Illya Kuryaki and The Valderramas: jóvenes y hermosos para siempre

Aquellos adolescentes fashion crecieron sin perder el encanto. Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur siguen demostrando que lo de ellos es frescura y movimiento. Anoche, ante diez mil personas, dejaron un estupendo show en el Le Parc.

En el ambiente del rock, todos regresan a los viejos sitios donde supieron brillar. También es el caso de los Illya Kuryaki and The Valderramas, el dúo  de Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur que supo sorprender a principios de los ’90 con una base de funk y hip-hop que se dejaba alimentar por otras fuentes. En aquellos momentos de descabellado menemismo, llamaban la atención por ser jovencísimos, talentosos, descarados y, claro también, porque Dante tenía un papá famoso.

Ahora tienen poco más que el doble de la edad y diez años sin tocar juntos y sucede que el año pasado el dúo decidió regresar con un disco, “Chances”, que no dista mucho de aquellos que los hicieron famosos. Aquella vez, a bordo de hits como “Es tuya Juan” o “Abarajame” (que los hizo muy conocidos a través de MTV) e incluso con el admirable disco “Chaco”, el mejor que dejó la banda. Esta vez, con un disco nuevo bajo el brazo, con un tema para recordar -“Águila amarilla”- y con varios para bailar, como “Helicópteros”, “Celebración” y “Ula ula”.

¿Qué ha cambiado de aquella banda de 1991 a esta de 2013? Aquella tenía la sorpresa de lo nuevo y quizás sonaba más virtuosa; por aquellos años, el dúo salía a comerse la cancha con dos petardos adolescentes deseosos de brillar por sí mismos.

Esta nueva versión, en cambio, suena muy bien, es más profesional y, como tal, sabe lo que busca: ofrecer un buen show, sujetarse a una rutina más de espectáculo que de fractura artística y hacer bailar, lo cual no es poco, y anoche, en el Centro Cultural Le Parc, lo lograron, en el marco de una hermosa noche.

Precedió el concierto, un set de poco más de media hora de la banda mendocina “Chancho Va”, que sigue demostrando que nada tiene que envidiar a otras semejantes.

Cerca de las 23, luego de unas intervenciones poco felices a cargo de una parejita de fatigados conductores, se inició el recital de los Kuryaki. Como es de imaginar, no faltaron las canciones más pegadizas de “Chances”, un disco sin mayores pretensiones, y, por supuesto, los mejores hits de aquellos sus años rebeldes para ellos.

“Chaco”, “Ula ula” y “Jaguar House” dieron inicio al concierto, que contó con excelentes sonido y luces, que disfrutaron los diez mil asistentes, en su mayoría jóvenes que estaban naciendo, cuando Los Illya Kuriaki nacían. Y también muchos niños que la pasaron tan bien como sus padres.

Siguieron las geniales “Jugo”, “Latin geisha” y “Funky futurista”. A esta altura ya todo el mundo bailaba llenado de paz en el Le Parc, demostrando que la bella noche se complementaba de maravillas con la bella gente que asistió al concierto.

“Expedición al Klama Hama”, “Adelante”, el potente “Helicópteros” y la divertida “Jennifer del Estero” siguieron en la lista, una tras otra, sin que Dante y Emmanuel rompieran el clima, hablando poco, lo preciso y con una banda que sonaba compacta.

Antes de los bises, una fusión libre de “Fabrico cuero” y “Es tuya Juan” dio lugar a “A mover el coolo” y todo el mundo les  hizo caso.

No obstante, la mejor parte, llegó con los bises: “Violencia del aire” (con Dante haciendo un aceptable solo de guitarra) y luego la que quizás sea la mejor canción del dúo, “Abismo”, cantada por Horvilleur.

Luego, vino “Águila amarilla”, el homenaje de los chicos a Luis Alberto Spinetta. “Este es para vos, papá”, dijo Dante, en ese momento.

El final del concierto fue bien arriba, con una poderosa versión de “Remisero” y el éxito mayor del dúo: “Abarajame”. Ovación para ellos, caras sonrientes y cierre armonioso para una noche de rock, funk, hip-hop y disfrute total.

Ulises Naranjo.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 01:11
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 01:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial