Sainz ganó en autos y Lucio Álvarez sorprendió

El Matador se impuso con su Buggy y el mendocino Lucio Álvarez terminó segundo. Chaleco López se impuso en la categoría motos y el peruano Flores Seminario en cuatris.

Una corta especial para ordenarse:

En autos:

El español Carlos Sainz con su Buggy se quedó con la etapa con un registro de 7'40'', seguido por el mendocino Lucio Álvarez clavando el cronómetro en 7'48''. Guerlain Chicherit marcó 7'50'' al igual que Nasser Al-Attiyah completando lo que sería hasta ahora el podio de la etapa.

El piloto mendocino Orly Terranova registró con su BMW 8'34'' y por ahora está 17º en la clasificación de la etapa. El "Chino" Adrián Yacopini clavó el cronómetro en 9'20'', el "Colorado" Sebastián Halpern marcó 11'45'' y Alejandro Yacopini en 11'58''.

El estadounidense Robby Gordon, tuvo serios problemas con su Hummer y marcó un pésimo tiempo de 18'15''.

En motos:

El más rápido en la corta especial que terminó en Pisco fue el chileno Francisco Chaleco López con un registro de 7'51'', detrás suyo se ubicó el holandés Frans Verhoeven que marcó un tiempo de 7'52'' seguido por el chileno Pablo Quintanilla con 7'56'', Patricio Cabrera con 8'02'' y el francés Cyril Despres quedó relegado al quinto puesto con 8'04''. 

El argentino Javier Pizzolito completó una buena especial clavando el cronómetro en 8'12'' quedando octavo en la general. 

En cuatriciclos:

El portador del dorsal n° 290, el argentino Claudio Clavigliasso, fue el primero en recorrer los 13 kilómetros de pista al sudeste de Pisco que ponen término a la primera etapa de este Dakar.

El ganador de la primera especial en cuatriciclos fue el peruano Ignacio Flores Seminario con un tiempo de 9'y 22'', seguido por Sebastian Husseini y el argentino Marcos Patronelli.

En camiones:

El holandés Gerard De Rooy, actual campeón del Dakar, comenzó con el pie derecho la edición 2013 y se quedó con la primera etapa de la categoría camiones. Con un tiempo de 9'02'', llevó a su Iveco a lo más alto, completando el recorrido 16 segundos más rápido que su compatriota Hans Stacey y relegando al tercer lugar al checo Ales Loprais, quien quedó a 25 segundos de la punta.

La largada simbólica en Lima:

Con una partida simbólica en la playa de Lima arrancó hoy la edición 34 del mítico rally Dakar, que durante 15 días recorrerá 8.574 kilómetros por el Perú, Chile y Argentina.

Los 161 pilotos de automóviles, 196 de motocicletas, 75 de camiones y 40 de cuadriciclos salieron para un recorrido de 250 kilómetros con velocidad controlada que los llevará a la ciudad de Pisco, en donde, al final de la jornada, enfrentarán los primeros 13 kilómetros cronometrables.

Nasser Al Attiyah.


La partida fue una gran fiesta popular encabezada por el presidente del Perú, Ollanta Humala. Miles de personas se apostaron a lo largo de la vía que bordea la playa, frente al océano Pacífico, para vitorear a los competidores y observar sus máquinas.

Motivados por el ambiente, la mayoría de pilotos comenzó el trayecto sin casco y a mínima velocidad para saludar a los aficionados, que vibraron sobre todo con la presencia de los 24 peruanos participantes.



Mañana los pilotos se enfrentarán de lleno por primera vez a las dunas que caracterizarán gran parte del recorrido, con una etapa de 242 kilómetros a través del desierto del departamento de Ica. El trayecto, que empezará y terminará en Pisco, es considerado el comienzo real de la competencia.

Los franceses Stephane Peterhansel y Ciryl Despres partieron como grandes favoritos para retener los títulos en autos y motos, respectivamente. En camiones las apuestas también están con el campeón vigente, el holandés Gerard de Rooy, y en cuatriciclos con el argentino Marcos Patronelli, quien buscará suceder en lo más alto del podio a su ausente hermano Alejandro.

Gordon y su Hammer.

Peterhansel, que ha ganado el Dakar seis veces en motos y cuatro en autos, tendrá su principal rival en el español Nani Roma, su compañero de escuadra, según estiman los expertos, que le dan también opción a dos ex campeones, el español Carlos Sainz y el qatarí Nasser Al-Attiyah, y al estadounidense Robby Gordon.

De Despres se considera en cambio que puede tenerla fácil por la ausencia por lesión de su compañero español Marc Coma, con quien se ha alternado los últimos siete títulos. El portugués Helder Rodrigues y el español Jordi Vidaloms podrían ser los retadores principales.

Para De Rooy se estima que su mayor escollo será el ruso Eduard Nikolaev, mientras que en cuatriciclos están las esperanzas locales, pues como alternativa para Patronelli asoman los también argentinos Tomás Maffei y Lucas Bonetto y hasta el chileno Ignacio Casale.

En el Dakar, cuyas incidencias según los organizadores serán transmitidas por televisión en 190 países, participan pilotos de 53 nacionalidades. El final será dentro de 15 días en Santiago de Chile.