Falleció el último sobreviviente de la lista de Schindler

Se trata de un polaco que logró ser incluído en el mítico listado elaborado por el empresario alemán para protegerse de la guerra.

El último sobreviviente de una larga y emblemática lista ya no está entre nosotros. Leon Leyson tenía 13 años cuando el empresario alemán Oskar Schindler lo puso en su registro milagroso junto a otros 1100 judíos que se salvaron de una muerte segura en los campos de concentración nazis.

Salió de la polaca Cracovia para llegar después a la estadounidense Los Ángeles, donde falleció a los 83 años tras batallar los últimos cuatro contra el cáncer.

De acuerdo a sus propios relatos en diversas entrevistas, pasó décadas sin hablar de su traumática y extraordinaria experiencia, pensando que a nadie le podría importar. Esta situación se mantuvo hasta que llegó Steven Spielberg para firmar su gran obra maestra y provocar que por primera vez Leyson reprodujera verbalmente aquellos momentos.

Tras el estreno de la película 'La lista de Schindler,' fueron muchos los medios de prensa interesados en la historia de Leyson, que lejos de rehusarse, volvió a recordar lo que fue todo aquello.

De esos relatos surgieron algunas anécdotas muy interesantes, como el hecho de que Schindler, quién decidió salvar por su cuenta a todas aquellas personas declarándolos trabajadores útiles para la guerra, solía llamarlo el 'pequeño Leyson'.

También explicaba que pasó mucha hambre, como casi todos sus compañeros de trabajo, aunque Schindler siempre lo ayudó doblando su ración.

Al poco tiempo, logró incluir a su madre y a casi todos sus hermanos en lista, y todos sobrevivieron.

Aunque perdió a dos hermanos: Hershel, quien logró huir en dirección a su pueblo natal pero cayó en una masacre junto a otros 500 habitantes del lugar; y Tsalig, que fue sacado del ghetto en el que vivió parte de esos cinco años de guerra y fue trasladado a un campo de concentración.

Según Marilyn Harren, directora del centro Rodgers para el Holocausto de la Universidad Chapman en California, Leyson "nunca usaba notas cuando recordaba su historia", hablando con el corazón y sin miedo a reconstruir la historia, por muy dolorosa que fuera.

Leon Leyton nació en la localidad polaca de Narewka el 15 de septiembre de 1929 y era hijo de un obrero de una fábrica de cristales. Tenía solo 10 años cuando las tropas de Adolf Hitler entraron en su país para comenzar un horror que duraría demasiado.

Finalizada la guerra más sangrienta de la modernidad, Leon llegó a Estados Unidos en 1949 para instalarse en Fullerton, una de las ciudades periféricas de Los Ángeles, y allí logró convertirse en profesor durante 39 años.

Fuente: El Mundo

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:41
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes