El espectáculo no puede continuar: estrellas enfermas por estrés

Cada vez hay más artistas que suspenden sus giras o levantan sus obras. El tema es que sus cuerpos están pasando factura a los excesos y los esfuerzos.

Más de un centenar de conciertos en cinco continentes y a menudo con poco tiempo para descansar entre actuación y actuación. Eso fue al parecer demasiado para la estrella del pop Lady Gaga, quien durante tiempo ignoró sus continuos dolores de cadera e intentaba aguantar hasta que llegó un momento en el que no pudo más. Tuvo que ser operada hace unas semanas y suspender el resto de conciertos de su gira.

También la cantante Rihanna y el ídolo de las adolescentes Justin Bieber han tenido que decepcionar a sus fans recientemente. Ella tuvo que suspender dos conciertos por una inflamación de laringe, mientas que el cantante canadiense, de 19 años, retomó la noche del jueves su gira internacional de conciertos en Madrid tras haber suspendido el de Lisboa. Días antes, en Londres, el chico abandonó el escenario y regresó 20 minutos después. Después pasó por el hospital.

Desde el punto de vista económico, los cantantes dependen cada vez más de los ingresos de los conciertos. En los últimos 15 años, las ganancias con la venta de discos han caído considerablemente, hecho al que han contribuido de forma decisiva las decargas ilegales de música en Internet. Para muchas estrellas eso significa que tienen que dar más conciertos, en ocasiones a costa de su salud.

El médico estadounidense Timothy Jameson se especializó hace tiempo en los problemas de salud de los músicos. "Están siempre de viaje y eso es duro". Los músicos son equiparables a los deportistas de élite: "Si quieren participar en los Juegos Olímpicos tienen que entrenar entre cinco y diez años". Para un cantante no es suficiente, por lo tanto, prepararse física y mentalmente para el desgaste que supone un tour.

Las estrellas de la canción tienen que ponerse en forma para una gira meses antes con un plan en el que tienen que seguir una dieta estricta. "Sólo si están en forma y no beben alcohol lo aguantan", dijo Jameson. Es así, agregó, como puede aguantar 200 conciertos en un año. Algunos músicos se sobrevaloran y acaban interrumpiendo la gira.

Entre los síntomas más frecuentes figuran los problemas con las cuerdas vocales. El año pasado, el grupo estadounidense "The Killers", la banda de punk "Blink 182" y la estrella de rock Ozzy Osbourne tuvieron que cancelar conciertos.

El cantante George Michael tuvo que ser ingresado varias semanas en un hospital durante un tour por una infección pulmonar. Cuando quiso continuar con la gira, recayó como consecuencia de la enfermedad. Aprendió de ello, según escribió después Michael a sus fans, a los que les dijo que la alegría por poder actuar no era suficiente para curarse.

A pesar de la operación y la cancelación de la gira, Lady Gaga al menos no perdió el sentido del humor. Tras su operación de cadera encargó una silla de ruedas chapada en oro de 24 quilates. Y eso que desde el punto de vista económico tal vez no sera el mejor momento para la artista, ya que -según lo medios- tendrá que desembolsar más de 25 millones de dólares (unos 19 millones de euros) tan sólo con devolviendo el dinero de las entradas. El seguro se niega a pagar con el argumente de que Lady Gaga ha arriesgado demasiado con su cuerpo en la gira.

Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 14:41
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 14:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
    14 de Agosto de 2017
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville