Nueve novias para Oscar

A continuación, un análisis de las nueve películas que están nominadas para quedarse con la estatuilla a la mejor realización cinematográfica.

Nueve son las pretendientes al premio de cine más mediático y cotizado, el Oscar, pero entre todas ellas dos sobresalen y, curiosamente, tienen en común su marcado acento político: “Lincoln”, de Steven Spielberg, y “Argo”, de Ben Affleck. A pesar de la arrolladora fuerza que impone y presupone Spielberg, que parte como favorito al acumular la mayor cantidad de opciones a Oscar -12 en total-, “Argo” se ha convertido en la estrella indiscutible a batir. A continuación un repaso a todas las candidatas por estricto orden alfabético.

“AMOUR”: Son contadas las ocasiones en las que una película extranjera consigue plantarse en la categoría reina de los Oscar, pero el año pasado lo consiguió la francesa “The Artist”, del hasta entonces desconocido Michel Hazanaviciuos, y lo hizo con una película muda, rodada en blanco y negr0 y con protagonistas desconocidos para el gran público. El austriaco Michael Haneke, (Múnich, 1942) opta en total a cinco premios de la Academia de Hollywood con “Amour”, un drama de amor y muerte centrado en un matrimonio ya anciano en el que él (Jean-Louis Tringtignant) tiene que hacer frente al deterioro de ella (Emmanuelle Riva). La más “tierna” de las desgarradoras películas de Haneke le reportó una segunda Palma de Oro de Oro en Cannes y este año podría hacer historia al conseguir la estatuilla a la mejor película y a la mejor película de habla no inglesa. Haneke se hizo con el Globo de Oro a la mejor cinta extranjera por este trabajo, al igual que por el anterior, “Das Weisse Band” (2009), que también concurrió por el Oscar, pero ese año se quedó con la miel en los labios. Argentina dio la campanada recogiendo el galardón (“El secreto de sus ojos”, de Juan José Campanella).



“ARGO”: Este thriller con apuntes de drama se ha revelado como más exitoso de la temporada al ir recogiendo premios por doquier tanto de la crítica como de los influyentes sindicatos del gremio. Y uno de los más significativos es el del Sindicato de Directores estadounidense DGA, donde el propio Spielberg se vio obligado a lucir la mejor de sus sonrisas de compromiso cuando los propios compañeros ensalzaban a Affleck, que ha cosechado más elogios en su incipiente carrera de director que en su ya amplia andadura como actor. Curiosamente, Affleck (California 1972), que también protagoniza el filme, no tendrá la oportunidad de levantar el Oscar a la mejor dirección, ya que no concurre en esa categoría. En los más de 80 años de historia de estos premios, sólo una película consiguió el Oscar sin que su artífice aspirase a la estauilla de mejor dirección: “Driving Miss Daisy” (1989). Además, hasta la fecha sólo una película (“Apolo 13”) ganó el premio del sindicato de productores, el de los actores y de los directores y se quedó sin el Oscar. “Argo”, producida por George Clooney, aspira a siete estatuillas y cuenta con una trama inspirada en hechos reales, sobre un operativo de la CIA en 1980 para rescatar a unos rehenes en Irán con la complicidad de Hollywood. Todo un un guiño a esa fábrica de sueños que está encantada de verse retrata de forma tan heroica.



“BEASTS OF SOUTHERN WILD”: Ben Zeitlin (Nueva York, 1982) es el más joven de los directores que aspiran al Oscar a la mejor producción del año con su primera película: “Beasts of Southern Wild”, distinguida en su estreno en el Festival de Sundance (2012), ganadora de la Cámara de Oro (a la mejor ópera prima) y el premio de la crítica en Cannes, así como muchos otros galardones. Zetlitn aúna drama y fantasía en la adaptación de la obra teatral “Juicy and Delicious”, de Lucy Alibar, que participa junto con Zeitlin en el guión de la cinta. Esta modesta producción independiente rodada con una cámara de 16 milímetros, un equipo pequeño y la complicidad de los residentes de Montegut (Luisiana) aspira a cuatro estatuillas, todo un contraste con las tres candidaturas de una las superproducciones de Hollywood, “The Hobbit”. El director consigue con la hipnotizante Qunvenzhané Wallis, la protagonista (de seis años en el momento del rodaje), retratar la magia y la vulnerabilidad de una región amenazada por los huracanes, las crecidas de agua y la acción del hombre. Wallis interpreta a una niña valiente y con una desbordante imaginación que ha perdido a su madre. Su padre, enfermo, le enseña a sobrevivir en una región sometida a las adversidades climatológicas. Cuando la enfermedad del padre se agrava, la pequeña inicia la búsqueda de la madre. Wallis, que actualmente tiene 9 años y se desenvuelve con una familiaridad desconcertante en el mundillo de Hollywood, es la candidata más joven a alzarse con el premio a la mejor protagonista. Zeitlin, por su parte, aspira también al galardón del mejor guión y dirección.



“DJANGO UNCHAINED”: Sangre, litros y litros de sangre, diálgos originales y nada de lágrimas, sino violencia. Esa es la marca de la casa Tarantino, que rueda un alegato antirracista adentrándose en la época de la esclavitud de su país con “Django Unchained”, un “spaguetti western” que ha levantado ampollas y un agrio debate sobre la violencia en las películas, sobre todo al calor de las últimas matanzas en Estados Unidos. Tarantino (Tenneessee, 1963) defiende su cine alegando que se trata de una violencia catárquica. El realizador ha explicado que hubo “dos holocaustos” en su país, uno contra la población india nativa y otro el que se cometió con el comercio de esclavos y ese es un tema que la sociedad todavía no ha abordado en profundidad. “Django Unchained”, aspira en total a cinco Oscar, pero ninguno de ellos para sus actores principales (Jamie Foxx y Leonardo DiCaprio). El que sí podría repetir premio es el austriaco Christoph Waltz como mejor actor de reparto. Tarantino, distinguido con la Palma de Oro en Cannes por “Pulp Fiction” (1994), tan sólo ha recogido una de las preciadas estatuillas y fue con esta misma película. Entonces se llevó antes el premio al mejor guión en los Golden Globe, como también ha ocurrido este año. Lo curioso es que aunque el cineasta está considerado uno de las más influyentes de su generación y aspira al Oscar mejor película y al mejor guión original, no pasó el corte de la categoría del mejor director.

“LES MISÉRABLES”: El único musical entre las candidatas al gran premio de la noche ha conmovido a millones de espectadores en todo el mundo, y eso que se trata de una historia conocida: la injusticia que retrató Victor Hugo en su novela homónima. Con experiencia en la pequeña pantalla, pero con apenas cuatro largometrajes, el director británico Tom Hooper (Londres, 1972) era prácticamente un desconocido hasta que en 2010 encandiló a la crítica con un monarca tartamudo en “El discurso del rey”, la cinta que se alzó con cuatro Oscar, entre ellos el de mejor director y mejor película. Este año no figura como mejor director, pero el drama vuelve a estar en la selección que realiza la Academia de Cine de Hollywood nada menos que con 8 opciones a premio, entre ellas la de mejor vestuario para el español Paco Delgado. Hugh Jackman y Anne Hathaway concurren al premio al mejor actor y actriz de reparto, un galardón que ya recogieron por este trabajo en los Golden Globe, donde la cinta fue distinguida como mejor musical.



“LIFE OF PI”: En “Life of Pi”, la única de las candidatas que ha sido rodada en 3D, Ang Lee (Taiwan, 1954) recurre a la la técnica del futuro poniéndola al servicio de la narración tradicional en lugar de emplearla con fines meramente estéticos o mercantiles como ha ocurrido en el pasado y se merecería el Oscar aunque solo sea por la maestría que ha demostrado tener a la hora de plasmar en imágenes la fe que emana de la novela homónima de Yan Martel, centrada en un adolescente indio que sobrevive a un naufragio durante 227 días con un tigre como compañero de desventuras. “Life of Pi”, que aspira a 11 estatuillas (en su mayoría de categoría técnica) es visualmente la más espectacular de todas las concurrentes, sin embargo no todas las críticas han sido entusiastas. Ang Lee ya tiene dos estatuillas entre su amplia colección de premios: la primera la recogió a la mejor película extranjera por “Crouching Tiger, Hidden Dragon” (en 2001, año en que se quedó sin el premio la mexicana “Amores perros”); la segunda como mejor director por “Brokeback Mountain” (2006). En esa ocasión Lee optaba a 8 estatuillas y acabó llevándose tres, entre ellas la de mejor banda sonora para el argentino Gustavo Santaolalla. Hasta ahora lo más premiado de “Life of Pi” ha sido su fotografía, obra del chileno Claudio Miranda, y su banda sonora, del compositor canadiense Mychael Danna.



“LINCOLN”: A partir de ahora muchos estudiantes identificarán a Abraham Lincoln con el rostro de Daniel Day-Lewis por la fuerza de su personaje en “Lincoln”, esa monumental lección de historia que ha rodado Steven Spielberg. La cinta, que de todas las candidatas es la que mejor ha funcionado en taquilla, acude a la noche de la gala en una “incómoda” posición preferente, pues aspira a 12 premios y está por ver con cuantas estatuillas se queda finalmente. Spielberg muestra en “Lincoln” como se consiguió el noble propósito de abolir la esclavitud a través de una serie de artimañas políticas, una práctica vigente por cómo se negocia entre lobbyes y partidos sobre asuntos políticos. La extraordinaria composición que hace Day-Lewis del presidente estadounidense, rodeado de primeras figuras en el reparto, un guión ambicioso y la potente puesta en escena del director de “E.T.” o “Saving Private Ryan”, convierten este trabajo en uno de los mejores de Spielberg, aunque el director conmovió mucho más con “Schindler's List” (1993), la única cinta con la que el director se hizo con el Oscar a la mejor película hace ya casi 20 años. En el pasado estuvo nominado en siete ocasiones en esta categoría y sólo en una ocasión no era una película suya (“Letters from Iwo Jima”, de Clint Eastwood).



“SILVER LINING PLAYBOOK”: Al director David O. Russell (Nueva York, 1958) la vida le ha cambiado con “Silver Lining Playbook”, un drama falsamente vestido de comedia romántica, que trata sin ñoñería pero con amabilidad enfermedades importantes como la esquizofrenia o la bipolaridad. La cinta despuntó en el festival de Toronto, donde se alzó con el premio del público y en los Oscar consiguió directamente 8 candidaturas, cuatro de ellas para los actores: Bradley Cooper, Jennifer Lawrence como protagonistas y Jackie Weaver y Robert De Niro como intérpretes de reparto. Hacía más de 20 años que De Niro, que levantó el Oscar con “El padrino II” y “Toro Salvaje”, no era considerado por la Academia de Hollywood (desde “Cape Fear”, 1991). O. Russell, con 21 millones de dólares, construye un historia sobre un joven (Bradley Cooper) que intenta superar sus brotes esquizofrénicos sin medicación pero con la peculiar compañía de una problemática viuda (Jennifer Lawrence). El director de “Three Kings”, (con George Clooney como protagonista), ya concurrio como mejor director al Oscar con el drama “The Fighter”, con el que alzó el Globo de Oro a la mejor dirección. En su próximo filme, titulado provisionalmente “American Bullshit”, contará de nuevo con los mismos protagonistas: Cooper y Lawrence, que al parecer también forman pareja en la vida real.



“ZERO DARK THIRTY”: Kathryn Bigelow (California, 1951), la única mujer que ha conseguido el Oscar a la mejor dirección, ha rodado un drama duro, arriesgado y con la tensión de un thriller sobre la caza y captura del terrorista más buscado del mundo, Osama bin Laden. Por una parte la película parece que se adentra en el Pentágono, pero por otra cuestiona implícitamente las torturas y eso podría jugar en su contra, pues a los miembros de la Academia no les gusta ver la imagen de su país por los suelos. Sin embargo precisamente ahí reside el valor de este retrato de una de las principales políticas de Washington de los últimos año: la lucha antiterrorista. Con un reparto sin afamados nombres, pero encabezado por la actriz más solicitada del momento: Jessica Chastain, la cinta aspira a cinco estatuillas de la Academia de Hollywood, pero inexplicablemente Bigelow no opta al premio de la mejor dirección. Aparte de algunos premios de la crítica, por ahora la mayor parte de galardones ha ido a parar a manos de la protagonista: Chastain, que recogió el premio a la mejor actriz en los Golden Globe, entre otros.



Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 13:09
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 13:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial