"Cómo funciona el mundo", según Chomsky

En su último libro el reconocido lingüista estadounidense reúne una serie de reflexiones sobre política internacional que demuelen la ideología bipartidista de su país.

El especialista, que ha participado en cuanto congreso y foro que se oponga a los diagramados por los organismos de crédito internacionales, se autodefine como un anarquista admirador de los revolucionarios alemanes Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, asesinados en 1919.

Chomsky es el creador de la gramática generativa transformacional, la más importante de las teorías del innatismo lingüístico; profesor titular desde los 32 años en el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT), su prestigio académico es tan grande que las autoridades políticas norteamericanas no se animan a censurar ninguno de sus artículos.

Si bien es cierto que el hombre es más conocido por su ideología  que como lingüista, entre sus interlocutores de cátedra, a lo largo de los años se han contado -entre los más notorios- Claude Lévi-Strauss, Jacques Lacan, Michel Foucault y Jean Piaget, recuerda Pablo Chacón en su nota para Télam.

Es doctor Honoris causa por la Universidad de Buenos Aires (UBA), por la Autónoma de México, por la Autónoma de Madrid, por la de Pekín, por la Chicago, Cambridge y Nueva York; nació en Filadelfia en 1928 y se graduó en la Universidad de Pennsylvania.

En Cómo funciona el mundo, coeditado por Capital Intelectual y Katz, Chomsky recorre un amplio arco de sucesos y de fechas, denunciando desde la política estadounidense en Corea, Vietnam, Camboya, Panamá, América del Sur, América Central, el Golfo Pérsico, Irak y Afganistán.

En sus artículos y ensayos de opinión, Chomsky resuelve las complejidades políticas con palabras claras, precisas y contundentes, tomando partido e ignorando, "por falaces, los discursos supuestamente neutrales".

Escribe: "El poder del aparato propagandístico empresarial en Estados Unidos ha logrado fracturar las relaciones entre las personas y su sentido de la solidaridad hasta un punto inaudito".

Y agrega: "Este es el país donde nació y creció la industria de las relaciones públicas (...) También es la cuna de la industria internacional del entretenimiento, cuyos productos son una forma de propaganda".

Es recordada su posición a favor de los cupos que durante el gobierno de Francois Mitterrand habían impuesto las autoridades culturales francesas, no sólo para fomentar su propia producción sino para evitar ese efecto de propaganda.

Así también criticó a la administración de Bill Clinton durante la invasión a Somalia, aunque no duda en recomendar a sus compatriotas el voto por los demócratas si hay peligro de un triunfo republicano.

En caso de éxito demócrata asegurado, sus simpatías se inclinan hacia los verdes. Chomsky, además, es miembro del sindicato revolucionario IWW.

Algunos testigos que conocen el despacho del científico en el MIT no pueden explicarse cómo este hombre trabaja -más de doce horas por día- rodeado de libros, revistas, recortes, papeles y diarios sin perderse en ese maremágnum.

¿América Latina según Chomsky? "Su función principal es abastecer de materia prima a las sociedades capitalistas industrializadas, según lo señala un memorándum redactado en 1949 por el Departamento de Estado", ha dicho.
Y finalmente, frente a la actual razón de Estado que sostiene el actual presidente Barack Obama para intervenir militarmente en Irak y Afganistán, la posición del investigador no difiere de la que sostuvo durante Vietnam.

"Esa guerra surgió de la necesidad de garantizar el control sobre esa área y de hacer circular la ficción de la amenaza comunista y del libre comercio".

"El libre comercio está bien para los departamentos universitarios de ciencias económicas y para las columnas de opinión en los diarios, pero no hay nadie que se tome en serio esa doctrina en el gobierno ni en el mundo empresarial", concluye, aplastante.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:58
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic