Volvieron los “escraches”: Boudou y Kicillof abucheados
Este domingo, dos de los principales funcionarios del Gobierno fueron “escrachados” por la sociedad. Uno en un acto y el otro en Buquebús. ¿Llegó el hartazgo popular?

Ayer, fueron “escrachados” Amado Boudou y Axel Kicillof. El primero en el marco de su viaje en Buquebus de Uruguay a Buenos Aires; el segundo durante el acto central por el bicentenario del Combate de San Lorenzo, que se llevó a cabo en el Campo de la Gloria, donde las tropas de San Martín derrotaron al ejército realista.

El incidente con Kicillof ocurrió poco después de las 20:45 cuando un grupo de pasajeros se percató de la presencia del funcionario y comenzaron a insultarlo. Frente a esta situación, el viceministro fue resguardado en la cabina del comandante del barco, para evitar que los pasajeros siguieran exasperándose.

En el caso de Boudou, el escrache ocurrió cuando se encontraba junto al gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti. Mientras advertía que "es una actitud fascista no escuchar lo que otros tienen que decir", los gritos y silbidos se hacían más y más fuertes.

A raíz de lo ocurrido, muchos se preguntan en estas horas: ¿Volvió el hartazgo popular o se trató de dos hechos anecdóticos y coincidentes en el tiempo?

En pleno año electoral, la respuesta se sabrá al paso de los próximos meses.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (19)
17 de Septiembre de 2014|16:33
20
ERROR
17 de Septiembre de 2014|16:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
ledoyaunareina4 de Febrero de 2013|20:07
Dudo que la metodología del escrache tenga algún efecto en tipos que usa de escudo humano a su propio hijo
19
jubelos4 de Febrero de 2013|14:28
Pobres que viajan en avion o compran autos nuevos se llaman clase media, los que con el trabajo generan un bienestar mejor. Y es verdad, los ricos los desprecian, con idéntico desprecio que tienen los miserables de esta nota y sus seguidores zombies. Un pobre progresa es un pobre que usó la cabeza. Usar la cabeza va en contra del modelo. El primer comentario tiene toda la logica del odio al progreso.
18
sergi4 de Febrero de 2013|14:18
Bueno acá los tipos pagan el precio de mirarnos a todos desde arriba, la soberbia al mirar despectivamente cuando le hacen alguna pregunta, la soberbia de la viuda cuando se sube al atril para "retarnos" cual maestra ciruela, nos miran con repugnancia a los que nos somos manejables a su antojo. Ahora hay un problema con esto, maltratar, insultar a uno de estos delincuentes no debería molestarnos, ahora cuando el tipo va con flia e hijos chicos creo, y Dios y muchos saben lo anti K que soy, nos deberíamos abstener de devolverle en la cara la repugnancia que ellos nos tienen, por los pibes que no tienen la culpa de la calaña de padre que tienen. Es mi punto de vista, rara vez bajan de su "olimpo" pero cuando lo hacen se dan cuenta de la realidad, espero que le sirva para algo a este fascineroso.
17
ana534 de Febrero de 2013|14:16
Por supuesto que es una imagen del hartazgo !!!!!!! Lastima que nadie oye,,,,,,,,todos sordos siguen a unos dirigentes locos que algunos NO votamos.
16
cocodrilo4 de Febrero de 2013|14:02
Parece que la 'buena vida' que se está dando el embajador argentino en Brasil, Luis María Kreckler, hizo enfurecer al canciller Héctor Timerman. Pero Cristina Fernández, quien tiene diálogo directo con el embajador, calmó los ánimos.aunque la Argentina tiene residencia propia, Kreckler alquiló una lujosa mansión a orillas del lago Paranoá, una de las zonas más exclusivas de Brasilia, donde vive con su mujer y su pequeña hija. La propiedad, de 12.000 m2, tiene una pileta semi olímpica, sauna, spa, estacionamiento para 50 autos, bodega subterránea para 4 mil botellas, cine con 9 butacas, vista al lago artificial y hasta un pequeño muelle propio con capacidad para ocho botes grandes, entre otros lujos. El alquiler de la misma estaría entre 17.500 y 35 mil dólares mensuales, según estimaron operadores inmobiliarios. Desde la embajada, sin embargo, dijeron a Clarín que por la residencia se pagan 13 mil dólares mensuales, es decir, 156.000 dólares al año. De más está decir, que ese alquiler lo pagamos todos nosotros. Aunque desde la embajada intentaron minimizar el asunto: ?un porcentaje de los alquileres los pagan ellos mismos con su sueldos?. Habría que ver cuál es ese porcentaje... En tanto, la residencia oficial está desocupada. ?Está muy venida abajo. Se va a vender y con ese dinero se va a construir una nueva residencia al lado de la embajada?, aseguraron cerca del embajador. Todo el proceso, previo remate, podría durar varios años. Mientras tanto, Argentina deberá pagar el alquiler de la nueva mansión. Pero no sólo Kreckler se da la buena vida: el alto gasto en alquileres se traslada a otros funcionarios de la embajada, que también viven en lujosas propiedades del barrio Lago Sul. Una las diplomáticas de la embajada argentina, de extrema confianza de Kreckler, vive con su esposo, también empleado de la embajada, en una lujosa mansión de 500 m2, valuada en alrededor de 2 millones de reales, según Clarín. Otro diplomático vive en un resort de lujo llamado Ilhas Do Lago, también a orillas del lago Paranoá y a pocos metros del Palacio de la Aurora, la residencia oficial de la presidenta Dilma Rousseff. En ese condominio, las propiedades pueden llegar a costar hasta 5 millones de reales. Como agregado civil de la embajada, aquel adquirió un BMW X6, valuado en 300 mil dólares, según registros oficiales. ¿Nac&Pop? Sí, claro.
15
cocodrilo4 de Febrero de 2013|14:00
¿Nac&Pop? La 'buena vida' del embajador Kreckler (que pagamos todos) El embajador argentino en Brasil, Luis María Kreckler, no vive en la residencia oficial sino que alquiló una lujosa mansión con pileta semi olímpica, sauna, spa, bodega subterránea para 4 mil botellas y cine con 9 butacas, entre otros lujos. ¿Quién lo paga? Ya sabe la respuesta...
14
jcglsl4 de Febrero de 2013|12:20
Esta situación no se va a revertir, sino que va a crecer de a poco todos los días hasta que sin darnos cuenta un día cualquiera en la calle o en el trabajo, todos explotemos al mismo tiempo con el menor de los inconvenientes. Como se dice: Una gota rebalsará el vaso y cuando nos demos cuenta ya estaremos todos contra todos... matándonos.
13
oscar rojas4 de Febrero de 2013|11:41
Coincido con alpino. El problema es que no sabemos como revertir la situación. En la historia de la humanidad, estos problemas, que ocurrieron en todos lados, se solucionaban con acciones que acá, si uno las menciona lo tachan de lo peor. El asunto es que esto no se arregla pòr las buenas, hay demasiados beneficiarios del sistema que van a luchar hasta morir por conservar sus prebendas(planes sociales, subsidos, obras públicas, negocios inmobiliarios, en fin, un sin número de lacras a las que no les conviene que alguien haga las cosas bien.
12
harto554 de Febrero de 2013|11:14
Excelente. Que cosechen lo que siembran. La condena social debe ser absoluta. Son inútiles y ladrones, merecen como mínimo ir presos.
11
mikhail_lem4 de Febrero de 2013|10:49
Aclaro sobre el comentario de BACO_MZA, que ser pobre no es lo mismo que no tener plata... Y en este caso, yo creo que RENEGADO realmente es pobre, y se va a morir pobre, por más que tenga auto nuevo y viaje en avión.-
10