Deportes

De Michelis y el Baryern, a un punto de ser campeón en Alemania

Con un doblete de Franck Ribéry y goles del italiano Luca Toni y el holandés Marc van Bommel, el Bayern Múnich vapuleó hoy en casa por 4-1 al actual campeón alemán, el Stuttgart, y quedó a un punto de alzar la ensaladera número 21 de su historia, cuando quedan cuatro fechas por jugar.

El líder germano amplió a doce puntos la distancia frente a los escoltas Werder Bremen y Schalke. Debido a la mejor diferencia de goles -en Alemania se cuenta el total- sólo un milagro del fútbol podría arrancarle el título al equipo que dirige hasta el próximo mes Ottmar Hitzfeld, y con ello la posibilidad de hacerse con el séptimo doblete, tras haber ganado ha la Copa Alemana.

En el otro partido de la jornada, el local Leverkusen empató 2-2 con el Wolfsburgo y ascendió al cuarto puesto de la tabla que le devuelve las aspiraciones a un puesto para la Copa de la UEFA. Ricardo Costa, con un autogol a los 73 minutos, regaló a los dueños de casa el empate.

Cuatro días antes del encuentro de vuelta de semifinales de la Copa de la UEFA en San Petersburgo contra el Zenit, Hitzfeld se dio el lujo de cuidar a varias de sus estrellas y sin embargo su equipo consiguió imponerse sin problemas.

Luca Toni abrió el marcador a los ocho minutos merced a un pase que no logró impedir el defensor mexicano Ricardo Osorio, titular al igual que su compatriota Pável Pardo en las filas de los visitantes.

Mark van Bommel, a los 55 minutos, hizo sonar la diana y se resarció de haber desviado a las redes del portero suplente Michael Rensing un tiro libre de Antonio da Silva que había dado el empate al Stuttgart a los 19 minutos.

Franck Ribéry se lució nuevamente con un doblete a los 75 y 76 minutos, que sepultó cualquier ilusión del Stuttgart de alcanzar una plaza para la Liga de Campeones. El equipo de Armin Veh cayó un puesto y está sexto en la clasificación.

"Ya me pueden felicitar. Nadie conseguirá arrebatarnos el campeonato", se congratuló el mánager del Bayern, Uli Hoeness. El mánager comentó que los jugadores del elenco bávaro resolvieron no festejar el triunfo para concentrarse de cara al duelo de la UEFA en Rusia.

El próximo domingo tendrán la oportunidad de entonar el alirón en su visita al Wolfsburgo.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|17:27
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|17:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes