Billy Wilder stand up: el genio del desparpajo

Sus palabras fueron tan mordaces y tan graciosas como las escenas de sus ácidas y escorzadas comedias. Un maestro de la frase feliz.

Billy Wilder y Marilyn Monroe durante la
famosa escena de "La tentación vive arriba".
Sus palabras fueron tan mordaces y tan graciosamente escorzadas como las escenas de sus decenas de ácidas y corrosivas comedias.

Samuel “Billy” Wilder (1906, Sucha, Polonia - 2002, Hollywood, Estados Unidos) fue uno de los más grandes genios del cine pero no sólo por sus películas, sino por su inteligencia fulgurante matizada con martinis.

Ironía, cinismo y sentido del humor rezuman en cientos de comentarios sobre el mundo de Hollywood vertidos a lo largo de su carrera ante decenas de testigos durante los rodajes y en innumerables entrevistas.

Billy Wilder comenzó a trabajar como periodista en Berlín, Alemania. Tras la subida al poder de Adolf Hitler se vio obligado a abandonar Berlín, debido a su ascendencia judía. Estuvo en París, Francia y luego se trasladó a Estados Unidos, donde desarrolló una brillante carrera.

Escribió 60 guiones y dirigió 26 películas; entre ellas, Días sin huella, Sabrina, El apartamento, El crepúsculo de los dioses, Irma la dulce, Con faldas y a lo loco y La tentación vive arriba. Billy Wilder ganó siete Oscar tras 21 nominaciones.

“Me gustaría morir a los 104 años, completamente sano, asesinado por un marido que me acabara de pillar, in fraganti, con su joven esposa”.

"Un flirteo es un romance a ritmo acelerado. Un romance es un flirteo a ritmo lento”.

“Si quieres decirle a la gente la verdad, sé divertido o te matarán”.

“Ninguna buena acción queda sin castigo”.

“No voy a la iglesia. Arrodillarme me hace bolsas en los pantalones”.

“Un húngaro es alguien que entra contigo en una puerta giratoria y sale antes que tú".

"El exilio no fue idea mía, sino de Hitler".

“Un director tiene que ser policía, comadrona, psicoanalista, adulador y bastardo"

“Lo más importante es tener un buen guión. Los cineastas no son alquimistas. No se pueden convertir los excrementos de gallina en chocolate".

“He hecho películas que a mí me hubiera gustado ver. Y yo sólo quiero ver películas que me entretengan".

“Confía en tu propio instinto. Los errores pueden ser tuyos en lugar de los de alguien más”.

“Una vez me preguntaron: ¿Es importante que un director sepa escribir? Yo respondí: No, pero sí es útil que sepa leer".

“No es verdad que todos mis colaboradores forzosamente acaben dándose a la bebida. Algunos también se suicidan. ¡Yo no tengo infartos, los provoco!”

"Es aburrido ver a alguien entrar en una casa por la puerta. Es mucho más interesante cuando alguien entra por la ventana".

"No tengo tiempo para considerarme un inmortal del arte. Hago películas sólo para entretener a la gente y las hago tan honradamente como puedo".

“Tengo diez mandamientos. Los nueve primeros dicen: ¡no debes aburrir! El décimo dice: tienes que tener derecho al montaje final de la película”.

“Creen que la lentitud y la solemnidad son sinónimos de profundidad".

“Pienso rodar algunas escenas fuera de foco... Quiero ganarme el Oscar a la mejor película extranjera”.

“Sobre Ingmar Bergman debo decir que los críticos no tienen ni idea de lo que está diciendo, pero, pese a todo, les chifla... Existe una asociación internacional de ese tipo de críticos, capaces de extasiarse ante el asno muerto de Cocteau envuelto con telas encima de un piano".

“Me aburro si hago siempre lo mismo. Admiro a Hitchcock; pero no podría trabajar como él, porque siempre hacía la misma película”.

"Comprendo sin dificultad por qué Godard ha podido por sí sólo exterminar varias empresas productoras".

“Antonioni seguro que es un gran director, un gran artista. Pero en lo que a mí se refiere, soy incapaz de mantenerme despierto".

“Sobre la impuntualidad de Marilyn debo decir que tengo una vieja tía en Viena que estaría en el plató cada mañana a las seis y sería capaz de recitar los diálogos incluso al revés. Pero, ¿quién querría verla? Además, mientras esperamos a Marilyn Monroe todo el equipo, no perdemos totalmente el tiempo. Yo, sin ir más lejos, tuve la oportunidad de leer Guerra y paz y Los miserables".

“Marilyn Monroe era de carne,y se fotografiaba de carne. Tenías la impresión de que bastaba con alargar la mano para poder tocarla".

“Existen más libros sobre Marilyn Monroe que sobre la II Guerra Mundial. Hay una cierta semejanza entre las dos: era el infierno, pero valía la pena".

“Me han preguntado si volveré a trabajar con Marilyn Monroe, y tengo una respuesta clara. Lo he discutido con mi médico, mi psiquiatra y mi contable, y todos me han dicho que soy demasiado viejo y demasiado rico para someterme de nuevo a una prueba semejante".

“Marilyn no necesita lecciones de interpretación; lo que necesita es ir al colegio Omega, en Suiza, donde dan cursos de puntualidad superior".

“Los productores, excepto los grandes, son aquéllos que, como no sabían escribir, no sabían dirigir, no sabían actuar, no sabían componer..., acaban por estar a la cabeza de todo".

“Trabajar en el cine era vergonzoso, era lo más despreciable. Gracias a Dios se inventó la televisión”.

“Si hay algo que odie más que el que no me tomen en serio es que me tomen demasiado en serio".

“Normalmente, cuando te encuentras con una persona que parece insignificante y que no llama la atención se dice: detrás de esa fachada, hay más de lo que parece. En mi caso sucede lo contrario: detrás de mi apariencia hay menos de lo que parece".

“Soy escritor, pero no nadie es perfecto” (el epitafio escrito en su lápida).

Patricia Rodón

Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|17:47
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|17:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo hizo una vez más, Rodón: Excelente su compilado.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic