Talento y muerte: los grandes artistas criminales

En "Artistas criminales", Marcos Mayer traza una serie de biografías de artistas que, además, vivieron en el tenebroso mundo de la delincuencia.

No todos los horrores que cuenta el Marqués de Sade pertenecen al mundo de la ficción. Jean Genet fue un consumado ladrón y exhibía con orgullo sus habilidades. Caravaggio podía pasar sin problemas del pincel a la espada y cambiar el óleo por la sangre.

Antes de convertirse en sinónimo de la más terrible brutalidad, Charles Manson quiso ser músico de rock y compuso varios temas. William Burroughs quiso jugar a Guillermo Tell con su esposa y erró el disparo.

"Sade, estética del asesinato", "Daniel Defoe, el deudor obsesivo", "Jean Genet, el ladrón mentiroso", "Anne Perry, matar antes de escribir", "Caravaggio, la fascinación de la carne", "Arthur Rimbaud, la identidad perdida" y "William Burroughs, el azar letal" son algunos de los capítulos del libro, recién publicado por Editorial El Ateneo, con los que Mayer establece una llamativa relación entre arte y crimen.
 
"Hay algunos puntos de contacto entre lo que un autor hace en su vida privada y lo que es su obra. No es una relación simple, directa, mecánica, pero algo hay", sostiene el autor.

"La teoría de la novelista estadounidense Patricia Highsmith es que en determinadas circunstancias y apoyados en ciertas necesidades todos podemos llegar a matar a alguien", agrega.

Miret explica que escribió el libro teniendo en cuenta dos criterios: que tuvieran una historia criminal que echara alguna luz sobre la obra artística. Y que las historias fueran interesantes, como las de Sade, Rimbaud y Genet.

“Caravaggio, además del gran artista que conocemos, se vivía peleando con tipos muy menores, creo que algo de esa agresividad hay en su pintura. Daniel Defoe es un personaje muy interesante porque una isla desierta es el paraíso para un hombre con deudas, como era él, porque una isla es un lugar donde nadie te puede encontrar”, dice el autor.

Estas y otras historias se cuentan en este interesante libro, en el que Marcos Mayer se interna en la vida de quienes vivieron entre el crimen y la genialidad y va descubriendo extraños vínculos entre su obra y los delitos que perpetraron.

Narrado de un modo ágil, mezclando hábilmente la información con la indagación en el espíritu de los protagonistas, Artistas criminales es de esos libros para leer y releer, siempre con el placer de descubrir algo nuevo y muchas veces siniestro en esos seres que nos mejoraron la vida con sus cuadros, sus libros y sus canciones.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|19:06
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|19:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016