Pérez-Reverte pide que el ajedrez sea una materia

El escritor, que ha demostrado en sus libros su amor por el ajedrez, instó al PP y al PSOE para que instrumenten su introducción masiva como asignatura escolar.

Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, 1951) ama el ajedrez por todo lo que representa, por ser un juego de vida que refleja las claves del mundo.

Corresponsal de guerra, escritor y autor de obras como El pintor de batallas o superéxitos como La Reina del Sur, académico de la Real Academia de la Lengua, en Pérez-Reverte siempre hay tiempo y espacio para este juego de estrategia.

En su última novela, El tango de la Guardia Vieja, hay amor, música y una partida de ajedrez que refleja las intrigas, el espionaje y las traiciones de los míticos encuentros que protagonizaron Kasparov y Karpov por el título mundial en los 80.

Arturo Pérez-Reverte, que ha demostrado en sus libros, recordemos la excelente novela La tabla de Flandes, y en más de un artículo su amor por el ajedrez, asistió ayer a la presentación del Magistral Ciudad de León, donde aprovechó para animar al PP y al PSOE para que "fructifique pronto en una introducción masiva del ajedrez como asignatura".

De este deporte destacó el "bagaje cultural, sus interesantes conexiones con la ciencia y el arte y, sobre todo, su enorme utilidad como herramienta pedagógica, especialmente para los niños".

"Confío en que el principio de acuerdo sobre este punto entre el PP y el PSOE fructifique pronto en una introducción masiva del ajedrez como asignatura", añadió. Algo por lo que también aboga, por otro lado, el Parlamento Europeo, de momento sin demasiado éxito.

En una entrevista de la revista Marca, Pérez-Reverte dijo que para él "el ajedrez es muchas cosas, pero no sólo un deporte. Un recuerdo de la infancia, de ver jugar a mi padre con sus amigos, del mar. Él me enseñó a jugar. Yo, aunque no soy un gran ajedrecista, aprendí a disfrutar de todo lo que significa pensar, analizar, calcular, ver más allá de lo evidente en un tablero, en un espacio reducido. Algo muy en falta en los tiempos actuales. El ajedrez y todo lo que lo rodea, su literatura, sus personajes, campeones como Capablanca, Alekhine, Bobby Fischer…".

"El ajedrez es la mejor forma de explicar el mundo. Es como una religión en la que yo encuentro consuelo. Si no hubiera sido periodista o escritor, no me hubiera importado ser historiador de ajedrez", añadió.

Interrogado por su pieza favorita, el creador del intrépido Capitán Alatriste, dijo que "cada pieza tiene una simbología. Representan muchas más cosas. El pintor de batallas -una mirada de amargura y escepticismo respecto al ser humano y a la violencia como algo natural- es mi visión del ajedrez, aunque esa palabra apenas se pronuncia en toda la novela. El peón es mi símbolo del ajedrez. Es la humildad, el trabajo no valorado, el anonimato. Su destino es ser sacrificado. Algo que en estos tiempos, más que una metáfora, es por desgracia una realidad para muchas personas".

Opiniones (2)
10 de Diciembre de 2016|14:58
3
ERROR
10 de Diciembre de 2016|14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Totalmente de acuerdo: en mi 6° primaria en la Colegio Avelino Maure ( privada) se enseñaba ajedrez y títeres(hechura y obras), en las hs correpondientes a "Manualidades". A mi entendeer y segun mi propia experiencia, abre la mente, se suma al analisis crítico, da lugar a la imaginacion y a la creatividad....., cosa que evidentemente no ocurre si los ponen a tejer una bufandita ¿¿¿docentes..... entendieron???
    2
  2. En relacion a la nota , sugiero que a quien le guste la lectura , lea su libro "El tango de la guardia vieja" Por lo menos a mi , me gusto muchisimo .
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic