Cerca de 400 mil argentinos son celíacos, pero sólo 25 mil lo saben

Pérdida de embarazos, anemias recurrentes, aftas y dolores estomacales son sólo algunos de los síntomas de la enfermedad celíaca, aunque también lo son de muchas otras. Por este motivo, en la Argentina apenas 1 de cada 8 pacientes estaría correctamente diagnosticado, advierten
familiares y pacientes con esa dolencia.

Si bien no existen datos oficiales, se estima que son alrededor de 400 mil los argentinos que no pueden consumir productos con trigo, avena, cebada o centeno, pero poco más de 25 mil de ellos lo sabría.

Cuando un celíaco ingiere glúten, su sistema inmune se despierta y ataca las vellosidades intestinales destruyéndolas, de manera que disminuye la capacidad de absorber nutrientes y se presentan síntomas como diarrea, vómitos o problemas gastrointestinales, entre otros, explican los expertos.

"De no ser tratados de forma precoz, pueden terminar en casos de desnutrición o patologías más severas como linfomas. Incluso puede conducir a la persona a la muerte", sostuvo Pablo Arenillas, papá de Alejo, un nene de 10 años con celiaquía.

De acuerdo con el hombre que integra el Grupo Promotor por la Ley Celíaca, la falta de conocimiento por parte de la comunidad en general y de concientización sobre la relevancia de la enfermedad por parte de la sociedad médica son los pilares sobre los que se asienta el subdiagnóstico de la enfermedad.

"Hay una realidad que es cierta. El médico no tiene presente la enfermedad celíaca en su consultorio", sentenció Arenillas y citó como ejemplo que ante casos con síntomas no propios de esta afección, "los profesionales nunca ordenan un estudio de sangre pertinente. Ello es porque no aparece la enfermedad como primera posibilidad nunca. Y no lo hacen porque no tienen conciencia plena la patología", insistió.

Para Arenillas, la comunidad médica "no está en alerta" y, por lo mismo, le otorga "poca importancia" al tema.

En algunos casos -subrayó- tampoco sabe que determinados factores pueden ser también desencadenantes de la enfermedad celíaca.

Dada esta situación y debido a que los síntomas propios de la enfermedad no suelen aparecer de forma temprana (en promedio, se calcula que hasta que la persona celíaca es diagnosticada como tal transcurren más de cinco años), el subdiagnóstico de la enfermedad es "enorme", lo que puede desencadenar consecuencias letales en los pacientes, advirtió Arenillas.

"Lo primero que habría que hacer en materia de políticas públicas es empezar a trabajar con los profesionales de la salud. Es imprescindible la puesta en marcha de campañas de difusión sobre la enfermedad y la importancia del diagnóstico temprano. Tienen que estar atentos que ante síntomas recurrentes propicios de otras dolencias deben solicitar un estudio sobre los anticuerpos, algo que hoy muy pocos médicos lo hacen", consideró.

Pero los agravantes no se circunscriben sólo al ámbito médico. Tal fenómeno que se ve también potenciado ante la falta de información sobre el tipo de alimentos, medicamentos y productos de cosmética aptos para el uso y consumo.

La legislación vigente propone la rotulación de los mismos, pero tal acción queda librada a las intenciones de las empresas, ya que no es obligatoria por ley.

Éste es uno de los principales impedimentos que encuentran diariamente los celíacos  y que entorpece seriamente su desarollo por la escasa variedad de fuentes de alimentación
disponibles, señaló Arenillas en diálogo con Noticias Argentinas.

Y los inconvenientes no concluyen sólo ahí; las dificultades se acrecientan a la hora de comprar fármacos indicados para resolver otras dolencias por no presentar la rotulación correspondiente. 

"Hay muchos alimentos que podrían ser consumidos por celíacos  y al no estar rotulados, no se enteran. Además, las personas del interior o de escasos recursos suelen contar con poquísima información por eso es tan importante que todos los productos lleven en sus etiquetas la insignia. Hasta la pasta dental tiene que ser apta", comentó el hombre.

La Enfermedad Celíaca es un trastorno intestinal provocado por una intolerancia crónica al glúten que afecta a 1 de cada 100 personas en el mundo.

Entre los síntomas, se destacan raquitismo, baja estatugútenra, afecciones en la piel, problemas en las articulaciones, diarrea crónica, vómitos, pérdida de peso, anemia, osteoporosis, abortos reiterados, cambios de humor y calambres, entre otros.
Opiniones (2)
20 de octubre de 2017 | 22:06
3
ERROR
20 de octubre de 2017 | 22:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. me gustaria que ver mas informacion de celiacos muy bueno la informacion de este articulo
    2
  2. Yo tengo un hijo con la enfermedad y puedo asegurar que al llevar una dieta estricta es un niño absolutamente sano. Es decir que es fundamental el diagnostico para llevar una vida normal, de lo contrario las consecuencias, como dice la nota son malas. Se percibe en los médicos una gran ignorancia del tema, especialmente en los que atienden adultos (yo los he visto dudando sobre el tipo de analisis que hay que hacer, inclusive). Y es verdad que la información a la población ayuda mucho, porque ahi la misma gente empieza a sospechar que puede tener la enfermedad y presiona a su medico para que investigue. Y lo mas problematico de la dieta hoy no es tanto la falta de variedad como sus valores. Aplaudo a OSEP que es pionera en reconocer al afiliado una parte de los alimentos consumidos (ya que son equivalentes a su medicina).
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México