El balance del Dakar hasta el día de descanso

Tras ocho días de carrera y 4.500 kilómetros recorridos, 117 son los pilotos que dejaros la competencia. La situación de los argentinos.

El Rally Dakar Perú-Argentina-Chile cumplió ya ocho días de carrera en lo que hasta ahora los principales protagonistas consideran que fue la “mejor edición y la más complicada”, desde que desembarcó en Sudamérica en el 2009.

A la primera parte de la versión 2013 del rally más difícil del mundo no le faltó nada y tal como había prometido su director, el francés Etienne Lavigne, el recorrido trazado por los organizadores resultó “un verdadero cóctel de terrenos, paisajes y dificultades”.


En los 4.500 kilómetros que el Dakar 2013 lleva recorridos desde que salió de Lima, el 5 de enero, los competidores tuvieron que sortear el desierto peruano y sus trampas de arena, el chileno con sus enormes dunas y zonas pedregosas, un paso fronterizo de más 4.900 metros, lluvias y el cruce de un río crecido que arrastró a varios pilotos y los atrapó en sus convulsionadas aguas.

“Esta primera parte del rally fue muy bella. La más fantástica que se haya disputado desde que el rally se corre en este continente”, aseguró el diez veces campeón Stéphane Peterhansel (MINI) en el día de descanso, en el campamento de Tucumán.

Peterhansel ha ganado 10 veces el Dakar.

Sin embargo, de los 449 pilotos que largaron en Lima (183 de motos, 38 de cuatriciclos, 153 de autos y 75 de camiones) ya abandonaron 117 pilotos, contra 120 que lo habían hecho el año pasado a esta altura.

De los 332 gladiadores que quedan en carrera transcurrida la mitad del Dakar, 40 son argentinos, entre los que se destacan Marcos Patronelli en cuatris, Orly Terranova, y Lucio Alvarez en coches y Javier Pizzolito, el mejor compatriota en motos en el décimo lugar de la general.

En estos ocho días tampoco faltaron las polémicas generadas en torno a la devolución del tiempo a Carlos Sainz (Buggy) por supuestos problemas con el GPS, lo que le dio la victoria en la segunda etapa con posterior marcha atrás de los comisarios, y la discutida definición de la clasificación de la octava etapa por el extravío de muchos de los pilotos de motos.

Nasser Al Attiyah saluda a Carlos Sainz que tuvo que abandonar.


El rally también tuvo su capítulo negro, con la trágica muerte en Chile del piloto francés Tomás Bourguin, cuando se dirigía en tramo de enlace hacia el Paso de Jama para cruzar a Argentina y chocó violentamente contra una camioneta de Carabineros.

En lo deportivo, el retiro de la imbatible escudería Voklskwagen el año pasado abrió ahora la lucha y en esta edición las victorias se repartieron hasta ahora entre los Buggy (Sainz, Nasser Al Attiyah y Guerlain Chicherit), y el Mini de Peterhansel que lidera la general, aunque en el podio entraron también las Toyota Hilux del equipo Overdrive y la Hummer de Robby Gordon.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|10:07
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|10:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"