Quieren imprimir carne con una bioimpresora

Se está desarrollando una nueva forma de "clonación", a traves de la bioimpresión en 3D. Hay exitosos resultados con materiales inorgánicos.

La tecnología avanza a ritmos sorprendentes. Ahora cada vez se está más cerca de comer carne… impresa.

Un start-up en Estados Unidos, Modern Meadow, piensa que puede hacer exactamente eso: crear carne cruda usando una bioimpresora de tercera dimensión (3D).

Creada por Gabor y Andras Forgacs, padre e hijo, el start-up quiere llevar la impresión en 3D a un nivel completamente nuevo.

Para la impresión en tercera dimensión, los objetos sólidos vienen de un modelo digital. La técnica se conoce como impresión por inyección: para que se cree la estructura, pequeñas gotas son impresas (capa por capa) a través de un inyector controlado con mucho cuidado.

Dicha invención existe hace más de una década y ha sido utilizado con éxito para crear diversos elementos como joyas, juguetes, muebles, carros e, incluso, partes de un arma. Algunos investigadores han logrado imprimir chocolate.

Pero Gabor Forgacs, de la Universidad de Misuri y coautor del proyecto, asegura que bio-imprimir un objeto proveniente de una criatura viva es mucho más difícil: "Cuando estamos imprimiendo material vivo, las células están vivas cuando las estamos imprimiendo", dice.

Los pasos para obtener copias de carne cruda son complejos: primero se obtienen células madre u otras células especializadas de un animal a través de una biopsia.

Luego, las células madre son capaces de reproducirse muchas veces, y pueden convertirse en otras células especializadas. Una vez que se multiplican suficientemente, se ponen en un biocartucho, que contiene bio-tinta hecha con cientos de miles de células vivas.

Una vez impresas en la forma deseada, las partículas de bio-tinta se fusionan naturalmente para formar el tejido vivo.

Este proceso de imprimir biomateriales es similar a los intentos de imprimir órganos artificiales para trasplantes.

Hasta el momento, sólo se han realizado ensayos utilizando tejidos bio-impresos y las partes del cuerpo que se han hecho son sólo de animales.

"En cierto sentido, Modern Meadow está llevando esta tecnología a otro nivel de la medicina regenerativa", dice Forgacs.

Un grupo de investigadores, dirigido por Jeremy Mao en la Universidad de Columbia, imprimió en 3D un implante de diente en la mandíbula de una rata, y demostraron que los dientes de los animales comenzaron a crecer naturalmente utilizando células madre del cuerpo.

Investigadores de la Universidad de Wake Forest en Carolina del Norte, en colaboración con el Instituto de las Fuerzas Armadas para la Medicina Regenerativa de EE.UU., han bioimpreso células directamente sobre heridas de la piel de ratones, para acelerar el proceso de curación.

Fuente: BBC

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|10:53
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic