Primeras imágenes de la réplica del Titanic

La nave será igual que la original, tendrá suficientes botes salvavidas y alta tecnología de navegación. Los pasajeros vestirán ropa de época. Será botada en 2016.

En esta ocasión durante su inauguración ya no utilizarán la frase “Ni Dios podrá hundir este barco”. El financista del megaproyecto, el magnate minero australiano Clive Palmer dejó en claro que no se trata de una superstición, tampoco pone en duda la seguridad de la nave, es más bien una cuestión de respeto.

El Titanic II quiere sacar lo mejor de la nave original y apartarse de su trágico final que ocurrió durante la noche del 14 y madrugada del 15 de abril de 1912.

Hasta ahora, se presentaron unas 40.000 personas para disfrurar del viaje inaugural, previsto para 2016.

Según sus planos esta nave, con suerte, será menos propenso a hundirse de forma tan dramática ya que detrás de sus lujos de la era eduardina, habrá tecnología de punta y otros agregados como un moderno hospital, una pista de helicóptero, aire acondicionado e internet de alta velocidad, según da cuenta el portal de noticias lainformacion.com.

Además contará con 900 tripulantes para cuidar a unos 2.435 pasajeros. El anuncio oficial fue publicado por el periódico británico Guardian tras una conferencia de prensa en New York, donde el propietario del barco recalcó que completarán la ruta inaugural sin contratiempos.

El magnate prefirió no hablar sobre el dinero que invirtió en el proyecto, pero dejó en claro su éxito ya que hasta ahora, se presentaron unas 40.000 personas que desean anotarse para el viaje inaugural, muchas de ellas dispuestas a pagar millones de dólares por un camarote en primera clase.

Para cubrirse las espaldas ante posibles críticas, Clive Palmer invitó al evento a Helen Benziger, nieta de Molly Brown, la mujer de alta sociedad que ganó fama tras la tragedia por persuadir a un bote salvavidas para que regrese a buscar sobrevivientes.

Un detalle que no pasó desapercibido es que el nuevo Titanic también estará dividido en tres clases, y mientras los más ricos tendrán acceso a mayores lujos los de la clase más baja se divertirán más, recalcó jocosamente el financista, haciendo alusión a la popular película de James Cameron. Además, cada pasajero recibirá ropas de la época para hacer más realista esta experiencia.

El millonario fundó la empresa Blue Star Line para llevar adelante este proyecto y a diferencia del barco original, la réplica no se construye en Inglaterra sino en un astillero de China.

Mirá aquí todas las imágenes del futuro Titanic 2.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:50
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic