Violó a una nena y lo dejan libre por "delirios místicos"
Es un pastor religioso de Trelew. La víctima era la hija de su pareja y tenía 12 años.

“Esto que me pasó son cosas del diablo”. Así declaró a través de una Cámara Gesell una nena que quedó embarazada y luego tuvo al bebé, tras ser violada por su padrastro. El hombre, de 50 años, era un pastor evangélico al que sus fieles llamaban David y que decía respetar solamente “las leyes de Dios”. Por las leyes terrenales había sido condenado a 8 años de prisión por un tribunal de la ciudad de Trelew, a fines de agosto pasado. Lo encontraron culpable del delito de “abuso sexual doblemente agravado por haber sido cometido por acceso carnal” , según publicó Clarín.

Las pruebas de ADN también lo incriminaban y no dejaban lugar a dudas . Sin embargo, hace pocos días la Cámara Penal lo liberó con un argumento polémico: “Tiene delirios místicos” , dijeron los jueces, ylo declararon inimputable .

Los supuestos “delirios místicos” del pastor tienen su origen en los resultados de una pericia realizada por la psiquiatra forense Carola Luguercho. Lo hicieron propio los abogados defensores. Y después los jueces Mónica Rodríguez y Omar Florencio Minatta lo utilizaron comoargumento para la absolución . Un tercer juez, Martín Montenovo, votó en disidencia. Y el fiscal César Zaratiegui, indignado, anticipó que apelará ante el Superior Tribunal de Justicia provincial para revertir el fallo. “Estoy perfectamente convencido de que este hombre sabía lo que hacía ”, le dijo a Clarín .

La violación se produjo en 2010, en una precaria casa del humilde barrio de Primera Junta, en Trelew. Fue en la misma pieza y en la misma cama que el pastor compartía con la mamá de la nena. La chica, de 12 años, cursaba el sexto grado en la escuela 173 del barrio Planta de Gas.

Ante los primeros síntomas del embarazo, la madre pidió en la escuela que la nena no concurriera más a Educación Física.

Cuando el embarazo se hizo visible, los tres se mudaron a Paso del Sapo, una localidad de 500 habitantes ubicada en el noroeste de Chubut. Allí vivieron primero en una carpa y después en un edificio que alguna vez perteneció al Automóvil Club Argentino. El aspecto de la nena ya no dejaba dudas.

Una tarde, tras un conflicto vecinal, un policía se dio cuenta. Ypreguntó si la nena estaba embarazada y quién era el padre . Le contestaron con evasivas. Lo mismo le pasó a la maestra de la escuela cuando hizo la misma pregunta.

La menor ya tenía un embarazo de 7 meses . Seguro de estar ante una situación de abuso, el policía comunicó la situación a la Justicia. El pastor, que también trabajaba de albañil, no actuó como un delirante:armó un bolso con ropa, un par de zapatillas y un cepillo de dientes para esperar su arresto .

Enseguida le dieron prisión domiciliaria. El bebé (una nena) nació en mayo de este año. Vive con su mamá y su abuela en la misma casita de Paso del Sapo.

El pastor, que decía pertenecer a la Iglesia Pentecostal pero no tenía un lugar fijo para predicar, fue llevado a juicio en agosto. No habló durante las audiencias. Pero siempre se presentó pulcro, bien vestido y usando corbata. “Puede tener un trastorno de personalidad, pero no alcanza para perturbar su juicio de la realidad. Este hombre sabía lo que hacía”, señaló el fiscal.

Sin embargo, los jueces Minatta y Rodríguez lo definieron de otra manera: “En sus respuestas se basa en cuestiones místicas, asegurando que es un enviado de Dios y que la gente lo llama ‘David’”. Y resaltaron en su fallo el hecho de que sus dos hijos tienen “nombres bíblicos (Gedeón y Abigail) así como su afirmación respecto a que sólo respeta las leyes de Dios, de quien se considera un enviado en la Tierra”. Basándose en el informe de la perito, agregaron que el hombre tiene un delirio sistematizado y que no tiene idea de la realidad .

“David” quedó libre el 4 de diciembre. Extrañamente, los jueces que lo absolvieron no dispusieron ningún seguimiento. Hoy camina libremente por las calles de algún lugar de Chubut, porque nadie sabe donde está.

Tampoco se ordenó ninguna restricción en cuanto a su acercamiento a la nena. La Fiscalía tiene temor de que reincida .

Cuando se enteró del fallo, la chica le expresó a la Justicia de Esquel su temor respecto a que su padrastro volviera para buscarla. Nadie pudo asegurarle nada, porque David se convirtió en un fantasma.

Mientras, en Paso del Sapo, hay una nena que ya cumplió 13 años y que no logra superar el trauma, que sufre, tiene miedo y le dijo a una asistente social que la atendió: “No quiero casarme nunca y no pienso tener más bebés” .

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
25 de Octubre de 2014|17:35
1
ERROR
25 de Octubre de 2014|17:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"