Deportes

Stoichkov pide disculpas por la agresión a una embarazada

El ex futbolista búlgaro Hristo Stoichkov pidió hoy disculpas por haber golpeado a un fotógrafo compatriota y a su mujer, embarazada de cinco meses.

El ex futbolista búlgaro Hristo Stoichkov pidió hoy disculpas por haber golpeado a un fotógrafo compatriota, así como empujado e insultado a su esposa, embarazada del quinto mes y también periodista, por grabarlo con una cámara cuando cenaba en un restaurante de Barcelona, el domingo pasado.

"Acerca del incidente entre el fotógrafo, señor Lyubomir Asenov, y yo, y después de desencadenarse la histeria en algunos medios de comunicación, me siento obligado a dar mi explicación", dijo en un comunicado el ex jugador del Barcelona y ex entrenador del Celta de Vigo.

El fotógrafo del periódico semanario 168 chasa y del portal electrónico Club F1, Lyubomir Asenov, acababa de cenar con su mujer, Agnes Metodieva, reportera del periódico búlgaro 24 chasa, cuando Stoichkov entró en el local ''La Barca del Salamanca'', en el puerto olímpico de Barcelona, según relató antes el periodista búlgaro, que después de grabar al ex futbolista recibió de él un puñetazo en los dientes que le derribó. "El 27 de abril, cuando festejaba la Pascua ortodoxa en la ciudad de Barcelona con mi familia, de repente vi a una persona que me estaba grabando secretamente", se ha explicado Stoichkov en la nota. "Me volví hacia él y él corrió por el restaurante. Su comportamiento me hizo pensar sobre mi propia seguridad y la de mi familia. Mi reacción fue espontánea y por eso lo perseguí", ha añadido.

El ex futbolista ha asegurado que sólo "mucho más tarde" se enteró de que se trataba de una fotógrafa profesional. "Todos mis aficionados y periodistas saben que nunca me he negado a ser grabado con quien quiera. La misma noche, posé para muchas fotos con muchos de los visitantes que se acercaropn a saludarme", ha proseguido. "Pido disculpas a todos los que me respeten y pido que comprendan que estaba defendiendo mis libertades y derechos. Si el señor Asenov me hubiese pedido hacerme una foto, yo no se lo habría negado y no le hubiese perseguido, si él no hubiese salido corriendo", ha añadido Stoichkov.

La versión del periodista es otra. "Pensé que no había nada malo en hacer unas fotos a Stoichkov mientras estaba cenando con su esposa y sin preocuparle, así, como aficionado", relata el damnificado, que estaba acreditado en la capital de Cataluña para cubrir la competición de Fórmula 1 del pasado domingo. "Salí del restaurante cuando de repente noté que Stoichkov me estaba persiguiendo. Me di la vuelta y recibí un puñetazo en los dientes que me derribó al suelo", precisó Asenov. Entonces Stoichkov, ex entrenador del equipo nacional búlgaro de fútbol, se apropió de la cámara y empezó a empujar e insultar a la reportera búlgara Metodieva, haciendo caso omiso de las advertencias de su esposo de que estaba embarazada.

Stoichkov, que durante unos meses fue entrenador de Celta de Vigo, se puso aún más agresivo al enterarse de que ambos, Lyubomir y Agnes, son periodistas búlgaros y empezó a amenazarles con vengarse en su país mientras intentaba a dar patadas en la cabeza del fotógrafo todavía tirado en el suelo, hasta se presentó una patrulla de policía. Ahora varios periodistas en Bulgaria consideran presentar una demanda contra Stoichkov, famoso por su fuerte temperamento tanto en el terreno de juego como fuera de él, y están indignados por el comportamiento de la ex estrella de fútbol, al que tildan de "granuja" y "grosero".
En Imágenes