los trabajadores están en una incertidumbre y las contratistas han quedado colgadas sin cobrar, aunque creo que Vale va a pagar, confío en eso.

-¿Por qué creé que Vale pagará?

-Porque no es cualquier minera, es la segunda minera y con participación del Estado brasilero, y eso en algún momento va a jugar como un factor importante. Vale no se puede ir dejando el agujero. Luego hay que ver si sigue o no con el proyecto; habrá que ver según la legislación pero tenemos que apostar a encontrar una solución para que Vale regrese a este proyecto y qué podrá hacer la provincia y el país para facilitar que esto ocurra.

Habla Galuccio, escucha Pérez y Neme gesticula mirando hacia el público.

-Muchas señales indican que Vale quería un trato preferencial como lo tiene la petrolera Bridas que no tiene cepo cambiario a cambio de
operar e invertir en el yacimiento de Vaca Muerta asociada con YPF.

-Claro pero hay una diferencia sustancial. YPF y Bridas en ese proyecto son socios. Acá Vale está sola. Hasta donde se, la propuesta de Vale era mayor costo fiscal para el país. Seguramente que si le ofrece al Estado una sociedad que le permita recuperar ese costo con el producido es para analizarlo. Esa es una gran diferencia.

-¿Además de la licitación de las áreas petroleras cuáles otras prioridades tiene?

-Hay tres obras eléctricas en carpeta que están listas para ser licitadas. El anillado de San Rafael. La ciudad de San Rafael es la única de más de 100 mil habitantes que no tiene una doble alimentación de alta tensión. La otra es la línea de 220 kilovol entre las estaciones Gran Mendoza y Cruz de Piedra. Y la tercera es la segunda alimentación a la estación Parque Petroquímico.

-Todavía es difícil entender por qué eligió Emesa estando cómodo como director general de Distrocuyo ¿Cuánto ganaba y cuánto ganará?

-No me corresponde decir el número, sólo digo que para alguien que tiene trayectoria en una empresa mediana-grande, la verdad es que se  gana bien. Y acá el sueldo del presidente del directorio es el de un ministro. Así que si un ministro puede aguantarse cuatro años, yo que he estado en la actividad privada y he tenido la posibilidad ahorrar y luego de tener muchas dudas y finalmente hacer el duelo por salida de donde tengo muchos afectos, estoy aquí tranquilo.

-¿Seguirá participando del Consejo Empresario Mendocino?

-No. Estoy por presentar mi renuncia porque el CEM tiene que tener la libertad de decir lo que dice y yo ahora paso a ser presidente de una sociedad anónima del Estado. Y el CEM tiene que tener la libertad de cuestionar lo que quiera. No corresponde, me pondría incómodo a mí  a ellos. Voy a presentar mi renuncia en estos días y lo mismo haré en Valos donde participo y ayer presenté la renuncia a la presidencia de la fundación Nuestra Mendoza.

-¿Y Ángel Cirasino trabajará con usted?

-No está previsto que sea incorporado como parte del equipo, pero es un consultor obligado y gratuito. Es un amigo y buen consejero en temas petroleros. Y el día de mañana, cuando Emesa tenga recursos, si es necesario para algún estudio lo contrataremos.

El Manzano histórico

A los 54 años Neme tiene alguna historia política que contar y si bien ha forjado un perfil técnico su raíz peronista no la esconde y hasta la muestra para demostrar que no es un advenedizo del sector privado al estatal. De este modo relata su origen en aquella experiencia política del "Bisonte" Oscar Alende con el Partido Intransigente, pero inmediatamente su conversión al peronismo gracias al discurso lacrimógeno de Saúl Ubaldini.

Además la indisimulada relación personal con José Luis Manzano quien lo quiso llevar como gerente de Edemsa cuando el ex ministro de Carlos Menem se quedó con la concesión de la principal distribuidora eléctrica. Neme no aceptó esa invitación y hasta la semana pasada continuó trabajando para el Grupo Galicia que controla Distrocuyo.

Alejandro Neme no niega sus orígen azul y aquella relación con Manzano.

"Con 23 años, a partir de Malvinas me interesé por participar políticamente. Mi primera adhesión al Partido Intransigente. Y luego me contacté con otros grupos y me hice amigo de dirigentes universitarios peronistas hasta que una noche del 1984 en la esquina de San Martín y Las Heras escuchando a Saúl Ubaldini decidí ser peronista. Y milité en la universidad en el grupo que provenía del sector Azul liderado por Juan Carlos Mazzón y José Luis Manzano en esa época. Y llegué a ser presidente de la Federación Universitaria justo cuando Menem le ganó la interna a Cafiero" reseñó.

-¿Siguió vinculado a Manzano?

-A partir de ese momento (cuando Menem le ganó a la Renovación Peronista) se debilitó la relación con José Luis (Manzano), pero nunca se rompió. Aunque políticamente terminamos siendo el grupo universitario fuera de la línea.

Soy uno de los pocos ex militantes que no le doy vuelta la cara a Manzano cuando me lo encuentro en la calle o en algún aeropuerto sino que me acerco y lo saludo. 

-Y luego vino Emse.

Después fui convocado por el gobernador (Rodolfo) Gabrielli para integrar el directorio de Emse y luego fui ratificado por (Arturo) Lafalla como gerente general con lo cual fui funcionario del justicialismo y mi adhesión al partido está vigente. Aunque luego de la privatización de Emse me fui a Mar del Plata y después regresé para trabajar en Distrocuyo.

La relación con Manzano evidentemente pesa en el derrotero político de Neme. Los comentarios sobre este vínculo se escucharon ni bien trascendió la nominación de Neme para Emesa. Sobre todo teniendo en cuenta que el Grupo Vila-Manzano ya incursiona en el negocio petrolero y Emesa, es decir Neme, tendrá la prerrogativa sobre las concesiones de las parcelas hidrocarburíferas.

De Emse a Edemsa

Neme guarda un orgullo personal que lo exterioriza sólo cuando le preguntan sobre aquella historia privatizadora del servicio eléctrico de Mendoza. Está convencido que aquella tarea de desguace ordenado del esquema energético fue el más adecuado y se hizo con tiempo y por detrás de varias privatizaciones de otras empresas eléctricas de otras provincias recogiendo esas experiencias de la ola menemista. Siente que los resultados y el dinero obtenido que fue destinado para una obra emblemática como es la represa de Potrerillos. Esa gestión la encaró con el dirigente azul Raúl Ramírez.

-¿Cómo recuerda la transformación de Emse?

-Yo entré convencido a Emse de la propiedad estatal de los servicios públicos como buen militante universitario del peronismo. Pero hubo dos factores que me hicieron cambiar de opinión. El externo: el ordenamiento jurídico y regulatorio cambió abruptamente en el país. Mendoza había quedado como una isla. En el sector eléctrico la privatización dio señales de mejoras en un muy poco tiempo. El esquema de separar las actividades sigue siendo bueno y la creación del organismo de control también fue buena. La verdad es que el valor que pagaron los franceses de Electricite (237 millones de dólares) más los 30 millones que pagaron de canon y eso se divide por el número de usuario tomando el gasto de kilovatio por hora te da el valor más alto de Latinoamérica para pagar una compañía. Estoy seguro que si Emse continuaba íbamos a terminar pagando la tarifa más alta.   

-¿Y cuál fue factor personal que le hizo cambiar de opinión?

-Lo que me terminó por convencer de que había que privatizar es que a esa fecha Emse ya era una empresa capturada por intereses que no respondían a su objeto social. Se había reformado su estatuto y el directorio estaba compuesto por cinco directores del Ejecutivo, uno por el personal y tres eran elegidos por el voto popular. Además los intereses corporativos de las empresas constructoras, de los sindicatos, los propios intereses coyunturales del gobierno de turno porque se trataba de una sociedad del Estado y uno recibía instrucciones vía decreto. Había sido una gran empresa que en el periodo 1983 a 1987 duplicó su personal que pasó de tener 1.100 a 2.200 empleados. En un promedio de ingreso de 7 personas por semana sin tener ninguna calificación.

En la ruta peronista, siga el sentido K

La actualidad lo encuentra a Neme quizá cerca de alguna síntesis de su carrera. No lo dice pero se nota que está dispuesto a protagonizar un nuevo capítulo transformador como si fuera una nueva alternativa de trascender. Él mismo considera que por sus antecedentes tiene poco que perder por ser una especie de pionero en una empresa privada pero con capitales estatales, justamente por eso también tiene mucho por ganar. Transmite la certeza de que el momento político le es favorable porque atravesamos un trayecto dentro del peronismo que es la amplia avenida política, con varias sentidos de circulación. En este caso el sentido de la dirección obligada -por ahora- es el kirchnerismo.

Hacete cargo. Paco saluda a quien eligió para que comande Emesa.

"La verdad es que nunca milité en la interna peronista y menos lo voy hacer ahora que tengo este cargo. Trabajo para el gobierno justicialista y espero tener una buena relación con los líderes de la oposición. Soy un adherente al modelo nacional y provincial con algunos aspectos críticos que me reservo para discusiones en confianza. Pero en términos 'macro' adhiero sino no estaría acá", concluyó Neme.

El hombre se acomodó el saco, sonrió y resopló como si se hubiera sacado el primer día de trabajo. "Soy buen comunicador es una tarea que asumo. Eso sí cuando no puedo hablar también lo digo", dijo con tono de advertencia buscando algún pasillo gubernamental. Eran casi las 9 de la noche y desde la Casa de Gobierno se escuchaban los estruendos del acto peronista de la línea La Corriente que hacía en la cancha de Andes Talleres.

 El peronismo es omnipresente, esa es la impresión que me quedó luego de la entrevista. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó4/10
Opiniones (2)
1 de Septiembre de 2014|08:07
3
ERROR
1 de Septiembre de 2014|08:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
justicia lasherina24 de Marzo de 2013|11:14
por que todos los caminos conducen a VILA - MANZANO?? Este es el gobernador del grupo???
2
toto24 de Marzo de 2013|10:59
DESEO, SOLICITO, EXIJO COMO HABITANTE DE MENDOZA QUE ESTE SEÑOR HAGA PUBLICA SU DECLARACIÓN JURADA JUNTO A LA DE SU MUJER E HIJOS (posibles testaferros,vio?). GRACIAS
1