Deportes

Messi cerró el año con su gol número 91

El crack rosarino sigue alimentando su récord con el Barcelona. Hoy le marcó al Valladolid en la victoria 3 a 1 del líder de la liga española.

El Barcelona derrotó hoy por 3-1 al Valladolid al ritmo de los goles de Lionel Messi y despidió el 2012 con un liderazgo absoluto en la Liga española de fútbol y con la dedicatoria para su entrenador Tito Vilanova, recién operado de un tumor en la garganta.

El equipo azulgrana ganó 16 de los 17 encuentros disputados, apenas relegó dos puntos sobre 51 posibles y se encaminó hacia las fiestas con una ventaja de nueve unidades sobre su escolta, Atlético de Madrid.

Como si fuera poco, el Barcelona se alejó a 16 puntos del Real Madrid, que se enfrentará más tarde al Málaga.



Messi, que marcó un golazo, selló la cifra final de su récord de anotaciones en un año natural en 91. A lo largo del 2012, el argentino pulverizó la marca de 85 tantos anotados por Gerd Müller en 1972 y dejó un registro que por el momento, sólo él parece poder volver a quebrar.

El Barcelona sumó una victoria que significó un bálsamo después de haber atravesado la semana más difícil de la temporada, luego de que a su entrenador Vilanova se le encontrara un nuevo tumor en la garganta y quedara de baja al menos por dos meses.

Toda la plantilla del Barcelona salió al campo de juego con una camiseta de apoyo a su técnico. Tanto titulares como suplentes vistieron la indumentaria blanca con la foto del entrenador en su pecho y con la leyenda "Seny, pit i collons" (Sensatez, pecho y cojones), utilizada habitualmente por el técnico, en su espalda.

Con Thiago en lugar de un suplente Andrés Iniesta, Javier Mascherano en reemplazo de Carlos Puyol y Alexis Sánchez nuevamente como titular, en detrimento de David Villa, el Barcelona se convirtió en dueño del juego inmediatamente y le dio poco trabajo a Jordi Roura, asistente y reemplazante de Vilanova en el banquillo.


Pese al dominio de la pelota, el Barcelona tuvo dificultades para llegar al área de Dani Fernández en la primera mitad.

Un tiro libre de Messi que se estrelló en el palo a los 36 minutos sirvió como amenaza, y el gol de Xavi después de una enorme jugada colectiva sirvió como apertura del marcador para los visitantes poco antes del descanso: Messi abrió el juego para Jordi Alba, quien lanzó un pase bajo al corazón del área pequeña, para que Xavi empujara la pelota ante la meta vacía.

Remeras de apoyo para Tito Vilanova.

Ya en la segunda mitad, el Valladolid se quedó sin recursos suficientes para salir a buscar el empate. El planteo defensivo ya no servía y la decisión de adelantar las líneas podía significar una trampa mortal.

La segunda estocada se produjo, como no podía ser de otra manera, gracias a una genialidad de Messi.

A falta de media hora, la "Pulga", que un minuto antes había mandado un tiro cómodo a las nubes, recogió la pelota a 30 metros de la portería, se lució con un caño a un rival y definió con la parte interna de la zurda para clavar la pelota junto a un palo.

El Valladolid le puso algo de misterio al resultado con el descuento de Javi Guerra, a los 89', y el Barcelona sentenció la historia gracias a Cristian Tello, que ingresó al campo a los 91' y sentenció el resultado con una buena definición en mano a mano, a los 92'.

Opiniones (0)
17 de noviembre de 2017 | 22:40
1
ERROR
17 de noviembre de 2017 | 22:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia