Deportes

El jefe de mantenimiento le salvó la vida a Kovalainen

Heikki Kovalainen no conoce para nada a Paco Mora. Pero "Paquillo", como es conocido el responsable de mantenimiento del circuito de Montmeló, lo sacó de un apuro vital y salvó su vida.

El piloto finlandés sufrió un espectacular accidente por culpa, al parecer, de una llanta en mal estado que pinchó el neumático. Heikki intentó frenar, pero el McLaren no respondió e impactó contra las barreras a 200 km/h.

Ahí fue cuando le vino Paquillo a ver. Heikki impactó contra una quíntuple barrera de neumáticos que el Circuit ha renovado para este año a conciencia. Había tres filas y añadieron dos más, "pero en vez de dejarlas delante sueltas, Paquillo, una de las almas del trazado, insistió en agruparlas como un pack de cinco, mucho más firme, y además a su manera particular", desveló a MARCA Aman Barfull, Director del Área Deportiva del RACC. Esa manera particular con la que Paquillo innovó fue hundirlos 15 centímetros en el suelo a lo largo de los 185 metros de la zona. Así, la línea entre neumáticos es distinta a la altura de un morro y es más complicado que penetre más.


A distintas alturas

El otro truco es poner los más gordos delante y, si coincide que los atraviesa, las siguientes filas están a otra altura, lo que frena el coche. "Y eso le ha salvado, seguro, de llegar al muro y hacerse más daño", explicaba Paquillo a MARCA. "Pero no soy ningún héroe. Si me quiere mandar unos pasteles, estupendo, pero para todo nuestro equipo", afirmó.

Kovalainen, que salió ileso, excepto el shock cerebral del impacto, salió con la cara muy roja y los servicios de extracción se asustaron al no saber qué era. En el hospital descubrieron que era pintura de los neumáticos, que habían atravesado la visera. "Tuvimos suerte porque golpeó en el metro 170 ó 175 de la nueva zona. Cuando lo ví, pegué un salto" reconoce Barfull, al que le felicitó Charlie Whiting, director de seguridad de la FIA, por el excelente trabajo del servicio médico y de extracción.
En Imágenes