Deportes
Boca festejó en el Malvinas gracias a los penales
Los dirigidos por Carlos Bianchi derrotaron 5 a 4 River en los penales luego de empatar 0 a 0 en un pésimo partido. Los xeneizes se quedaron con la Copa Luis Nofal ante una multitud.

River y Boca se vieron las caras nuevamente en Mendoza, bajo un marco realmente imponente y colorido que solamente un evento deportivo de estas características puede ofrecer. Los mendocinos pudieron disfrutar de un duelo emotivo entre los más grandes del país y sin hechos de violencia entre las hinchadas.

El resultado final fue 0 a 0 y todo se difinió desde los doce pasos, que tuvo a Boca como ganador de la Copa Luis Noffal al vencer 5 A 4. A causa del antecedente del primer superclásico, Ramón Díaz había pegado primero y Carlos Bianchi era el que en Mendoza tenía la pelota. Pero a pesar de todo lo que se comentó en la previa, Bianchi apostó a los “suplentes” y Ramón a los titulares.


Estas disposiciones que tomaron los entrenadores se vio reflejado en el campo del Malvinas, donde el partido tuvo a un claro dominador que fue River, sobretodo en el segundo tiempo, porque estuvo más rápido y lúcido que un limitado Boca.

El primer tiempo no fue lo que se esperaba, porque tanto River como Boca no brindaron un buen espectáculo futbolístico. Se hizo difícil tocar la redonda para ambos equipos, debido a la férrea marcación en la zona media fundamentalmente. En cuanto a acciones de riesgo, solamente el Millonario pudo sacudir el área rival con dos chances.

Corrían apenas segundos y el elenco de Ramón Díaz exigió a Oscar Ustari, luego de una buena pared que terminó en un remate de Rogelio Funes Mori que pasó muy cerquita de la base del parante izquierdo. A partir de ahí lo que parecía un monólogo de la Banda se terminó de disolver. Es que Boca ajustó su sólido mediocampo y apostó a la potencia de sus dos puntas, Lucas Viatri y Nicolás Blandi. 

Ustari le dio la copa a Boca en los penales.


Mientras los minutos se consumaban, River empezó a acelerarse y a ponerse nervioso, lo que le permitió a los de Carlos Bianchi adueñarse de la bocha durante un largo lapso, aunque sin se punzantes. Las principales armas del conjunto Boquense fueron los envíos aéreos, ya sean por medio de la pelota parada o bien desde la velocidad de los carrileros.

No obstante y a pesar de que varias pelotas cayeron al territorio de Marcelo Barovero, la defensa Millonaria no tuvo errores y sacó cada esférico que traía veneno.

A poco del entretiempo, River encontró de nuevo la pelota y con la misma fórmula que en Mar del Plata casi logra abrir el marcador, porque Lionel Vangioni mandó el centro y Rodrigo Mora cabeceó cruzado pero sin éxito.

El complemento tuvo un inicio a puro toque. La Banda se animó a manipular más la pelota en campo ajeno, con un Mauro Díaz más activo y asociado con su entorno. Así, pudo volver a sacar a Ustari de sus casillas con un centro que Mora no pudo tocar por centímetros, en lo que hubiera sido el 1 a 0. Luego el enganche de River tuvo una buena asistencia al ingresado David Trezeguet, pero el atacante fue incomodado por su marcador y definió erróneamente.

Ramón Díaz agotó rápidamente los cambios, sin cambiar el sistema y reemplazando ficha por ficha. Esto no cambió en nada la tendencia del encuentro, porque el Millonario siguió siendo el dominador de las acciones. Mientras tanto, Boca no reaccionaba, pegaba mucho y sufría los embates por suelo o por aire de su contrincante. Poco a poco el duelo se fue transformando como aquél que se dio en la Feliz.

Sin embargo, el Xeneize logró llegar con profundidad al arco de enfrente gracias a un respiro que se tomó River, porque después de un centro, Barovero se la pellizcó a Viatri y el rebote le quedó a Cristian Erbes que de espalda empujó la bola al arco pero Vangioni sacó con su cabeza el inminente gol.

Posteriormente el equipo de Ramón retomó las riendas y en una contra casi convierte de mediante una combinación Lanzini-Trezeguet que el delantero no alcanzó a coronar a pocos metros de los tres palos.

Al partido no le quedarían más historias por contar y el 0 a 0 fue decretado por el silbato de Néstor Pitana. Los penales iban a decidir al ganador de la Copa en disputa. La lotería de los penales determinó que Boca, con la atajada de Ustari a Ariel Rojas en el último disparo, se quede con toda la gloria en Mendoza



Síntesis: 

Resultado final: River Plate 0 (4) – Boca Juniors 0 (5).

River: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Adalberto Román, Jonathan Bottinelli; Carlos Sánchez, Cristian Ledesma, Leonardo Ponzio, Leonel Vangioni; Mauro Díaz; Rodrigo Mora y Rogelio Funes Mori. DT: Ramón Díaz.

Boca: Oscar Ustari; Emiliano Albín, Christian Cellay, Guillermo Burdisso, Fernando Evangelista; Alan Aguirre, Guillermo Fernández, Cristian Ebes, Nicolás Colazo; Nicolás Blandi y Lucas Viatri. DT: Carlos Bianchi.

Cambios: ST 11´ David Trezeguet por Funes Mori (R), 14´ Ariel Rojas por Ledesma (R), 15´ Federico Bravo por Aguirre (B), 19´ Manuel Lanzini por Díaz (R), 39´ Nahuel Zárate por Colazo (B).

Penales: River: Vangioni falló, Ponzio convirtió, Trezeguet convirtió, Lanzini convirtió, Mora convirtió, Rojas falló.
Boca: Erbes convirtió, Viatri convirtió, Albil falló, Fernández convirtió, Blandi convirtió, Cellar convirtió. 

Árbitro: Néstor Pitana

Estadio: Malvinas Argentinas

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
21 de Octubre de 2014|18:30
1
ERROR
21 de Octubre de 2014|18:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"