Deportes

El Barcelona baraja una lista de 40 nuevos nombres

La dirigencia del equipo español quiere hacer una profunda renovación en su plantel de jugadores. Por ese motivo ha reservado 120 millones de euros para afrontar los nuevos contratos.

El verano se prevé largo y complicado para los responsables del área deportiva del Barça. Es cierto que ya se estaba trabajando de cara al futuro; pero la derrota de Old Trafford certificó el fin de un ciclo y despejó las dudas -en general, en sentido negativo- en torno a algunos integrantes de la plantilla, recoge hoy el diario deportivo Sport.

La lista de las posibles bajas está más que definida; y para concretar en nombres los refuerzos para la plantilla 2008-09 se baraja otra relación de cuarenta futbolistas del máximo nivel.

Desde ayer se ha intensificado la búsqueda de un central, un lateral, un centrocampista, un extremo y un delantero centro. También, de un portero que aumente la competencia en esta posición clave del equipo. La intención es llevar a cabo un auténtico ‘plan renove’ y combinar la base de la casa y algunos de los fichajes del pasado verano con las nuevas incorporaciones para rearmar la plantilla.

Uno de los principales objetivos del Barça es el lateral del Sevilla, Dani Alves. El internacional brasileño está en la agenda del Barça desde hace mucho tiempo, pero las elevadas pretensiones económicas del presidente del club andaluz, José María del Nido, han sido siempre un serio obstáculo para que se cerrara la operación. El bajo rendimiento de Zambrotta y los interminables problemas físicos de Oleguer han obligado a los técnicos a recurrir a Carles Puyol para el lateral derecho. Ahora parece obligada la contratación de un jugador de las máximas garantías para esta demarcación. Alves ha llevado a cabo un espectacular despliegue técnico y físico en el carril derecho del Sánchez Pizjuán y su espíritu ofensivo ha resultado determinante. Otra opción interesante es la del lateral del Bayern Múnich Philipp Lahm, que estaba a punto de cerrar su renovación pero que por el momento no ha llegado a un acuerdo para prorrogar su contrato.

No están tan claras las preferencias a la hora de buscar refuerzos para el eje de la defensa. Los nombres del veterano Lucio (Bayern), de Coloccini (Deportivo) y de Garay (Racing) son algunos de los que se barajan en la secretaría técnica del Barça.

Hay otros dos jugadores sevillistas que el Barça tiene muy en cuenta son los mediocentros Christian Poulsen y Seydou Keita. Como en el caso de Alves, el obstáculo puede ser, una vez más, el precio que pida el Sevilla. El danés tiene un año más de contrato y el malí llegó esta temporada procedente del Lens y firmó hasta el 2011.

También sigue en la lista Cesc Fàbregas pese a que en el club son reticentes a pagar una elevada suma de dinero para recuperar a un jugador que salió de su cantera. En el aspecto positivo valoran su calidad, su juventud y la experiencia que ha adquirido en una liga tan exigente como la Premier.

Un aspecto clave a la hora de valorar su fichaje es que muchas de las cosas que puede aportar Cesc ya las ofrecen Xavi e Iniesta y el equipo está más necesitado de reclutar a un centrocampista con un perfil como el de Deco de Souza, que en sus mejores momentos aportaba un equilibrio perfecto entre calidad, combatividad y despliegue físico. Dicho esto, está claro que Fàbregas es uno de los mejores centrocampistas del fútbol actual y está por ver si Arsène Wenger le dejaría ir.

La plantilla también necesita, de manera urgente, un hombre de banda con garantías. La marcha de Ludovic Giuly no se ha cubierto como necesitaba el equipo pues se trataba de un jugador complementario con Lionel Messi. Leo juega con el balón cosido al pie y trazada una y otra diagonal; Ludo llegaba a los espacios y abría el campo pegado a la línea de banda. A lo largo de esta campaña han desfilado por el extremo derecho toda una gama de delanteros centro que se han tenido que adaptar con mayor o menor acierto a esa posición.

Descartado el preferido por inalcanzable, Cristiano Ronaldo, el Barça tiene puestos los ojos en Frank Ribery, un fichaje casi imposible pues difícilmente le dejará escapar el Bayern Múnich. El verano anterior, el club bávaro apostó por Ribery y la entidad catalana, por el mismo precio, por Henry...

También está complicada la primera opción para reforzar la punta de ataque, el joven y espectacular ariete del Olympique de Lyon, Karim Benzema. Tanto el club francés como el jugador han asegurado que este verano no se irá del estadio Gerland. Huntelaar o Miroslav Klose son algunas de las alternativas, si bien más veteranas.

El objetivo es reconstruir la columna vertebral del equipo con jugadores jóvenes y que mantengan la ambición por conquistar títulos. Una misión complicada y que además implicará una inversión muy importante por parte del Barça si quiere reclutar jugadores del nivel que necesita para volver a aspirar a los títulos.

En principio, la directiva cuenta con unos 120 millones de euros para fichajes, una cifra más que respetable pero que tendrá que emplear si quiere afrontar una renovación tan profunda.

 

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|11:51
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|11:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes