China detuvo dos barcos argentinos cargados de soja

Esto sucede a raíz del conflicto que se está gestando en materia comercial entre ambos países.
El Gobierno evalúa la posibilidad de que el país asiático restrinja las compras como represalia por las trabas que le impusieron días atrás al arribo de sus manufacturas. Afectaría exportaciones por u$s3.500 millones.

La respuesta china a las restricciones argentinas a la importación de algunos de sus productos (calzado, juguetes, textiles y electrónicos, principalmente) no se hizo esperar: en los últimos días el gigante asiático comenzó a controlar con mayor celo fitosanitario los embarques de soja y sus derivados, principal producto argentino que cruza medio mundo para llegar a China.

Al menos tres barcos cargados en conjunto con 150.000 toneladas de la oleaginosa, vendidas por Cargill, Louis Dreyfuss y la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), fueron revisados con una puntillosidad que sorprendió a los exportadores. Desde 2004 no se registraban episodios similares. Esta vez, luego de los análisis fitosanitarios adicionales (ante la supuesta presencia de una maleza tóxica en el cargamento), las cargas continuaron su recorrido sin otros contratiempos.

Frente a este panorama, en el Ministerio de Economía estiman que podría llevar un año reemplazar a ese mercado asiático en la totalidad de exportaciones.

Lo cierto es que la posibilidad de que se traben las exportaciones es concreta, luego del comunicado emitido por ese país el sábado último y en el que calificaron de "irracional" e "inaceptable" que la Argentina haya vedado la importación de electrodomésticos , juguetes, textiles, calzados y máquinas para herramientas.

Pese a que no se informó cuales serían los productos perjudicados, un simple repaso por las exportaciones argentinas apuntan a un único destinatario: la soja. Cabe señalar que en los primeros siete meses del año, las ventas hacia China llegaron a los u$s 2548 millones, de los cuales u$s 1122 millones corresponden a productor primarios.

A su vez, se previó que para todo 2007, las exportaciones por compra de porotos de soja y sus derivados llegaría a 3.500 millones de dólares.

El 70% de lo que la Argentina le vende a China es soja en sus tres posibles variantes: poroto, aceite o harina. Y cerca del 25% de las exportaciones argentinas totales son soja o subproductos (que suman alrededor de US$ 10.000 millones). Por su parte, China -que explica el 47% del comercio mundial de la oleaginosa- se abastece de los tres principales productores mundiales del grano: compra en Estados Unidos el 40% de sus necesidades y el 60% restante se reparte en partes iguales entre Brasil y la Argentina. En China, la soja y sus derivados son usados principalmente para el engorde de ganado, sobre todo porcino.

En esta dirección, no es difícil a dónde va a apuntar el mercado chino, más aún cuando en el mercado mundial hay oferentes como los Estados Unidos y Brasil, los dos principales productores mundiales.
 
"La parte china se reserva su derecho de tomar las medidas necesarias", había manifestado el Ministerio de Comercio chino el viernes en un comunicado. Antes, el 17 del actual, el ministro de Economía, Miguel Peirano, había anunciado una serie de medidas para limitar la importación de varios productos provenientes de ese y de otros países del sudeste asiático.


 
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 19:07
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 19:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México