A 26 años del hundimiento del crucero General Belgrano

Durante la guerra de Malvinas, un día como hoy, un submarino británico atacaba al crucero escuela Manuel Belgrano en aguas afuera del conflicto. En este buque escuela, murieron 323 marinos argentinos. Mirá los testimonios de veteranos de Malvinas.

El hundimiento del ARA General Belgrano se produjo el domingo 2 de mayo de 1982, durante la Guerra de las Malvinas, a consecuencia del ataque del submarino nuclear británico HMS Conqueror.


El hundimiento del crucero fue clave en el conflicto bélico para determinar la victoria final británica, ya que le permitió a éstos desde entonces la completa superioridad naval del territorio.
El hecho causó la muerte de 323 marinos argentinos (prácticamente la mitad de bajas sufridas en el conflicto por el país sudamericano),[1] y una fuerte polémica al haberse producido el ataque fuera del área de exclusión establecida por el gobierno británico alrededor de las islas.

Es el único caso de un barco hundido en guerra por un submarino atómico.

 

 


Cronología de los hechos

A comienzos de marzo de 1982, la flota argentina apostada en Puerto Belgrano entró en estado de alerta debido al endurecimiento de las relaciones diplomáticas con el gobierno inglés por la soberanía reclamada por Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.[3] El comandante del ARA General Belgrano, Héctor Bonzo, resume así la primera notificación[4] que tuvo de parte del Estado Mayor sobre la acción bélica a emprender sobre Malvinas.

Como consecuencia, comenzó la preparación para que las unidades comprometidas en la acción pudieran zarpar con el objetivo de recuperar las islas.

El día 28 de marzo partió la flota de mar. Pero el Belgrano, dado que se encontraba en fase de reparaciones anuales, fue el único buque que tuvo que posponer su zarpado. Las labores de mantenimiento implicaban su estadía en puerto durante dos meses más. Se trataba de los siguientes aspectos:

Rectificación y nivelación de la artillería.
Puesta a punto de sistemas de control de tiro.
Ajuste de circuitos de la unidad de control de los misiles Sea Cat antiaéreos, de corto alcance.
Inspección y mantenimiento de las turbinas
Mantenimiento en calderas, electricidad, auxiliares y control de averías.
Actualización de la parte electrónica.
Tratamiento preservador del casco y la superestructura.

Finalmente, después de anular dos veces su salida, el día 16 de abril de 1982 el ARA General Belgrano partió bajo las órdenes del comandante Héctor Bonzo. Su dotación fue conformada por oficiales, sub-oficiales, cabos, marineros, conscriptos y 2 civiles que eran encargados de la cantina del buque y eran voluntarios en la misión.


Normalmente en tiempos de paz la tripulación del buque rondaba los 750-770 hombres, pero en este caso, se llegó a 1093 tripulantes.[6] El 100% de la dotación fue distribuida en tres horarios de guardias rotativas. De este modo, cada tripulante cumpliría 8 horas de guardia por día, mientras no se estuviera cubriendo combate. Esta modalidad mantenía al buque en permanente estado operativo y con posibilidad de inmediata respuesta en todos los sistemas y servicios del buque.

La misión original que se le estableció al buque fue:

Zarpada al teatro de operaciones (zona de conflicto) y estacionamiento en la Isla de los Estados, derrota costera[7] y tratar de velar intenciones.
Cumplir tareas relacionadas con la vigilancia de los accesos Sur al teatro de operaciones (TOAS), interceptar unidades del enemigo, de acuerdo con órdenes, y disuadir en el marco regional.
Evitar el contacto táctico con unidades del enemigo que portaran misiles superficie-superficie.
En caso necesario y de acuerdo con la situación proceder al reabastecimiento en la Base Naval Ushuaia.[8]


Después de permanecer unos días patrullando en la zona de Isla de los Estados, el 22 de abril a las 18:30, el Belgrano tomó el puerto de Ushuaia, para reabastecerse y cambiar un lote de munición. Este puerto se convirtió así en el último lugar argentino donde estuvo el crucero.

La mañana del 24 de abril, la embarcación abandonó el puerto. Cuatro días más tarde, el día 28, se reunió en el norte de Isla de los Estados con los destructores Piedra Buena, Bouchard y el petrolero de YPF Puerto Rosales, conformando así el Grupo de Tareas 79.3 (GT 79.3). Los destructores tenían la función de protegerlo, formar una cortina y tratar de ponerlo a salvo tanto de enemigos de superficie, como aéreo o submarino. El General Belgrano, como nave capitana del grupo se debía mantener en espera en la zona entre los meridianos de Isla de los Estados y el Banco Burdwood. Para la segunda fase se introduciría el concepto de la interceptación de unidades enemigas y/o neutralización, actuando en coordinación con otros grupos de tareas.

El día 29 de abril entre las 9:00 y las 16:00, completó de manera satisfactoria el reabastecimiento de 125 toneladas de combustible en maniobra de navegación (conocida como "operación LOGOS") por parte del petrolero Puerto Rosales.

La tarde del sábado 1 de mayo, minutos después de las 20:00, el crucero recibió nuevas órdenes. Eran urgentes y de claro carácter ofensivo. El GT 79.3 se convertiría en uno de los brazos de una maniobra de pinzas que se abalanzaría contra los británicos desde el sur, mientras que el GT 79.2, conformado por el portaaviones Veinticinco de Mayo, sería el otro brazo de la maniobra.


El GT 79.3 se ubicaría hacia al este y tendría como misión desgastar al enemigo utilizando los misiles MM-38 Exocet transportados por los dos destructores, ocho en total. En el caso del crucero, su función sería la de rematar con sus cañones a los buques británicos dañados, ya que el alcance y pegada de sus torres de 6 pulgadas lo convertían en una herramienta válida. Para entonces, las alternativas evaluadas por el comandante Bonzo y su plana mayor incluían la entrada a la denominada Zona de Exclusión Total (ZET), contacto táctico con los buques ingleses, rechazo de posibles ataques aéreos y soportar posibles ataques de submarinos nucleares en la zona de operaciones.

Las órdenes dadas a los buques del GT 79.3 indicaba la previsión de movimiento hacia las 05:30 del 2 de mayo, con un rumbo 335º que los acercaría a la Task Force británica transitando ya dentro de la ZET. Debido a problemas en el portaaviones por su baja velocidad y la escasez de viento suficiente en la zona, se obligó a retrasar el ataque.
El informe recibido por el GT 79.3 a la 1:00, dio a entender una posible cancelación de la operación, ya que la flota británica había cesado los ataques aéreos contra Puerto Argentino y Pradera de Ganso, además de iniciar el movimiento de los portaaviones que se alejaban de la Isla.


La cancelación definitiva del ataque llegó a las 05:00, sorprendiendo al GT 79.3 mientras estaba en pleno movimiento. Se recibió entonces un mensaje del comando superior donde se ordenaba un cambio de las operaciones planificadas con anterioridad. Ahora debía mantenerse en un área más hacia el oeste en espera de nuevas órdenes.


A las 15:20 el Belgrano se dispuso rumbo 290º, ubicándose a 100 millas de la Isla de los Estados y a 35 de la ZET, de esta manera el GT 79.3 realizaba un giro por estribor con la proa hacia el este, manteniéndose así en el área de espera indicada.

Opiniones (4)
22 de septiembre de 2017 | 20:12
5
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 20:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. VIENDO ESTAS PUBLICACIONES; ME PARECE SERIA CONVENIENTE PROFUNDIZAR MAS EL TEMA: POR EJEMPLO POR ESTABA EL ARA EN ESE LUGAR Y NO SE APROVECHO ALGUN OTRO TAL COMO ASI SE EXPLICA EN PUBLICACION: QUIERO DECIR; PORQUE NO SE APROVECHO MEJOR EL ALCANCE DE LOS CAÑONES? QUE PASO CON EL CAPITAN?
    4
  2. Viendo las notas publicadas, posiblemente me equivoco, pero pareciera que el Belgrano ya se sabía que sería hundido antes de que comenzara el conflicto bélico. Pero hay temas que sería interente poder saber. Creo que el capitán Bonzo actuaba por órdenes de la superioridad, pero quién tomó la decisión para que el Belgrano estuviera en ese lugar? Fue el mismo capitán? Que fue de la vida de Bonzo? Todavía vive? Sería importante que el capitan del barco o alguien que sepa diera algunas explicaciones al respecto. En definitiva el Belgrano era de todos los argentinos y me parece que alguien tendría que dar alguna explicación al respecto.
    3
  3. La historia del crucero "ARA Belgrano" es muy interesante. Fue construído durante la Segunad Guerra mundial, perteneciente a los cruceros de la clase "Bloisse" (CL 46) , que a su vez fueron inspirados en los cruceros japoneses de la clase "Tone" de los cuales los japòneses hicieron un uso magistral y demostraron la eficacia de este tipo de embarcación muchas más económicos y versátiles que los pesado acorazados. El "ARA Belgrano" originalmente bautizado como el "USS Phoenix" y que tuvo gran actuación en la guerra en el Pacífico, destacado en la zona de las costas de Australia, fue torpedeado varias veces por los japoneses , los que creían que se hundiría fácilmente, al punto que se lo conoció como " El fantasma galopante de las costas de Australia" pues muchas veces lo daban por hundido y reaparecía en batalla, fue uno de los barcos que menos bajas tuvo durante la Guerra del Pacífico. Terminada la II Guerra Mundial y en el plan de desarme de EEUU que quedó con una gran cantidad de buques que no usaría, fue vendido junto a otro similar a la Argentina ( para reforzar el Tratado Interamericano de Ayuda Recíproca -TIAR-, que no se puso en vigencia en la Guerra de las Malvinas en contra de los ingleses, como debería haberse hecho, traición imperdonable de EEUU); estos 2 buques en Argentina son rebautizados como "ARA 9 de Julio" y "ARA 17 de Octubre" ( "ARA Belgrano" después de la revolución de 1955). En una maniobras, en la década del 50, estos dos buques colisionan, quedando el 9 de Julio inactivo por mucho tiempo y el Belgrano pierde casi 20 metros de su proa ( pero siempre capáz de flotar y movilizarse); el Belgrano es reparado y se le hace una nueva proa, más corta y sin respetar los tabiques de compartimientos estancos originales, lo que explica que al ser torpedeado en la proa, por el submarino británico "HMS Conqueror", su proa se desprende tal como se vé en sus ultimas fotos, pero no tiene los tabiques de estanqueidad en su forma original y permite que el agua entre a un ritmo superior que el "Titanic". El segundo torpedo del Conqueror da en la sala de máquinas y hace imposible tener energía para bombear el agua que en exceso entra ( se presume que el Belgrano, a pesar de estar en tiempo de guerra y aunque no estaba en aguas del teatro operacional, navegaba sin las mamparas estancas cerradas ...habría que preguntar a los sobrevivientes). El comandante del Conqueror ( Chris Wreford Brown, si mal no recuerdo) en una entrevista dijo: " No entiendo cómo el capitán Bonzo perdió su barco, pues uno puede tirarle 5 o 6 torpedos y no tener seguridad de hundirlo" ( como les pasó a los japoneses). Un certero impacto en una proa que no respetó la estructura original, otro en la sala de máquinas y probablemente los compartimientos estancos sin cerrar, se confabulan para dar muerte a un grande de los mares... es historia... son explicaciones ...pero nace una leyenda y héroes para quienes lo conocieron y amaron. Su importancia estratégica: El Belgrano se podría haber convertido en una pieza clave si hubiera sido anclado en la Bahía de Puerto Rivero, resguardado por unos montes rodeando la bahía y poco vulnerable para misiles ( de esa época), sólo se podría haber atacado por aviones que llegarían por un corredor que con defensa antiaéreas hubiese sido la muerte de los aviones británicos. Su poder de fuego 15 cañones de 6 pulgadas ( 150 mm) en cinco torres triples le daban un alcance de tiro indirecto de casi 25.000 mts. ; no hay barco que resistiese sus andanadas a menos de esa distancia. Hubiese obligado a los británicos a desdoblar sus objetivo principal: la pista aérea en Puerto Rivero y el belgrano, que aún hundiendose en la bahía, sus cañones quedarían por fuera del agua y con energía desde tierra seguirían operacionales, por mar ningún buque inglés hubiese llegado a menos de 25 kms sin ser destruido por el viejo crucero, una letal pieza de museo...viejo pero letal al fin ( estas son las conclusiones de un estratega norteamericano que dijo que el Belgrano fue desperdiciado en la Guerra de las Malvinas)... podría haber sido cierto. Por último, en la Guerra de las Malvinas, el portaviones que participó ( poco, se lo cuidó mucho) creo que fué el "ARA 9 de Julio" ( que reemplazó al viejo crucero 9 de Julio") ya que si la memoria no me falla el 25 de mayo no estaba en actividad y ya había sido sacado de servicio. El portaviones "9 de Julio" fue vendido en partes para uno similar de Brazil y el resto, como chatarra flotante se vendió y trasladó a un país asiático ( creo que era Hong Kong) en la época de entrega nacional, durante los 90. MALVINAS: "VOLVEREMOS" Ir a Malvinas, con documento argentino será mi placer.
    2
  4. ME PARECE QUE ESTA ES UNA NOTA MUY LINDA E INTERESANTE, PERO ME GUSTARIA SABER ALGUNAS COSAS MAS. POR EJEMPLO: ¿PORQUE SU UNDIMIENTO FUE CLAVE PARA LA VICTORIA INGLESA? ¿QUE HABRIA PASADO SI NO LO HUBIERAN UNDIDO?
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'