Deportes

Hoy habrá otro "round" entre el rugby porteño y el del interior

La modificación estatutaria que cambiaría la cantidad de votos para la URBA y el resto de las uniones del país, pone el riesgo la profesionalización de Los Pumas. Hoy en la sede de la Unión Argentina se realizará la Asamblea.

Una vieja disputa de poder entre la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) y las uniones del interior del país pone en riesgo la modificación del estatuto necesaria  para permitir la profesionalización de Los Pumas.

El problema central es el acuerdo que sellaron en febrero los representantes del interior con los bonaerenses, que derivó en la lista única que llevó a Porfirio Carreras como presidente de la Unión Argentina de Rugby (UAR), en el cual los delegados de Buenos Aires se comprometían en la modificación del estatuto a resignar el poder omnímodo que tienen actualmente.

Tras la llegada de Carreras al poder, se conformó una comisión integrada por representantes del interior y de la URBA, para llevar a cabo las reformas en el estatuto que le permitieran al rugby nacional formar parte del Tier One de la International Rugby Borrad (IRB).

Este paso, necesario para concretar su profesionalización, incluyen a los equipos mas poderosos del mundo, aquellos que juegan en el Hemisferio Sur y el Norte.

Ello le permitiría a la UAR recibir un aumento considerable en los fondos que envía la IRB, ya que actualmente percibe alrededor de 680 mil dólares, suma que podría ascender amás de cinco millones, y que le permitiría mantener una estructura profesional e ingresar a un torneo anual de envergadura.

Sin embargo, el acuerdo peligra por la negativa de la URBA a resignar uno cuota de poder dentro de la UAR, lo que alteró los ánimos de los dirigentes del interior.

Las uniones del interior, encabezadas por el presidente de Tucumán, Julio Paz, aseguran que buscaran aprovechar la coyuntura y las urgencias de la UAR para hacer realidad un reclamo histórico.

Actualmente, la URBA con el 47 por ciento de los votos, posee el poder de veto, condición que se niega a resignar.

Esta antiquísima puja, ya puso en jaque varias veces al rugby argentino, pero esta vez amenaza seriamente en convertirse en un punto de inflexión.

La IRB espera una definición de la dirigencia para otorgarle a la Argentina un lugar de prestigio a tono con su tercer lugar en el último mundial de Francia.

Además, un cambio de estatuto, le permitiría destrabar los fondos pertinentes para desarrollar una estructura acorde a sus necesidades.

Cabe recordar, que no todas las potencias ven con buenos ojos la integración Argentina, ya que significaría dividir aún más los ingresos del creciente negocio que es hoy el rugby a nivel internacional.

Esta antigua lucha está jugando con la única posibilidad concreta de ser parte formal de una elite, actualmente reacia a recibir a los argentinos.
Opiniones (1)
10 de Diciembre de 2016|23:14
2
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. TANTO QUILOMBO QUE ARMO PARA QUE LA URNA ESTE EN EL PODER DE LA UAR, MINTIENDO CON QUE LE CONVENIA AL INTERIOR, DESACREDITANDO HASTA AL PRESIDENTE DE SU UNION. AHORA LE PREGUNTO, DE QUE TE SIRVIO????? SI TODO SIGUE IGUAL O PEOR...... SEGUI CHUPANDOLE LAS MEDIAS A LA URBA CACHITO
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic