Frágil, enérgica y enigmática: Isabelle Huppert cumple 60 años

La genial actriz francesa celebrará el próximo sábado sus seis décadas de vida. Un repaso a una carrera actoral brillante.

Isabelle Huppert desprende algo inaccesible, pero a la vez firme. Y no sólo en la gran pantalla, sino también en la vida real. Un aura que le sirvió de trampolín para su carrera: su gesto grave, que expresa a la vez una enorme turbación y tristeza, se ha convertido en marca de la casa. La actriz, que el sábado cumple 60 años, es una excepción en el cine francés, que califica a su estrella de "fría intelectual".

Desde el thriller psicológico "La ceremonia", de Claude Chabrol, a "La pianista" de Michael Haneke, Huppert es capaz de transmitir la emoción y una enorme intensidad sin apenas mover sus músculos faciales. Y, con ello, ha conquistado decenas de premios.

El jurado de Cannes, el festival más prestigioso del mundo, la distinguió en dos ocasiones con la Palma de Oro a la mejor actriz: en 1978 por "Violette Nizière" (Chabrol), en la que daba vida a una joven que abandona la casa paterna para conocer a hombres, y en 2001 por "La pianista. En la adaptación de la novela homónima de Elfriede Jelinek, da vida a una fría y distante profesora de música con inclinaciones sadomasoquistas. En 2009, fue ella quien presidió el jurado del certamen francés.

Menuda, de tez pálida y 1,52 metros de altura: su aspecto frágil contrasta con su determinación. Y es que Huppert es una "workaholic". Ya desde joven se la consideraba, junto a Isabelle Adjani, como una de las actrices más infatigables. Hoy, con tres décadas de carrera a sus espaldas, cuenta ya con un centenar de películas, sin contar con los papeles que ha interpretado sobre las tablas.

Entres sus mayores éxitos teatrales figuran "Orlando", de Virginia Woolf, en una puesta en escena de Robert Wilson; la "Medea" de Euripides y "4:48 Psicosis", de Sara Kane. En este monólogo de la dramaturga y cineasta británica, Huppert da vida a una psicópata.

Hija de un empresario y una profesora de inglés, Huppert asistió a clases de interpretación cuando aún era adolescente. Su éxito a los 23 años con el drama "La dentellière", de Claude Goretta, fue arrollador. En él daba vida a Pomme, una joven rota por un desamor que ingresa en una clínica psiquiátrica. Tan jove, y ya había encontrado el tipo de papel que le iba como anillo al dedo.

Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 18:57
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 18:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México