Deportes

Análisis: la conexión Messi-Villa regresa a tiempo

La química entre la Pulga y el Guaje, perdida durante largo tiempo, regresó justo cuando la temporada entra en el tramo decisivo para el Barcelona.

La conexión entre Lionel Messi y David Villa, perdida durante largo tiempo, regresó justo cuando la temporada entra en el tramo decisivo para el Barcelona.

Los azulgranas celebran hoy el resurgimiento de la química entre ambos astros después de tantos rumores sobre eventuales desencuentros, tanto deportivos como personales.

"Se enterró el rumor envenenado que (Villa) se llevaba mal con Messi elaborando entre los dos los tres goles del equipo. Se abrazaron con ganas, lo celebraron con alegría, combinaron jugadas excelentes y nunca se estorbaron en el campo (...). Ni celos, ni envidia, ni egoísmos", proclamó hoy el diario "Sport".

Y todo porque el equipo azulgrana ganó el domingo por 3-1 al Rayo Vallecano en un partido que se recordará sobre todo por la alianza entre Messi y Villa. El argentino hizo dos goles mientras que el español anotó uno a pase de su compañero y participó en los otros dos.

No sólo eso, sino que los dos futbolistas simbolizaron con sus gestos de complicidad que ahora no hay desencuentros, si es que alguna vez existieron.

El comienzo del rumor surgió durante el partido que en septiembre jugó el Barcelona ante el Granada en el Camp Nou. Al final de la primera parte, el argentino reprochó al español que no le asistiera en una de las últimas jugadas de la primera parte. Villa le respondió y en la segunda mitad fue sustituido.

La escena, difundida en las televisiones, sirvió como alimento a los críticos de Messi y se difundió la existencia de una eventual enemistad entre el argentino y el español, al tiempo que se engordaron las alusiones al probable poder de Messi en el vestuario del Barcelona.

Aquello quedó en el terreno de la especulación y tanto uno como otro futbolista se esforzaron en sus escasas apariciones públicas en desmentir la existencia de un desencuentro.

"En los entrenamientos también pasa, pero no hay cámaras", aseguró Messi en alusión a la discusión ante el Granada.


Pero lo que ocurrió en los siguientes meses no sirvió precisamente para acallar los rumores sobre las tensiones y el poder de Messi en el club.

Porque Villa fue relegado a la suplencia y quedó como última opción para acompañar al argentino en la delantera, por detrás de Pedro, Alexis Sánchez y Cesc Fábregas.

Todo cambió en las dos últimas semanas. O al menos se disiparon los rumores.

Primero de todo, Messi pidió públicamente que jugara Villa ante rivales muy cerrados atrás. Como por ejemplo el Milan. Y resulta que en ese partido Villa fue titular, anotó el tercer tanto y el Barcelona pasó a cuartos de final de la Liga de Campeones tras vencer 4-0.

El internacional español se volvió loco en la celebración de ese tanto, repitió titularidad ante el Rayo Vallecano y siguió la racha.

Messi encontró su mejor socio justo ahora que llega el tramo más importante de la temporada, en el que el Barcelona debe definir el título de la Liga española y, sobre todo, pelear por la Liga de Campeones.

La irrupción de Villa tiene como contrapartida el ostracismo del chileno Alexis Sánchez, justo en una semana en la que la prensa italiana insistió en su probable regreso al Calcio en busca de una felicidad que ahora no tiene en Barcelona.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|16:12
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|16:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016