Deportes

Con el sello de Bianchi, Boca venció a Quilmes

En la vuelta del Virrey, el Xeneize perdía por dos goles ante el Cervecero pero tuvo una gran reacción y se llevó la victoria.

Boca Juniors, con Carlos Bianchi como DT en su primer partido oficial y con Juan Román Riquelme como espectador de lujo, revirtió un 0-2 y le ganó 3-2 a Quilmes en La Bombonera su partido por la primera fecha del torneo Inicial de fútbol.

A puro corazón, sufriendo, con poco fútbol pero con un derroche de coraje, el equipo xeneize se llevó los tres puntos con un hombre menos por la expulsión de Matías Caruzzo y luego de que Agustín Orión le contuviera un penal a Martín Cauteruccio con el marcador 2-2.

En el primer tiempo, el equipo que dirige Omar De Felippe convirtió por medio de Wilfredo Olivera (5m.) y Cristian Menéndez (9m.); descontando Walter Erviti (38m.).

En el segundo tiempo, Guillermo Burdisso, a los 22 y 35 minutos, marcó para el local.

Las presencias de Carlos Bianchi, el DT más ganador de su historia, y de Juan Román Riquelme en el palco junto con Daniel Angelici, fueron el condimento de un partido electrizante que premió el buen segundo tiempo de Boca y que castigó, quizàs demasiado, el prolijo planteo de Quilmes.

El equipo de Walter De Felippe metió dos manos de nocaut en los primeros 10 minutos y se puso 2-0 con un cabezazo del uruguayo Olivera y una buena definición de Menéndez aprovechando los errores del fondo de Boca.

El local fue un cúmulo de desaciertos en la primera media hora: marcó mal en el fondo, tuvo problemas de traslado (Leandro Somoza fue silbado en cada pelota que tocó) y no llegó nunca a inquietar a Emanuel Trípodi.

Las miradas de los simpatizantes boquenses, por entonces, se repartían entre lo muy pobre que veían en el campo de juego y la ilusión, casi como un talismán, que generaban la presencia de Bianchi desde su puesto de conductor y Riquelme en el palco presidencial junto a Daniel Angelici.

Pero sobre el final del primer tiempo el once xeneize esbozó una mejora y en su única jugada criteriosa descontó. "El Burrito" Martínez habilitó bien a Pol Fernández, éste la cruzó aún mejor para Erviti y el ex Banfield, sin marcas, le hizp un pase a la red y estableció el 1-2.

Fue un anuncio de lo que iba a pasar en el segundo tiempo, en el que Boca asumió un protagonismo excluyente, lo metió a Quilmes en su área y llegó al empate en uno de los tantos centros que lanzó, éste aprovechado por Burdisso en su primer gol en primera con los pies, ya que antes los hizo todos de cabeza.

El empate puso La Bombonera en estado de ebullición y desde allí la táctica no existió. Fue una puja de voluntades entre los que querían ganar y los que querían mantener la igualdad, con las pulsaciones a mil y la mente casi nublada.

En ese contexto llegó un pasaje clave. Se lesionó Cellay, lo reemplazó Ribair Rodríguez y en la primera jugada Caruzzo le cometió penal a Menéndez, se tuvo que ir por doble amarilla y pareció que Quilmes se llevaba el premio mayor.

Pero Orión, que no destaca por ser un ataja penales, se quedó con el remate de Cauteruccio (de floja tarea) y enseguida Burdisso capturó otro centro de un córner y como venía metió una volea a lo Van Basten que desató la locura. Por el 3 a 2 y porque aquello del celular de Dios de Bianchi se hacía realidad.

Los minutos finales fueron el ir sin tino de Quilmes y el aguantar como sea del local, que terminó jugando con Lautaro Acosta de 4 y Ribair Rodríguez de 2 para redondear un triunfo a "lo Boca".

Para encender la esperanza de un futuro mejor.

En el historial, Boca tiene ahora 31 triunfos contra 5 de Quilmes y 16 empates.

En la próxima fecha, la segunda del Incial, Boca visitará a Tigre, el domingo, a las 17, en tanto Quilmes, el mismo día y a la misma hora, recibirá a All Boys.

Opiniones (0)
16 de enero de 2018 | 04:58
1
ERROR
16 de enero de 2018 | 04:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos