El Dakar también genera expresiones artísticas

Inspirada en la carrera, la artista mendocina Raquel Fluixá elaboró una instalación fruto de su experiencia como espectadora.

“Fui a recorrer el camino de Fiambalá el año pasado, e hice la instalación inspirándome en todo lo que vi; como las pequeñas iglesias, el contraste de los árboles –algunos frondosos, otros muy secos-, los caminos de polvo y tierra”, explica Raquel a MDZ.

“A mi me gustan mucho los Rally. Junto a mi marido participamos incluso en una prueba en Cariló, para poder competir. Nos bocharon por tener muchos años”, cuenta Fluixá, divertida.

“Para mi la inspiración es algo intuitivo: soy muy apasionada y cuando algo me toca en el interior, siento que tengo que transmitirlo a través del arte”, explica Raquel.

La obra en cuestión.

Sobre la instalación

En un sector central de la obra pueden verse los afiches de cada uno de los Dakar que sucedieron en años anteriores. “Le puse un autito de madera, de juguete antiguo, en una suerte de humorada como un contraste con la tecnología de los autos actuales”, explica Raquel.

También está representada la fiesta de la población, que espera este evento con ansias, y los seguidores lo disfrutan con vehemencia. En el camino están las motos… ¿Serán los Patronelli?”, comenta divertida.

Finalmente, está el sol sobre toda la obra, de un particular color negro. “Decidí ese color porque Febo es tan fuerte, tan abrazador, que el negro lo transforma en algo impactante”.   

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|17:42
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|17:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"