"No tengo problema en que un vago comunista labure conmigo"

Tras la polémica con la Presidenta, el humorista Miguel del Sel se autocalificó como "el mismo negro de siempre", pese a su Mercedes Benz.

El máximo referente del macrismo en la provincia de Santa Fe, Miguel del Sel, dialogó sobre sus perspectivas políticas para el actual año electoral, luego de la polémica desatada a raíz de las injurias contra la presidenta Cristina Kirchner. De gira en Carlos Paz con su espectáculo Complicados, defendió su falta de experiencia en la política, respaldó la incorporación de otros “famosos” al espacio del PRO, y se mostró confiado a lo que se viene.

De manera autorreferencial, Del Sel sostuvo que el famoso no es una “figura decorativa” en las listas electorales y que tiene algo que aportar. “Tiene sus equipos que lo acompañan. Y si tiene buenas intenciones y hace lo correcto, difícilmente se pueda llegar a equivocar. Después uno puede acompañar medidas que considera que están bien tomadas y no acompañar las que no compartís. No hay un oficio que garantice una buena gestión de gobierno”, planteó.

Y agregó: “Lo que yo tengo como respaldo es una experiencia que muy pocos han tenido. Toda mi vida la pase con mi gente. Y sigo siendo el mismo negro de siempre. Me ves que ando en un buen auto porque estoy todo el tiempo en la ruta”.

Si bien es optimista, el humorista santafesino reconoció que se metió en un terreno problemático donde hay “grandes negocios” y miserias. “Todos los martes tenemos los almuerzos de la mesa nacional del PRO, y ya le plantee a Mauricio Macri y a todos los dirigentes  que si algún día empiezo a notar cosas extrañas en ese sentido, me voy a mi casa”, aseguró Del Sel.

En este sentido, reconoció que la familia del propio jefe de Gobierno porteño tuvo sus vínculos y negocios con el poder. “La critica atraviesa todos los estratos. Yo por eso estoy muy bien, debo ser de los que hablan con total tranquilidad. En la política se ve la miseria humana, pero la que hay que atender es la miseria de los pobres”, comentó en diálogo con la revista Pronto.

La polémica en torno a sus insultos a la Presidenta Cristina Kirchner también tuvo su capítulo. “Se me fue la mano, por eso le pedí disculpas a la presidenta. Los que me conocen bien saben que lo hago con humor, no es mi estilo ofender ni insultar a nadie. Traje a colación un chiste que hago en la obra, y que no está dirigido a ella. Insisto en pedir disculpas a la investidura presidencial. Sigo apostando al dialogo, como lo hice siempre, para solucionar los problemas de los santafesinos y para intentar construir un país mejor”, justificó.

Por último, Del Sel defendió la incorporación de distintas personalidades y famosos al espacio PRO. “Se puede ver el otro lado de la cuestión y es que la gente pasa a tener los candidatos que son reconocidos, queridos y que se ganaron la vida dignamente. Tenemos mucho mas para perder los que somos conocidos, que aquellos quien nadie conoce, que así como aparecen, desaparecen, y después vuelven llenos de plata y no sabes como la hicieron”, dijo el ex candidato a gobernador por Santa Fe.

Y concluyó: “Estoy confiado de que me va a ir bien, porque me voy a rodear de los mejores, sean del partido que sean. No tengo problema en que venga un vago que es comunista y quiera laburar conmigo”.

Fuente: Infobae

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 01:01
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes