Deportes

Roberto Heras fue un verdadero titán en el desierto

Heras, de esta forma, sucede en el palmarés de la prueba a Melchor Mauri, el ganador de 2007 y quien en esta ocasión ha tenido que conformarse con la quinta plaza en el clasificador general final de la exigente competencia.

No sin dificultades, porque de nuevo un pinchazo ha podido costarle el liderato, Roberto Heras se adjudicóo la victoria en la tercera edición de la Nissan Titan Desert, probablemente la carrera de mountain-bike más dura del mundo, en especial la de este año, marcada por el fortísimo calor, con temperaturas que en algún momento rozaron los 50 grados, y por el recorrido, plagado de trampas en forma de arena.

Heras, de esta forma, sucede en el palmarés de la prueba a Melchor Mauri, el ganador de 2007 y quien en esta ocasión ha tenido que conformarse con la quinta plaza tras demostrar, eso sí, que es el verdadero zorro del desierto porque es el que mejor se orienta y el que mejor emplea el road book y el GPS en esta dura travesía por el desierto.

En la última etapa de la Nissan Titan Desert, que los organizadores han tenido que recortar para que la clasificación general no se quedara en cuadro (se han disputado 47,5 km en vez de 89,6 km), Heras ha tenido que sufrir para llevarse el triunfo porque un pinchazo, a los 20 kilómetros de la salida, ha dejado en cabeza de carrera al resto de favoritos y en especial al biker catalán Joan Llordella, su más directo rival.

Intentando no perder la calma y por espacio de 15 kilómetros, Roberto ha luchado casi hasta la extenuación para enlazar con el grupo de cabeza, cosa que finalmente ha logrado gracias a la ayuda de su hermano, que se ha dejado caer del grupo delantero para echarle una mano. "Gran parte de esta victoria se la debo a él, siempre que le he necesitado estaba ahí, su presencia me ha dado seguridad en todo momento", decía el tres veces ganador de la Vuelta a España de su hermano Miguel Ángel.

Dos años y medio después de la Vuelta a España de 2005, que ganó pero luego perdió a consecuencia de un control positivo, y cumplida ya la sanción por este hecho -el tema está sin embargo a la espera de que decidan los tribunales ordinarios-, Heras ha vuelto a lo más alto del podio en una prueba de aventura por el desierto. "No sé si esto va a servir para algo", explicaba sobre su futuro, "porque mientras el ciclismo siga por este camino y mientras siga reinando la hipocresia no puedo esperar gran cosa. A mí me gustaría volver a correr, eso está claro, pero lo consiga o no voy a ser igual de feliz. Lo que me duele es que a algunos corredores se les permita volver y a otros, como es mi caso, no. Por eso hablo de hipocresía".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|04:55
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|04:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic