La RAE admitió su histórico rechazo al ingreso de mujeres

En el marco del los próximos festejos por los trescientos años de vida, la organización de la lengua española hizo pública su necesidad de incoporar más escritoras y literatas.

Luego de décadas de negación y exclusión, finalmente la Real Academia Española (RAE) reconoció "la injusticia" que significó la incorporación tardía de mujeres vinculadas al estudio de la lengua y la literatura a la institución, en tanto aseguró que se redoblarán los esfuerzos para que su presencia en esa entidad sea "cada vez más significativa".

Darío Villanueva, secretario de la RAE, brindó una charla en el marco de los próximos festejos por el tricentenario de la organización. En declaraciones a EFE, reproducidas por Télam, aseguró: "Estoy completamente seguro de que habrá más mujeres en la Academia, porque es lo natural, lo normal y porque en el mundo de la creación literaria y de otras disciplinas hay muchísimas (creadoras) que tendrían su sitio aquí".

Las celebraciones, que se llevarán a cabo entre septiembre del 2013 y octubre del 2014, incluyen la publicación de una nueva edición del Diccionario RAE y la reedición de su historia, donde el escritor Alonso Zamora Vicente da cuenta de una de las demandas sociales y culturales menos atendidas por la asociación: la admisión de mujeres.

Durante su historia, existieron varios intentos de parte de mujeres literatas para ingresar a la RAE.

Aparte del caso excepcional de María Isidra de Guzmán, admitida como académica honoraria en 1784, la primera tentativa seria la protagonizó a mediados del siglo XIX la cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda, quién se presentó por su cuenta.

Aunque muy respetada en círculos literarios, su "comedida y respetuosa" petición fue denegada por los académicos de la época, que no aprobaban la posibilidad de que una mujer ocupara espacios de decisión, reflexión y pensamiento.

"Esto provocó una reacción totalmente injusta, que sentó la base de una norma tácita: en la RAE no había lugares para mujeres, una ley que recayó en 1912 sobre Emilia Pardo Bazán, conocida y celada por su mal genio y su vínculo sentimental con Pérez Galdós y Lázaro Galdiano.

Más adelante, el ingreso de Blanca de los Ríos fue sometido a una votación sin éxito; y María Moliner, admirada por su Diccionario de uso español, sufrió algo similar: perdió ante Emilio Alarcos en 1972.

Recién a finales de la década de 1970, Carmen Conde finalmente ingresó sin problemas; fue seguida por Elena Quiroga en los 80; Ana María Matute en los 90; y por la historiadora Carmen Iglesias y la científica Margarita Salas en el nuevo siglo.

Si bien "las cosas cambiaron sensiblemente en los últimos años, la proporción entre ambos sexos sigue siendo desigual", aseguró Villanueva con seis plazas femeninas sobre un total de cuarenta y seis.

El listado actual se completa con la novelista Soledad Puértolas y la filóloga Inés Fernández Ordóñez, mientras que en los próximos meses leerá su discurso de ingreso la escritora Carmen Riera.

En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic