Deportes

Barcelona goleó al Atlético y Messi alimentó su récord

El líder de la liga española estiró diferencias con el Colchonero luego del triunfo 4 a 1. La Pulga marcó doblete y llegó a 90 gritos en el año.

El Barcelona aplastó hoy por 4-1 al Atlético de Madrid con una nueva exhibición goleadora de Lionel Messi y dio un paso de gigante en su camino hacia el título de la Liga española de fútbol.

El equipo dirigido por Tito Vilanova alimentó su campaña soñada en el campeonato y apabulló a su escolta para volverse así inalcanzable en la tabla de posiciones.

De esta manera, el Barcelona se alejó a nueve puntos de los rojiblancos y a 13 del Real Madrid, que anteriormente había tropezado con un empate por 2-2 contra el Espanyol.

Como si fuera poco, Lionel Messi volvió a alzarse como la figura indiscutida y le ganó el duelo personal a Radamel Falcao García en la puja por la cima de los goleadores.

La "Pulga" brilló con dos golazos, mientras que el colombiano se tuvo que conformar con el único tanto de su equipo gracias a otro golazo de vaselina. Messi cosecha 25 tantos y Falcao, 17.

El inicio del encuentro no admitió sorpresas. El Atlético se plantó decididamente en defensa y apostó a la velocidad y oportunismo de Falcao, mientras que el Barcelona apeló a la paciencia y distribución de la pelota con pases cortos hasta que se abrieran los huecos.

Lo inesperado a lo largo de la primera media hora fue que los rojiblancos generaron mucho más peligro en el área rival que los azulgranas aún con un claro menor porcentaje de la posesión de la pelota.

El Atlético pudo abrir la cuenta a los 8 minutos con un cabezazo perfecto de Falcao que se estrelló en el palo derecho de Víctor Valdés y 16 minutos después el propio delantero colombiano le ganó en velocidad a Piqué y Puyol para lanzar un mano a mano apenas desviado ante la salida desesperada de Valdés.

El premio para los visitantes llegó a los 31 minutos. Messi, que hasta el momento estuvo desaparecido, perdió la pelota en el círculo central con Diego Costa, quien habilitó al “Tigre”, para que el goleador le ganara en velocidad a Busquets y definiera con una vaselina cinco estrellas por encima del cuerpo de Valdés. Un golazo digno de un artillero en su estado de gracia.

El Barcelona, que hasta el momento no había podido ingresar al área de Thibaut Courtois ni una vez se encontró con el empate a los 36 y de la manera menos esperada: Adriano recortó desde la derecha hacia el centro y lanzó un zurdazo directo al ángulo derecho de Courtois que despertó un grito de desahogo en todo el Camp Nou, Vilanova incluido.

Una vez con el empate reestablecido, el Atlético cometió el error de retrasar demasiado la línea de mediocampistas y el Barcelona encontró la remontada justo antes de llegar al descanso.

Luego de una serie de rebotes y piernas cruzadas en el borde del área pequeña, la pelota terminó en los pies de Busquets, que tuvo la frialdad suficiente como para amagar un disparo de zurda y definir suave con la diestra ante un Courtois ya vencido.

Durante el inicio del complemento, los dueños de casa reposaron en la ventaja del resultado para hacer el juego que mejor les sale y el Atlético evidenció los mismos problemas que ante el Real Madrid: miedo a salir a buscar el empate e incapacidad para dominar el juego.

La llegada del tercer gol del Barcelona era cuestión de tiempo y era de esperar que se produjera gracias a la magia de su estrella.

Messi, que había tenido una participación inocua en el encuentro, se sacó de encima a Juanfrán a los 57 minutos, se acomodó cerca del semicírculo y ejecutó un zurdazo suave abierto que se coló por lo bajo junto al palo derecho de Courtois.

Ya con los dos goles de ventaja, el Barcelona hizo su trabajo, mató el ritmo del partido a base de sus pases cortos inagotables y sólo dejó pasar el tiempo para coronar su decimoquinta victoria sobre 16 encuentros disputados.

Los minutos finales permitieron que Messi se volviera a adueñar de una fiesta azulgrana y cerrara la cuenta goleadora de su equipo con otro golazo.

El 10 azulgrana leyó con inteligencia la intención de Diego Godín en la salida, robó el balón en la entrada al área y definió con una vaselina justa ante un Courtois que se arrojaba a la desesperada.

El máximo artillero del campeonato ya suma 25 tantos en 16 partidos y cosecha ya 90 goles en el 2012.

El Barcelona finalizó el encuentro a todo lujo y volvió a demostrar que en la primera mitad de año no hubo un equipo de la liga española que ni siquiera se acerque a su nivel de juego.

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 11:48
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 11:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'