Habrían hallado el mayor barco de la Armada Invencible

El descubrimiento fue realizado en las costas de Galicia, España. Se trataría del galeón italiano que capitaneó la invasión a Inglaterra en el siglo XVI.

La Gran Armada Invencible, la flota de barcos más poderosa del siglo XVI, fue ideada por el monarca español Felipe II para lanzar un ataque a la Inglaterra de la reina Isabel. Pero lo que no hundió la artillería enemiga lo consiguió un espectacular temporal, que cimentó la leyenda negra de la Armada Española. Hace 425 años que 'La Ragazzona', el mayor buque, duerme en el fondo de la ría galaica de Ferrol sin que nadie lo hubiese buscado antes.

Esta semana, un equipo de investigadores de la Universidad de Santiago (USC) se sumergió en las aguas frías (13 grados) de la ría y ha encontrado fragmentos de hierro de grandes cañones (unos dos metros de largo) que, con toda probabilidad, pertenecieron al desdichado navío.

Si bien falta corroborar su hallazgo "al 100%", los arqueólogos están convencidos de que se trata del galeón perdido de la "mal llamada Armada Invencible", precisó David Fernández Abella, director técnico de la expedición.

'La Ragazzona', algo así como la 'chicarrona' en italiano era, según los textos de la época, un gran navío de unos 36 metros de largo y 12 metros de ancho. Se trataba de superbuque mercante equipado para la guerra con 30 cañones, que el emperador español le alquiló a la República de Venecia para engordar las filas de su ambiciosa flota en la campaña contra Inglaterra.

El galeón era el que capitaneó en combate a la escuadra del Levante, en un fallido intento para destronar a la reina Isabel I y regresó maltrecho tras rodear Escocia e Irlanda antes de atracar en la ría de Muros en octubre de 1588.

El 8 de diciembre, con las velas rotas y sin ancla, el barco fue arrastrado por un súbito viento borrascoso del oeste (llamado galerna) lo arrastró desde el puerto de A Coruña, a donde se dirigía para ser reparado, y lo estrelló sin piedad contra las rocas de la costa ferrolana a la altura del cabo Prioriño.

El navío encalló en la ensenada de Cariño, junto al puerto exterior de Caneliñas, y se fue a pique. Allí fue buscado esta semana, luego de más de 400 años de olvido, por un equipo de arqueólogos de la Facultad de Historia de la USC, con el apoyo de la Unidad de Buceo de la Armada en Ferrol y la empresa coruñesa de arqueología subacuática Argos SL.

Allí, entre un tupido manto de algas, se encontraron con los restos de lo que parece parte de la artillería de 'La Ragazzona'. Reposaban sobre la arena a una profundidad de 7 a 12 metros.

Las inmersiones comenzaron el lunes y concluirán en la jornada de hoy. Dos equipos de siete buzos se van turnando de 60 a 90 minutos para rastrear unas áreas y descartar otras dentro de un proyecto “modesto y autofinanciado”, precisan.

David F. Abella, investigador de la USC y el hombre clave de esta expedición de arqueología acuática, lamenta que hasta hoy no encontraran ningún resto cerámico o de madera que les permitiría datar los restos del buque con mayor precisión y compararlos con el reguero de navíos de la Gran Armada que se hundieron en las costas de Irlanda para tener la completa seguridad de que se trata de 'La Ragazzona'.

Por otro lado, los buzos no prevén retirar del mar ninguna de las piezas o fragmento pero todo quedará documentado e inventariado. Sea o no el buque veneciano, el hallazgo del buque naufragado en la ría de Ferrol será un punto de interés arqueológico futuro dentro del patrimonio cultural de Galicia.

Fuente: El País

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|23:01
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|23:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016