Deportes

Kovalainen: "No recuerdo nada del momento del accidente"

El piloto finlandés ha recibido el alta médica. El domingo sufrió un brutal accidente en Montmeló. Asegura que no recuerda nada de su colisión contra las protecciones.

El piloto finlandés Heikki Kovalainen (McLaren-Mercedes) ha abandonado esta tarde a las 17:30 horas el Hospital General de Cataluña tras recibir el alta médica, después de haber sufrido un aparatoso accidente el domingo durante el Gran Premio de España de Fórmula 1.

"Tengo un ligero dolor de cabeza y un poco de tortícolis, pero a parte de eso me encuentro bien. Mi objetivo ahora es recuperarme lo antes posible y pasar la revisión médica de la FIA, que me permita disputar el GP de Turquía (11 de mayo)", aseguró el piloto tras abandonar el hospital.

Kovalainen también admite que no recuerda nada del momento del impacto: "No me acuerdo de nada del accidente ni de lo que pasó después, pero quiero dar las gracias a los servicios de emergencia del circuito, al personal médico de la FIA y a los doctores que me han atendido en el hospital".

El socio de Lewis Hamilton en McLaren explicó que todavía se están investigando las causas del accidente: "El equipo me ha dicho que la llanta podría haberse roto y haber provocado la explosión del neumático. No obstante, todavía tenemos que esperar a nuevos exámenes para confirmar las causas. Lo importante es que el monocasco resistió bien un impacto tan fuerte".

Ingresó en el hospital el domingo

Kovalainen ingresó el domingo en dicho hospital después de sufrir un accidente en el vuelta 22 cuando explotó su rueda izquierda delantera y el monoplaza se empotró contra la barrera de protección, confeccionada por hileras de neumáticos.

El impacto del piloto contra las protecciones se produjo después de que uno de sus neumáticos estallara a 240 km/h, según ha confirmado McLaren. Cuando el piloto impactó contra las protecciones, la velocidad era de 130 km/h. Ante la gravedad del mismo, se neutralizó la carrera y el coche médico acudió a atenderle.

Una vez sacado de entre los restos del coche y tendido en la camilla, Kovalainen levantó el dedo pulgar derecho, lo que indicaba, que las lesiones no son graves. Posteriormente fue trasladado al hospital para someterse a diversas pruebas.

En Imágenes