Deportes

Palmeiras repudió los incidentes en Buenos Aires

Luego de la derrota ante Tigre por la Libertadores el equipo brasilero lamentó la agresión de sus hinchas hacia sus jugadores.

La comisión directiva del Palmeiras de Brasil repudió hoy las agresiones de algunos de sus hinchas contra los jugadores del propio club ocurridas el miércoles tras la derrota por 1-0 ante Tigre de Argentina.

Los incidentes, que se produjeron en el aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires tras el partido del grupo 2 de la Copa Libertadores, generaron también una dura reacción por parte del ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, quien instó "al Poder Judicial y la policía a sancionar a los responsables".

"Palmeiras repudia los actos de violencia que hirieron al arquero Fernando Prass, y no reconoce como verdaderos palmeirenses a los que participaron de este triste episodio", expresó el "Verdao" a través de un comunicado de prensa, en el que calificó como "bandidos irracionales" a los protagonistas de esa "salvajada".



Durante el tumulto, Prass fue alcanzado por una taza arrojada por uno de los aficionados, lo que le produjo una herida cortante en el cabeza, junto a la oreja izquierda.

Palmeiras repudia los actos de violencia que hirieron al arquero Fernando Prass, y no reconoce como verdaderos palmeirenses a los que participaron de este triste episodio", expresó el Verdao en un comunicado de prensa.

El ministro Rebelo sostuvo a su turno que ese tipo de episodios "no puede repetirse". "El equipo, sus jugadores, sus dirigentes, no pueden ser sometidos a eso. El fútbol no es para eso. Los hinchas no tienen derecho de comprometer el fútbol con este tipo de violencia", agregó.

Durante el tumulto, ocurrido cuando los jugadores brasileños embarcaban para regresar a a su país, hubo gritos y volaron tazas y vasos de un bar del aeropuerto, según indicó el canal noticioso TN.

Los hinchas le recriminaron al conjunto dirigido por Gilson Kleina el haber perdido el partido en tiempo suplementario, cuando todo indicaba que terminaba con un empate sin goles.

Al parecer, uno de los jugadores que más generaron la ira de los aficionados fue el chileno Jorge Valdivia, que hace unas semanas le hizo un gesto ofensivo a la hinchada. Al ver los incidentes, el mediocampista corrió al baño y le pidió ayuda a un funcionario del club, indicó TN.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|09:43
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|09:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic